Menú

El presidente de BYU-Idaho comparte el ejemplo del presidente Kimball de persistir a pesar de los desafíos

‘A medida que seguimos adelante, confiando en el amor redentor de nuestro Salvador..., estaremos preparados para recibir todo lo que nuestro Padre Celestial tiene reservado para nosotros’, dijo el presidente de BYU-Idaho, Henry J. Eyring

Spencer W. Kimball — que luego se convertiría en presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días — tuvo una vida llena de pérdida y problemas de salud. En su juventud, contrajo fiebre tifoidea, sufrió parálisis facial y perdió a su madre y cuatro hermanas. Más tarde desarrolló cáncer de garganta, lo que provocó que le extirparan quirúrgicamente partes de sus cuerdas vocales.

“Sin embargo, esto no afectó su compromiso con el Señor”, compartió Henry J. Eyring, presidente de la Universidad Brigham Young Idaho.

En el primer devocional de BYU–Idaho del semestre de primavera, el presidente Eyring y su esposa, la hermana Kelly Eyring, hablaron en el BYU–Idaho Center en Rexburg, Idaho, el martes, 18 de abril. También invitaron a un miembro de la facultad y a un estudiante a ofrecer comentarios Los cuatro oradores testificaron que a pesar de los desafíos terrenales, un compromiso firme con Cristo ofrece esperanza.

Los estudiantes de BYU–Idaho levantan sus cuadernos y escrituras, ya sea en papel o electrónicos, al comienzo del primer devocional del semestre, en el I–Center en Rexburg, Idaho, el martes, 18 de abril. Esta tradición les permite a los estudiantes mostrarle al orador que están listos para ser enseñados. | Nicolette Muhlestein, BYU-Idaho

Seguir adelante con fe

El presidente Kimball y su esposa, la hermana Camilla Eyring Kimball, se casaron en 1917 en Pima, Arizona, y luego fueron al Templo de Salt Lake para sellarse. En 1943, el élder Kimball fue sostenido como miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles.

“Mudarse a Utah fue difícil para Camilla”, dijo el presidente Eyring. “Arizona había sido su único hogar y ella sufría una enfermedad. Pero estaban dedicados a servir al Señor”.

El presidente Kimball dijo más tarde, “Hemos visto lo sublime y hemos sufrido lo grotesco. Nuestra vida ha estado llena de diversión a pesar de todas las cosas tristes y serias”.

El presidente de la Iglesia, Harold B. Lee, falleció en 1973 y el presidente Kimball fue el siguiente en ser presidente de la Iglesia. Aunque la muerte del presidente Lee fue una sorpresa, el presidente Kimball “no obstante, estaba listo para liderar”, dijo el presidente Eyring.

“A medida que sigamos adelante, confiando en el amor redentor de nuestro Salvador y prestando atención al consejo de los profetas y apóstoles, estaremos preparados para recibir todo lo que nuestro Padre Celestial tiene reservado para nosotros”.

La persistencia del presidente y la hermana Kimball, dijo el presidente Eyring, ha bendecido tanto a la Iglesia como a sus individuos.

Greg Palmer, miembro de la facultad de BYU–Idaho, habla durante el primer devocional del semestre de primavera de 2023, en el I–Center en Rexburg, Idaho, el martes, 18 de abril de 2023. | Madeline Jex, BYU-Idaho

‘Dios puede obrar a través de ustedes’

El profesor de religión Greg Palmer (todos los anteriores en inglés), miembro de la facultad de BYU–Idaho desde hace mucho tiempo, dijo que el impacto del presidente Kimball se puede encontrar en Alma 37:6: “Por medio de cosas pequeñas y sencillas se realizan grandes cosas; y los pequeños medios confunden a los sabios”.

Palmer dijo que aunque los problemas de salud dejaron la voz del presidente Kimball como un susurro áspero, “aprendimos que Dios puede hablar, y hablar poderosamente, a través de esa voz. Parece que a Dios le encanta poder obrar y ayudar a los aparentemente ordinarios, a los aparentemente débiles y sencillos”.

Dios elige obrar “a través de pescadores, pastores y campesinos desconocidos”, dijo Palmer. Y “si lo permiten, Dios puede obrar a través de ustedes, de maneras que pueden sorprenderlos pero que ciertamente los emocionarán”. Él está preparando a Sus santos para que se involucren de maneras notables si “lo escuchan” (José Smith — Historia 1:17).

