Menú

Cómo los restauradores de arte preservaron los murales del Templo de Manti, Utah

Los restauradores de arte pasaron meses trabajando meticulosamente para limpiar y reparar los murales de la sala de instrucción

MANTI, Utah — Un equipo de restauradores de arte pasó cuatro meses en las salas del Templo de Manti, Utah, para ayudar a limpiar y, cuando fuera necesario, reparar los murales de la histórica casa del Señor.

Es “un proceso muy meticuloso, muy cuidadoso y muy detallado, literalmente centímetro a centímetro”, dijo Emily Utt, curadora de los sitios históricos de la Iglesia, durante las entrevistas del día de la prensa del Templo de Manti, Utah, en marzo. El equipo de Preservación y Recuperación de Obras Maestras de Arte, o PARMA Conservation, en Chicago, Illinois, eliminó acabados de barniz que habían acumulado suciedad y polvo y también intentos previos de reparación.

El Templo de Manti, Utah de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fue rededicado el domingo, 21 de abril, después de estar cerrado durante más de dos años por renovaciones. La Casa del Señor se dedicó originalmente en 1888. Se ha ampliado varias veces a lo largo de los años y se rededicó en 1985 después de una extensa ampliación y renovación. En ese momento, se renovaron las salas de ordenanzas, se agregó un ascensor al este del salón celestial, se agregó una entrada separada al baptisterio y las salas que rodean la pila se convirtieron en salas de sellamiento.

La reciente renovación incluyó obras para detener la filtración de agua en el muro este mediante la excavación hasta los cimientos e impermeabilización del área. Otras mejoras incluyeron la creación de una salida para novias y un lugar para que se reúnan los grupos de bodas, una nueva sala de espera para matrimonios, actualizaciones de sistemas mecánicos e instalación de proyectores y pantallas para la presentación audiovisual de la investidura.

HISTORIA RELACIONADA
El presidente Nelson, en una visita sorpresa, rededica el histórico Templo de Manti, Utah
Emiline Twitchell, conservator for the Church History Department of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, reviews preservation plans with renovation workers on November 5, 2021.
Emiline Twitchell, restauradora del Departamento de Historia de la Iglesia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, revisa los planes de preservación con los trabajadores de renovación el 5 de noviembre de 2021. Los planes eran preservar el mural de la sala de la creación pintado por C.C.A. Christensen, el mural más antiguo existente en los templos de la Iglesia. Twitchell colaboró con un equipo externo de conservadores para preservar los murales. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints

“Necesitábamos cuidar los murales”, dijo Emiline Twitchell, restauradora del Departamento de Historia de la Iglesia sobre el proyecto de la Iglesia de Jesucristo, en un informe publicado en ChurchofJesusChrist.org (en inglés) el 21 de abril. “Prolongar la vida útil de estos murales significa preservar un punto de entrada simbólico a nuevas comprensiones de nuestra adoración en el templo, teología y relación con lo divino”.

Los desafíos del equipo de PARMA incluyeron eliminar el tipo incorrecto de capa transparente que se aplicó hace décadas y que se había adherido químicamente a la pintura subyacente.

“Tuvimos que hacer muchas pruebas para ver qué tipos de solventes eliminarían la capa de barniz, que se estaba endureciendo, agrietando y decolorando la pintura. Es realmente difícil de revertir”, dijo Twitchell.

Conservator Peter Schoenmann removes hardened varnish on the creation scene in the Manti Utah Temple, by artist C.C.A. Christensen. The conservator team devised a removal method for the varnish that would not harm the original paint.
El preservador Peter Schoenmann quita el barniz endurecido en la escena de la creación en el Templo de Manti, Utah, por el artista C.C.A. Christensen. El equipo de restauradores ideó un método de eliminación del barniz que no dañaría la pintura original. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints

Los restauradores estimaron que la posibilidad de revertir los daños era casi imposible.

“Estaba en un punto en el que nadie habría podido quitarlo del todo”, dijo Elizabeth Kendall, propietaria y codirectora de PARMA Conservation. “Entonces, los murales habrían quedado pegados tal como están y nadie habría podido llegar al original”.

En la investidura del templo, los miembros de la Iglesia aprenden más sobre el plan de salvación y hacen varios convenios sagrados. Se presentan eventos que forman parte del plan de salvación, como la Creación del mundo, la Caída de Adán y Eva, la Expiación de Jesucristo, la Apostasía y la Restauración.

En el Templo de Manti, Utah, de 6949 m², los miembros caminan a través de una serie de salas durante la investidura y en cada sala se pintaron murales en las paredes para ayudar a ilustrar lo que se enseña en la sala. (En otros templos, según el diseño, las personas pueden permanecer en el mismo salón para recibir las instrucciones de investidura o cambiar de salón una vez).

