Menú

El élder Gilbert explica por qué el Sistema Educativo de la Iglesia debe tener el valor de ser diferente

El élder Clark G. Gilbert, comisionado de educación de la Iglesia, habla en la Semana de la Educación de BYU sobre por qué hay tantas BYUs

PROVO, Utah — Como introducción a sus comentarios durante una presentación en la Semana de la Educación de BYU, el élder Clark G. Gilbert mostró un video antiguo de “Candid Camera”, una serie de televisión de cámara oculta.

En el clip, tres o cuatro actores de “Candid Camera” entran en un ascensor con una persona sola y miran hacia la parte trasera del ascensor en lugar de mirar hacia las puertas. Los actores realizan la broma varias veces con diferentes usuarios desprevenidos. Inevitablemente, el individuo gira torpemente para mirar hacia atrás en el ascensor como los demás.

El élder Gilbert, Setenta Autoridad General y comisionado de educación de la Iglesia, comparó la experiencia del usuario del ascensor con el Sistema Educativo de la Iglesia.

“Pedimos a nuestras universidades que sean diferentes del mundo y entre sí”, explicó el élder Gilbert, o que se mantengan solos a pesar de las presiones para “mirar hacia el lado equivocado en el ascensor”.

El élder Clark G. Gilbert, Setenta Autoridad General de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y comisionado de educación de la Iglesia, habla durante un devocional de BYU en el Marriott Center en Provo el martes, 8 de febrero de 2022. | Kristin Murphy, Deseret News

La Iglesia hace una gran inversión en la educación, dijo y citó al élder David A. Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles, quien destacó en su discurso ante el National Press Club cómo la educación es un principio fundamental de la fe de los Santos de los Últimos Días.

“Damos una atención, energía y recursos significativos a la educación de nuestros jóvenes. Toda la educación secular y espiritual se encuentra bajo el paraguas de nuestro Sistema Educativo de la Iglesia, y casi un millón de estudiantes están inscritos”, dijo el élder Bednar.

¿Por qué la Iglesia invierte tanto tiempo, energía, dinero y capital humano en cada una de las escuelas dentro del Sistema Educativo de la Iglesia y por qué hay diferentes instituciones en lugar de solo la Universidad Brigham Young? preguntó el élder Gilbert.

Cada escuela tiene la misma visión: Desarrollar discípulos de Jesucristo que sean líderes en sus hogares, la Iglesia y en sus comunidades. “No importa lo que hagamos, no importa cuál sea la institución, por eso la Iglesia invierte en estas instituciones”, dijo el élder Gilbert.

Luego destacó brevemente cada institución bajo el paraguas del Sistema Educativo de la Iglesia y sus diferentes roles dentro del sistema.

HISTORIA RELACIONADA
Por qué el Sistema Educativo de la Iglesia necesita más instituciones además de BYU

BYU: La embajadora educativa

La Universidad Brigham Young en Provo, Utah, alberga y reúne a personas de todo el mundo — tanto dentro como fuera de la Iglesia — y es una embajadora de toda la Iglesia y de todo el Sistema Educativo de la Iglesia. “Y lo hace de una manera que ninguna de las otras escuelas lo puede hacer”, dijo el élder Gilbert.

BYU es la insignia más reconocible fuera de la Iglesia, con programas de posgrado de primer nivel, programas atléticos de la NCAA y un énfasis en becas e investigación.

El élder Gilbert se refirió a un artículo que se publicará en breve en la revista Deseret Magazine que presenta a varios líderes religiosos nacionales, como el rabino Dr. Ari Berman, presidente de la Universidad Yeshiva; el Dr. Peter Kilpatrick, presidente de la Universidad Católica; y Montse Alvarado, directora de operaciones del Fondo Becket para la Libertad Religiosa.

Estas personas probablemente no vendrían a ninguna otra institución dentro del establo de CES, pero vendrán a BYU, dijo el élder Gilbert. “Este es el papel distintivo de BYU”.

Como embajadora, se le pide a BYU que esté en el mundo, pero no sea parte de él. “Hay tremendas presiones sobre BYU para que se dé la vuelta y mire hacia el lado equivocado en el ascensor” o para que sea como otras instituciones de educación superior, dijo el élder Gilbert.

El presidente de BYU, Kevin J Worthen (en inglés), ha enseñado que para que BYU logre su destino profético, debe hacer las cosas de manera diferente a otras universidades. Debe ser única.

Como ejemplo, el élder Gilbert citó la iniciativa reciente en BYU para crear una mayor pertenencia para las diferentes razas. “Absolutamente”, estuvo de acuerdo el élder Gilbert, “pero imitar… al mundo no es la manera de hacerlo. Los programas DEI (diversidad, equidad e inclusión) (en inglés) en el mundo no son la forma en que BYU debería hacerlo. Debemos encontrar un enfoque centrado en el evangelio. Deberíamos ser mejores de lo que somos ahora, y deberíamos ser una luz para el mundo, pero no replicar el mundo”.