“Sé que no es una coincidencia que estén aquí”, dijo Palmer, “sino que es parte de un gran diseño divino, tanto para ustedes como para la Iglesia y el reino de Dios en estos últimos días”.

La hermana Kelly Eyring, esposa del presidente de BYU–Idaho, Henry J. Eyring, habla durante el primer devocional del semestre de primavera de 2023 en el I–Center en Rexburg, Idaho, el martes, 18 de abril de 2023. | Nicolette Muhlestein, BYU-Idaho

Las dos paradojas de un estudiante

Los que asisten a BYU–Idaho experimentarán dos paradojas este semestre, según la hermana Eyring. La primera se ve en el libro de Lewis Carroll “Alicia en el país de las maravillas”, cuando el Sombrerero Loco dice, “Es mucho más fácil tomar más que nada”.

“El Sombrerero Loco tenía razón”, dijo la hermana Eyring. “Alicia podría tener más ya que nada es cero, y cualquier cosa por encima de cero es más. Al igual que Alicia, aún no han experimentado nada este semestre. Empiezan sin nada, pero eso no significa que no puedan tener más”. Hacer más amistades, por ejemplo.

La segunda paradoja, dijo, se encuentra en Mateo 16:25: “Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá, y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará”.

Mientras los estudiantes continúan su educación este semestre, dijo la hermana Eyring, es posible que un obispo les pida que sirvan en su barrio o que un profesor les pida que ayuden a un compañero de clase. Al presidente Eyring, por ejemplo, se le pidió que sirviera en un obispado durante su programa de posgrado.

La hermana Eyring dijo, “Resultó que pudo estudiar y cumplir con su llamamiento. He tenido muchas oportunidades de probar esta paradoja y siempre trae consigo las mejores amistades, el mayor crecimiento y las mejores experiencias”.

Terminó con la esperanza de que “ustedes y yo busquemos la oportunidad de encontrar más y encontrarnos realmente a nosotros mismos al perdernos en este semestre. Sé que el Salvador es nuestro mejor maestro y ejemplo de esto”.

La estudiante de BYU–Idaho, Julia Vivas, habla durante el primer devocional del semestre de primavera de 2023 en el I–Center en Rexburg, Idaho, el martes, 18 de abril de 2023. | Nicolette Muhlestein, BYU-Idaho

Perseverar en este nuevo semestre

La estudiante de BYU–Idaho, Julia Vivas, conoció a su mejor amigo en la escuela preparatoria. Si bien Vivas era Santo de los Últimos Días, su amigo era agnóstico. “A pesar de estas diferencias”, relató Vivas, “respetamos las creencias y los trayectos personales de cada uno”.

Como misionera durante el inicio de la pandemia de COVID-19, Vivas comenzó a enseñarle el evangelio a su amigo desde lejos. Aunque el adversario se esforzó mucho en desviarlo, Vivas oró fervientemente para ayudarlo a desarrollar una relación con Dios. Su amigo siguió hablando con los misioneros, leyendo el Libro de Mormón y asistiendo a la Iglesia. Luego, 18 meses después de que Vivas regresara a casa de su misión, su amigo se bautizó.

La semana pasada, Vivas y su mejor amigo participaron juntos en bautismos vicarios en el templo. “La recompensa de verlo disfrutar de las bendiciones eternas del templo y el sacerdocio superó cualquier dificultad que enfrentamos en los años anteriores”, dijo Vivas.

Ella testificó que Cristo ofrece esperanza viva y citó Su promesa en Juan 16:33: “En el mundo tendréis aflicción; Pero confiad; yo he vencido al mundo”.

“Los invito a orar y pedirle a Dios qué deben hacer para perseverar en este nuevo semestre”, dijo Vivas. “Les prometo que vale la pena. Terminarán. Serás bendecidos por sus esfuerzos y encontrarán descanso”.

HISTORIAS RELACIONADAS
How a Primary song helped teach the benefits of nurturing
La doctrina de Cristo ofrece ‘poder para vencer’, dice el élder Peter M. Johnson a los estudiantes de BYU–Idaho
El élder Holland anuncia un nuevo presidente de BYU; el vicepresidente académico de la universidad asumirá el cargo como próximo líder
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.