HISTORIAS RELACIONADAS
El Templo de Manti Utah es un tributo al sacrificio y compromiso de los pioneros
El Templo de Manti, Utah, renovado y actualizado, abre sus puertas en preparación para su rededicación

Sala de la creación

An instruction room in the Manti Utah Temple.
Una vista de la parte trasera de las salas de instrucción del Templo de Manti, Utah. También se la conoce como la “sala de la creación” por las representaciones de los murales. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints

Los murales de la sala de la creación son los únicos que datan del siglo XIX y son originales del templo. C.C.A. Christensen, originario de Dinamarca, representó la creación mostrando los diferentes períodos, incluyendo la división del agua y la tierra, las plantas y los animales. Los murales están pintados sobre las paredes de yeso.

Christensen estudió pintura en la Real Academia Danesa de Bellas Artes. Se unió a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Dinamarca y luego vino al oeste. Más tarde enseñó arte y danés en Snow College.

“Tenía que visualizar y conceptualizar algo sobre lo que sólo se había leído”, dijo Utt sobre los murales que se terminaron en 1886. También aprovechó los últimos descubrimientos del mundo, que incluían fósiles y huesos de dinosaurios.

Parte de su inspiración para el diseño de algunas de las criaturas de los murales proviene de “El mundo antes del diluvio” de Louis Figuier, un libro que explora el descubrimiento de los dinosaurios en relación con lo que se sabía en ese momento.

During the renovation of the Manti Utah Temple, the 140-year-old mural (the oldest existing mural in Church temples), painted by C.C.A. Christensen, has cracks in the plaster repaired.
Durante la renovación del Templo de Manti Utah, el mural de 140 años de antigüedad (el mural más antiguo existente en los templos de la Iglesia), pintado por C.C.A. Christensen, tiene las grietas del yeso. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints

“Él está tomando lo mejor de su experiencia personal con la fe y combinándolo con los últimos descubrimientos, estudios y análisis científicos y creando una descripción de la creación del mundo que es completamente nueva e inusual”, dijo Utt.

Fue en esta sala donde los restauradores pasaron la mayor parte de su tiempo, limpiando y reparando los murales centímetro a centímetro, dijo Utt.

Utt dijo que el equipo limpió más de “130 años de mugre”. Allí pudo ver cómo su habilidad como artista “volvía a la vida”.

Para los restauradores, la sala de la creación fue el mayor desafío “porque tenía todas las capas de restauraciones anteriores”, señaló Kendall.

“Encontramos al menos cuatro tipos diferentes de capas de pintura, así como un revestimiento que es muy difícil de quitar. Era un artista excepcional y la gente no lo vio hasta que quitamos todas las demás restauraciones que habían ocurrido a lo largo de las décadas”.

Para Utt, “la mayor satisfacción de este proyecto fue conocer a C.C.A. Christensen de una manera que nunca había podido”. Durante el recorrido del 11 de marzo, señaló un pequeño pájaro en un árbol que había quedado al descubierto durante la meticulosa limpieza.

Sala del jardín

Una sala de ordenanzas dentro del Templo de Manti, Utah. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints
A photo of artist Joseph Everett, who was commissioned by The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints to paint a Garden of Eden scene in the Manti Utah Temple in the early 1940s.
Una fotografía del artista Joseph Everett, a quien la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días le encargó pintar una escena del Jardín del Edén en el Templo de Manti, Utah, a principios de la década de 1940. Everett murió repentinamente mientras trabajaba en el mural. Robert L. Shepherd lo terminó con el estilo de Everett y eligió los colores. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints

Los murales originales de la sala del jardín, que representan el Jardín del Edén, también fueron pintados en las paredes de yeso por Danquart “Dan” Anthon Weggeland.

“Pero el yeso se estropeó con el paso de los años y, en la década de 1930, se retiró su mural”, explica Utt. Las paredes quedaron en blanco durante un tiempo hasta que en la década de 1940 se encargaron nuevos murales para la sala, esta vez sobre lienzos aplicados a las paredes.

Joseph Everett comenzó los nuevos murales y terminó la pared frontal, pero luego falleció. Robert L. Shepherd, quien hizo el arte en el baptisterio, completó los murales usando un estilo y una paleta de colores similares.

Everett y Shepherd fueron “dos grandes artistas murales de la Iglesia en ese período”, dijo Utt.

Peter Schoenmann, codirector de PARMA Conservation, señaló en ChurchofJesusChrist.org (en inglés) que el lienzo de lona en las paredes también presentó desafíos.

“La pared de yeso es la que se agrieta”, dijo Schoenmann. “Luego se transpone y transfiere al lienzo y el lienzo se parte. Tenemos que ser quirúrgicos en todo lo que hacemos para que la reparación de una grieta parezca invisible o desaparezca”.

Para reparar las grietas, dijo Kendall: “Usamos pinceles diminutos, incluso en grietas grandes. … Sólo pintamos exactamente donde está la grieta”.

Sala del mundo

Una sala de ordenanzas dentro del Templo de Manti, Utah. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints

A la artista Minerva Teichert se le encargó crear murales para la sala del mundo después de que se reemplazó el yeso en 1946. Hizo la pintura en 23 días hábiles a lo largo de abril y mayo de 1947 — mientras el templo aún estaba en funcionamiento, haciendo una pausa cuando las sesiones empezaban.