BYU–Idaho: La educadora

Los graduados sonrieron durante la convocatoria de la Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida en BYU–Idaho durante la graduación de julio de 2022. | Michael Lewis, BYU-Idaho

BYU–Idaho es la única institución en el sistema que tiene un trabajo: enseñar a las personas en el campus de la manera más efectiva y eficiente posible.

Desde su transformación de una universidad de dos años a una universidad de cuatro años, la matrícula de BYU–Idaho ha crecido a aproximadamente el 90 % o más de la de BYU. De crecer de 15 000 a 35 000 estudiantes, el costo para la Iglesia no ha subido por encima de los aumentos por inflación, informó el élder Gilbert. 

Como vicepresidente académico asociado hace varios años, una de las asignaciones del élder Gilbert fue construir el modelo financiero para hacer crecer la universidad. El entonces presidente de BYU-Idaho, Kim B. Clark, le dijo que no podía tocar el tamaño de las clases. “BYU–Idaho tiene que brindar una gran enseñanza, y para que sea una gran enseñanza, debe conocer a sus alumnos”, explicó el élder Gilbert. Hoy, BYU–Idaho todavía tiene un tamaño de clase promedio de 31 estudiantes, aproximadamente un tercio del tamaño de otras universidades públicas.

¿Cómo pudieron brindar una experiencia de calidad a más estudiantes sin aumentar el costo para la Iglesia? preguntó el élder Gilbert. A través de varias innovaciones exclusivas de BYU–Idaho: el sistema de tres pistas que permite el uso eficiente del espacio; la entrega del plan de estudios en línea (alrededor del 25% se entrega en línea); el enfoque en títulos de pregrado sin investigación o títulos de posgrado; la falta de programas deportivos; y profesores que solo tienen un trabajo: enseñar.

HISTORIA RELACIONADA
Vigésimo aniversario de BYU–Idaho: Un enfoque para educar a los discípulos

“Irónicamente, si bien lo que hace es increíblemente simple, [BYU–Idaho] no tiene igual en la educación superior. No hay ninguna otra universidad que yo haya visto que haya desactivado inequívocamente la investigación, que haya eliminado inequívocamente todos los programas de posgrado, que haya dicho inequívocamente, ‘Nuestra facultad está aquí para un propósito y sólo para un propósito: enseñar y formar estudiantes’. Es increíble”, dijo el élder Gilbert.

BYU-Hawái: La piedra angular de Asia/Pacífico

El campus de BYU Hawái y los estudiantes. | Cortesía de BYU-Hawái

El presidente de la Iglesia, David O. McKay, decretó proféticamente que BYU–Hawái serviría a los estudiantes de toda Asia y la cuenca del Pacífico. Hoy en día, aproximadamente 100 países están representados en el alumnado de BYU-Hawái, dijo el élder Gilbert.

Y por primera vez en su historia, la escuela está dirigida por un hijo nativo de Hawái, el presidente John S.K. Kauwe III (en inglés). Desde que comenzó su servicio en 2020, la inscripción de estudiantes de BYU–Hawái del área objetivo ha aumentado del 51 % en el otoño de 2021 a un 63 % proyectado para este otoño. “El presidente Kauwe está moviendo a BYU–Hawái a su papel único”, dijo el élder Gilbert.

Si un estudiante de South Jordan, Utah, se ajusta al perfil de la universidad o está buscando trabajar, estudiar y vivir en un entorno multinacional, él o ella podría ser una buena opción para la universidad. “Pero si está buscando un lugar divertido para ir a la playa los martes, no queremos usar el diezmo de la Iglesia para subsidiarlo”, dijo el élder Gilbert.

Ensign College: Proveedor de planes de estudio aplicados

Un hombre sale del edificio del campus del Ensign College, anteriormente LDS Business College, en Salt Lake City el martes, 1 de septiembre de 2020. | Scott G Winterton, Deseret News

El propósito del Ensign College es brindar suficiente educación a los estudiantes para obtener su primer trabajo y comprender cómo obtener su segundo trabajo. Entonces todo el plan de estudios es aplicado o práctico. 

“Eso es lo que hacen, y lo hacen excepcionalmente bien”, dijo el élder Gilbert.

El Ensign College ofrece certificados que se pueden obtener en dos semestres, títulos de asociado que se pueden obtener en dos años y una cantidad limitada de títulos de licenciatura en ciencias aplicadas.

“Se supone que conseguirán un trabajo después de que reciban su certificado o después de un [título] de asociado, de modo que si la vida se interpone en el camino — y les sucede a muchos estudiantes — no se quedan diciendo ‘Tengo 60 créditos y no puedo trabajar’”, explicó el élder Gilbert, y agregó que no importa qué tan lejos hayan llegado, los estudiantes pueden decir: “Mis perspectivas laborales son mejores”.

BYU–Pathway: Proveedora de acceso

Stella y Fabio con sus dos hijos, Ethan y Eduarda, en su casa de Saratoga Springs, Utah. | Intellectual Reserve, Inc.

