Menú

Cómo cabras y colmenas están ayudando a las personas en Jordania a ser autosuficientes

Syrian refugee Dohad Mohamad Alsholbi looks over his beehives in Madaba, Jordan, October 2021. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Syrian refugee Dohad Mohamad Alsholbi removes honeycomb from his beehives in Madaba, Jordan, October 2021. He received the bees and training from a self-reliance effort between Latter-day Saint Charities and al JAHUTH. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Syrian refugee Dohad Mohamad Alsholbi with three of his children in Madaba, Jordan, October 2021. He received bees and training from Latter-day Saint Charities and al JAHUTH and can provide for his family. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Salma Almrahlah ahora tiene comida para alimentarse, gracias a las cabras que recibió a través de un proyecto de Latter-day Saint Charities con Al JAHUTH. Se le muestra con sus cabras en Madaba, Jordania, en octubre de 2021. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Jordanian widow Hajar Abdullah Ali Daks breaks up old bread to feed to the goats she received from Latter-day Saint Charities and al JAHUTH. October 2021. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Jordanian widow Hajar Abdullah Ali Daks now earns an income from selling goat milk and cheese to neighbors. She received the goats from a collaboration between Latter-day Saint Charities and al JAHUTH. Madaba, Jordan, October 2021. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

El refugiado sirio Dohad Mohamad Alsholbi reconstruyó su vida después de mudarse a Jordania gracias a las colmenas.

“Cuando llegué por primera vez, la vida era muy difícil. Estaba muy deprimido”, dijo él.

Pero luego obtuvo abejas de una colaboración entre la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y la organización benéfica jordana Al JAHUTH. Alsholbi trabajó duro y obtuvo una nueva fuente de ingresos. En dos años, sus colmenas crecieron de dos a cuatro. Vendió miel y las ganancias lo ayudaron a mudarse a una casa y enviar a sus hijos a la escuela.

El refugiado sirio Dohad Mohamad Alsholbi con tres de sus hijos en Madaba, Jordania, en octubre de 2021. Recibió abejas y capacitación de Latter-day Saint Charities y Al JAHUTH y ahora puede mantener a su familia.
El refugiado sirio Dohad Mohamad Alsholbi con tres de sus hijos en Madaba, Jordania, en octubre de 2021. Recibió abejas y capacitación de Latter-day Saint Charities y Al JAHUTH y ahora puede mantener a su familia. | Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

“Descubrí que podría ser una buena fuente de ingresos, gracias a Dios”, dijo a la Sala de prensa de la Iglesia en el Medio Oriente (en inglés). “Estoy orgulloso de tener un ingreso, de tener una segunda oportunidad en la vida gracias a las abejas. Creo en el Señor, que Él está proveyendo para mis hijos. Él me está ayudando y tengo que seguir adelante para seguir alcanzando el éxito”.

Mientras tanto, la viuda jordana Hajar Abdullah Ali Daks recibió dos cabras del programa. Dos años más tarde, su rebaño aumentó a seis. Ella vende leche de cabra y queso a los vecinos para mantener a su familia. Ella pudo pagar el alquiler y enviar a sus hijos a la escuela.

Este esfuerzo comenzó en 2019. Latter-day Saint Charities, el brazo humanitario de la Iglesia, proporciona el financiamiento y Al JAHUTH compra las cabras y las abejas y organiza la capacitación de los beneficiarios. El objetivo es fomentar la autosuficiencia, porque las personas pueden usar los animales para obtener alimentos e ingresos.

La viuda jordana Hajar Abdullah Ali Daks ahora obtiene ingresos de la venta de leche y queso de cabra a sus vecinos. Ella recibió las cabras a través de una colaboración entre Latter-day Saint Charities y Al JAHUTH. Madaba, Jordania, octubre de 2021.
La viuda jordana Hajar Abdullah Ali Daks ahora obtiene ingresos de la venta de leche y queso de cabra a sus vecinos. Ella recibió las cabras a través de una colaboración entre Latter-day Saint Charities y Al JAHUTH. Madaba, Jordania, octubre de 2021. | Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Hasta ahora, 135 hogares con 931 niños han recibido cabras y 105 hogares con 766 niños han recibido colmenas.

Lea más sobre el proyecto en la Sala de prensa de la Iglesia en el Medio Oriente (en inglés).

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.