“Ella es otro ejemplo de otro Santo de los Últimos Días que consagró su tiempo y sus talentos a la casa del Señor”, dijo la presidenta general de la Sociedad de Socorro, Camille N. Johnson, durante el día de los recorridos de los medios de comunicación.

Al fondo de la sala hay una representación de la Torre de Babel y la dispersión del pueblo. Al recorrer el mural, se ve la representación del recogimiento.

“Y de eso se trata realmente, ya que hemos ascendido desde la caída y estamos en el camino de regreso a nuestro hogar celestial”, dijo la presidenta Johnson.

A photo of renowned artist Minerva Teichert, who was the first woman commissioned by The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints to paint a 4,000-square-foot mural inside the Manti Utah Temple in the mid-1940s with the help of an assistant.
Una fotografía de la reconocida artista Minerva Teichert, quien fue la primera mujer a quien la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días le encargó pintar un mural de 372 m² dentro del Templo de Manti, Utah, a mediados de la década de 1940, con la ayuda de un asistente. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints

Un lado de la sala representa las historias de las Escrituras sobre la partida de Abraham, Saríah y Lot con sus ovejas detrás de ellos, la venta de José a Egipto y Moisés recibiendo los Diez Mandamientos, y también los peregrinos que viajaban en el mar con la Biblia. El otro lado incluye personas que representan muchas naciones y culturas, incluyendo Cristóbal Colón preparándose para zarpar. A lo largo de la pared, en primer plano, hay personas en la sombra que piden ayuda.

“Es un gran espectáculo, 120 personas marchando en un gran desfile... cada uno de los cuales requiere atención infinita”, citó la presidenta Johnson a Teichert sobre los murales.

Al frente de la sala hay un jefe nativo americano, mirando la sala con los brazos extendidos, dando la bienvenida a Sion, y sobre él hay una vista aérea de Manti, con las tierras de cultivo y el templo en la colina. El jefe es el único mirando hacia la sala.

The world room, painted by renowned artist Minerva Teichert in the Manti Utah Temple, is one of four areas The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints commissioned for restoration during the temple's renovation.
La sala del mundo, pintada por la reconocida artista Minerva Teichert en el Templo de Manti, Utah, es una de las cuatro áreas que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días encargó para su restauración durante la renovación del templo. Un equipo de restauradores eliminó años de barniz amarillento y décadas de pintura para revelar la intención del artista original. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints

Para Utt, es un recordatorio de que “el único lugar donde encontraremos paz es cuando venimos a Él” y todos están invitados a venir.

La presidenta Johnson dijo: “Las figuras pintadas de Minerva Teichert requerían una atención infinita por parte de un artista. Cada uno de nosotros requiere una atención infinita e íntima, que nos brinda Jesucristo, el Buen Pastor y el Cordero de Dios. Por eso hoy celebramos la casa abierta de un lugar santo, la casa del Señor aquí en Manti”.

Kendall dijo que el mural del mundo estaba en tan buenas condiciones que sólo hubo que hacer una limpieza. Pero debido al gran tamaño de las pinturas murales, se necesitó mucha limpieza, dijo ella.

Baptisterio

El baptisterio dentro del Templo de Manti, Utah. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints

Shepherd, quien terminó la sala del jardín, hizo los murales en el baptisterio, que incluyen representaciones del bautismo de Jesús, el bautismo de José Smith y Oliver Cowdery y los bautismos del antiguo mundo. Durante la renovación de 1982 se agregaron cuatro paneles de Escrituras.

El yeso se estaba separando de las paredes y dañando la lona, dijo Utt. Los murales fueron retirados cuidadosamente y enviados para su preservación a Chicago, donde el equipo de PARMA Conservation los limpió y reparó. Se volvieron a enyesar las paredes y se reinstalaron las obras de arte.

En el baptisterio es donde los Santos de los Últimos Días realizan bautismos vicarios por los antepasados que no fueron bautizados previamente.

A mural painted by C.C.A. Christensen nearly 140 years ago gets refurbished inside the Manti Utah Temple on Nov. 5, 2021. The Church of Jesus Christ commissioned a team of conservators to preserve four murals, including artist Minerva Teichert's 4,000-square-foot world room painting.
Un mural pintado por C.C.A. Christensen hace casi 140 años es renovado dentro del Templo de Manti, Utah, el 5 de noviembre de 2021. La Iglesia de Jesucristo encargó a un equipo de restauradores la conservación de cuatro murales, incluyendo la pintura de la sala del mundo de 372 m² de la artista Minerva Teichert. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints

Preservando para generaciones

Tanto Kendall como Schoenmann dijeron que fue un privilegio trabajar en los murales del templo.

Kendall dijo: “Hemos descubierto algo que ha estado cubierto durante décadas y décadas”.

Schoenmann dijo: “Estos murales tienen un propósito para los Santos de los Últimos Días. Esperamos que se mantengan preservados durante muchas, muchas generaciones más. … Nos sentimos privilegiados de haberlos visto y haber cuidado de ellos”.

HISTORIA RELACIONADA
Video: Un ‘hermoso recordatorio’ en el Templo de Manti, Utah, del ‘Cordero de Dios’
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.