En la reciente toma de posesión del presidente de BYU–Pathway, Brian Ashton, el élder Jeffrey R. Holland, miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles que sirve como presidente del Comité Ejecutivo de la Junta de Educación de la Iglesia, dijo, “Considero que la creación de BYU–Pathway Worldwide es el desarrollo más importante y de mayor alcance en el Sistema Educativo de esta Iglesia desde la creación de Seminarios e Institutos de Religión hace más de un siglo”.

Las personas que nunca tuvieron acceso pueden obtener una educación espiritual de alta calidad gracias a BYU-Pathway Worldwide, sin importar en qué parte del mundo se encuentren, dijo el élder Gilbert. Ha crecido para atender a más estudiantes que BYU y BYU–Idaho juntas.

Un desarrollo reciente para hacer que BYU–Pathway sea aún más asequible a nivel internacional en lugares como África, dijo, fue trasladar la instrucción internacional a Filipinas. Los maestros filipinos deben tener una licenciatura, recibir capacitación y cumplir con otras normas de calidad, pero han descubierto que los resultados de los estudiantes y las evaluaciones del curso son idénticos o mejores.

¿Por qué Filipinas? Tiene una gran población de Santos de los Últimos Días (alrededor de 850 000 miembros), habla inglés, tiene una base educativa alta, hubo un apoyo tremendo de la presidencia de área, un entorno regulatorio sólido para la subcontratación y es financieramente estable, explicó el élder Gilbert.

“BYU–Pathway puede crecer para llenar la Iglesia y multiplicar la matrícula actual, y los costos del diezmo no crecerán”. 

Seminarios e Institutos: El ancla espiritual

El élder Gilbert explicó que durante varios años, la asistencia al instituto ha ido disminuyendo, por lo que recientemente lanzaron la iniciativa Innovar Instituto para ayudar a satisfacer mejor las necesidades de los jóvenes adultos.

El propósito central de Instituto sigue siendo crear una conexión personal y una conversión con el Padre Celestial y Jesucristo, dijo el élder Gilbert, pero las cuatro áreas de impacto son:

  • Relevancia: Los jóvenes adultos quieren encontrar respuestas a sus preguntas y hablar sobre los problemas que enfrentan. 
  • Pertenencia y propósito: Los jóvenes adultos quieren sentirse bienvenidos, seguros e incluidos y tener un sentido de comunidad.
  • Accesibilidad: Quieren cursos que se ajusten a sus horarios.
  • Conversión: Los jóvenes adultos quieren sentirse conectados con el Padre Celestial, Jesucristo, entre ellos, con su instructor y con el programa.
HISTORIA RELACIONADA
Innovar Instituto: Lo que Instituto está haciendo para acercarse más a los jóvenes adultos de todo el mundo

En respuesta, el instituto comenzó a crear un plan de estudios más relevante y dejó de tratar el instituto como un curso universitario con lectura obligatoria, asistencia obligatoria y una calificación, a menos que el estudiante quiera transferir créditos a BYU. “Pero el enfoque principal es reunirse y ser edificados espiritualmente”. También cambiaron los horarios y la disponibilidad de los cursos.

El élder Gilbert dijo que este último año experimentaron un aumento alentador en las inscripciones.

Los asistentes de la Semana de la Educación de BYU caminan por el edificio Tanner en Provo, Utah, el lunes, 15 de agosto de 2022.  | Brooklynn Jarvis Kelson, BYU

Valor para ser diferente

Cada institución está haciendo algo diferente para bendecir a una Iglesia mundial, dijo el élder Gilbert. Cada institución tiene un propósito diferente y un encargo del liderazgo de la Iglesia de ser diferente.

Citó al poeta Robert Frost: “Dos caminos se bifurcaban en un bosque amarillo Y apenado por no poder tomar los dos. ... Tomé el menos transitado, y eso hizo toda la diferencia”.

En conclusión, el élder Gilbert declaró, “En el Sistema Educativo de la Iglesia, nuestras escuelas deben tener el valor de ser diferentes — diferentes del mundo y, curiosamente, diferentes entre sí”.

El Señor está usando la educación en el gran recogimiento de Israel que se lleva a cabo hoy en la Iglesia, dijo el élder Gilbert. “Él está preparando al mundo para Su regreso, y el Sistema Educativo de la Iglesia es uno de los muchos recursos que utilizará en ese esfuerzo”.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.

Se donaron USD$10.4 millones de dólares a través de las máquinas de donativos ubicadas en 61 lugares en siete países.

La carta del 29 de febrero también da instrucciones de que sólo se lleve a cabo la reunión sacramental el Domingo de Pascua de Resurrección.

Los miembros de la presidencia general de la Sociedad de Socorro comparten su entusiasmo por el próximo evento que celebrará el aniversario — y el propósito — de la Sociedad de Socorro.

El Templo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Manhattan, Nueva York, cerrará el 2 de marzo de 2024 para una extensa renovación que se espera que demore tres años.

Estas nuevos presidentes y directoras de obreras de templo han sido llamadas a prestar servicio por la Primera Presidencia. Comenzarán su servicio en septiembre o cuando se dediquen los nuevos templos.

Vea todo lo que sucederá en línea y en persona en RootsTech 2024, la conferencia de historia familiar más grande del mundo.