Menú

Una iniciativa de invernaderos en Bosnia y Herzegovina permite a las familias ser autosuficientes

La Iglesia y Muslim Aid construyen 2720 invernaderos y ayudan a aumentar la independencia y el empleo

A través de su invernadero, Elkaz Hussein y su esposa se ganan la vida vendiendo sus excedentes de pimientos y tomates. Este año esperan ganar más dinero plantando fresas.

Hussein anteriormente tuvo dificultades para encontrar trabajo en Bosnia y Herzegovina debido a su estatus de refugiado y su lucha contra una enfermedad mental. Pero ahora disfruta de una mayor autosuficiencia gracias a su invernadero, dijo un informe de la Sala de Prensa de la Iglesia en el Área Europa Central.

La iniciativa de invernaderos entre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y Muslim Aid (en inglés) comenzó con 20 invernaderos en 2014. Ahora han cofinanciado 2720 invernaderos en Bosnia y Herzegovina.

Muslim Aid es una organización no gubernamental internacional basada en la fe que se esfuerza por ayudar a los pobres a superar el sufrimiento en países de África, Asia y Europa. Muslim Aid lleva 15 años en Bosnia y Herzegovina (en inglés).

Los tomates crecen en un invernadero en Bosnia y Herzegovina en enero de 2023. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y Muslim Aid comenzaron la iniciativa de brindar invernaderos y capacitación a las familias en 2014. | Muslim Aid

En 2014, la tasa de desempleo en el país llegó al 27%. La Iglesia consideró que sería más efectivo colaborar con Muslim Aid en un proyecto para aumentar el empleo a través de la autosuficiencia y el autoabastecimiento. Se decidieron por los invernaderos.

Los invernaderos protegen los cultivos del clima bosnio, triplicando así la duración de la temporada de crecimiento y duplicando la cosecha de las plantas que crecen en ellos. Esto multiplica las oportunidades existentes en la agricultura y permite a las familias alimentarse y vender los excedentes, informó Sala de Prensa.

Las familias reciben un equipo inicial que incluye el invernadero, el sistema de riego, las semillas y las plántulas para su primer año de producción. También reciben capacitación presencial de un ingeniero agrónomo calificado para la producción de frutas y hortalizas y un seguimiento periódico.

Gracias a estas medidas, el 90% de los invernaderos otorgados hace cinco años o más continúan funcionando.

Haris Alajbegovic tiene un invernadero y con él, la tranquilidad de que tendrá alimentos saludables para alimentar a su familia. “Eso no tiene precio”, dijo.

Haris Alajbegovic y sus dos hijos muestran su invernadero en Bosnia y Herzegovina en enero de 2023. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y Muslim Aid han estado trabajando juntos en la iniciativa de los invernaderos desde 2014. | Muslim Aid
HISTORIAS RELACIONADAS
La Iglesia publica ‘Los musulmanes y los Santos de los Últimos Días: Creencias, valores y estilos de vida’ para mejorar la comprensión entre las dos religiones
Cómo cabras y colmenas están ayudando a las personas en Jordania a ser autosuficientes
Lecciones aprendidas de la construcción de una granja de pollos en Malawi, África
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.