Menú

Lea la bendición del élder Uchtdorf sobre las familias, la juventud y la comunidad de Hamilton en la oración rededicatoria del Templo de Hamilton

‘Que los miembros de Tu iglesia sientan Tu amor y que están envueltos en Tus brazos de misericordia’

A continuación, se encuentra el texto de la oración que el élder Dieter F. Uchtdorf del Cuórum de los Doce Apóstoles ofreció para rededicar el Templo de Hamilton Nueva Zelanda el domingo, 16 de octubre de 2022.

Oh Dios, Padre Eterno, nuestros humildes corazones están repletos de gratitud y amor por Ti en este sagrado y bendecido día de dedicación. Rogamos que Tu Santo Espíritu permanezca con nosotros durante la rededicación del Templo de Hamilton Nueva Zelanda. Nos regocijamos en este día de celebración y nuestro corazón rebosa en alabanzas a Ti.

Estamos agradecidos por Tu Amado Hijo Jesucristo y el evangelio restaurado. Te agradecemos por el profeta José Smith, por medio del cual revelaste los principios y prácticas del evangelio eterno, entre ellas las ordenanzas de Tu santa casa. Te damos gracias por nuestro querido profeta, el presidente Russell M. Nelson, bajo cuya dirección y en virtud de la autoridad del Sacerdocio de Melquisedec actuamos hoy.    

Reconocemos y damos gracias por las generaciones de fieles santos que nos han precedido en esta sagrada obra; por sus sacrificios, su valentía y su fe, y por todos quienes están edificando Tu obra y Tu reino en estos días; e invocamos una bendición para todos aquellos que hicieron posible este día de júbilo. 

El Templo de Hamilton Nueva Zelanda en una fotografía el 11 de octubre de 2022. | Kristin Murphy, Deseret News

Por favor, influye en la vida de las personas que viven en los alrededores de este santo edificio para que sus corazones se acerquen a Ti. Bendícelos con el deseo de buscar el mensaje del evangelio restaurado y de la Iglesia de Jesucristo.  

Oh Padre, Tu enviaste a Tu profeta Elías, para volver el corazón de los padres a los hijos y el corazón de los hijos a sus padres. Este sagrado templo abre las puertas de la eternidad para que se cumplan estos propósitos. 

Te rogamos que fortalezcas la vida de las familias y de las personas. Consuélalos y bendícelos según sus circunstancias particulares; haz que estén a la altura de los desafíos de esta generación. Bendícelos con valor, humildad y caridad; bendícelos con el deseo de convertir sus hogares y lugares de reunión en refugios de paz, espiritualidad, amor y unidad.

Amadísimo Padre, perdona nuestros muchos defectos; afianza nuestra fe y fortalécenos contra la debilidad. Danos poder para resistir los engaños del adversario. Que el amor por Ti y por Tu Hijo crezca en nuestro corazón y se manifieste en nuestro amor por Ti, por los demás y en el esfuerzo por siempre guardar Tus mandamientos.

Y ahora, actuando en virtud de la autoridad del sacerdocio sempiterno, y como Tus humildes siervos, dedicamos a Ti y a Tu Amado Hijo el Templo de Hamilton, Nueva Zelanda, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. En este momento histórico, incorporamos a esta oración dedicatoria todas las bendiciones y promesas invocadas durante la dedicación original por el presidente David McKay en 1958 (en inglés).

Dedicamos el terreno con toda su hermosa vegetación. Dedicamos todos los edificios e instalaciones ubicadas en esta propiedad y, el templo, desde sus cimientos hasta la punta de su aguja. Dedicamos la estructura del templo para que resista con firmeza las tormentas de la naturaleza y sea considerada con reverencia y respeto. El interior, el bautisterio, las salas de investidura, el salón celestial, las salas de sellamiento con sus altares sagrados y todos los otros componentes de este hermoso complejo edilicio.        

Acepta esta santa casa como un regalo de nuestros corazones y manos. Honra esta casa con Tu presencia. Que Tu Santo Espíritu more aquí siempre y lo puedan sentir todos los que vienen aquí a adorarte. Que un manto de santidad cubra este sagrado edificio. Que se levante como un faro de la verdad sempiterna y sea una luz que invite a venir a Ti. Por favor, protege este templo de cualquier daño o profanación. 

Que todos quienes entren aquí lo hagan dignamente [y] sella sobre ellos una investidura de rectitud que se convierta en una protección durante toda su vida. 

Bendice a la juventud de Tu iglesia para que lleguen a comprender la divinidad y eternidad de Tu obra. Que vengan con frecuencia a este templo y sean leales y fieles a sus convenios, tanto en palabra como en obras. 

El Templo de Hamilton Nueva Zelanda en una fotografía el domingo, 16 de octubre de 2022. | Kristin Murphy, Deseret News

Bendice a quienes acudan a este templo, para que sepan que son Tu pueblo del convenio y que el servicio prestado a los demás es un servicio a Ti y a tus propósitos. 

Rogamos por el presidente del templo, la directora y todos quienes servirán aquí de alguna manera. Bendícelos con gozo en sus corazones mientras colaboran en Tu sagrada obra.

Estamos agradecidos por quienes pagan el diezmo fielmente, cuyas ofrendas consagradas han hecho posible este y otros templos. Abre las ventanas de los cielos y derrama bendiciones sobre ellos.     

Que los miembros de Tu iglesia sientan Tu amor y que están envueltos en Tus brazos de misericordia. Magnifícalos, hazlos prosperar. Bendícelos con las cosas que solo Tú sabes que necesitan. Bendice las comunidades vecinas con la pacífica presencia de tu espíritu.

Nuestro Padre Celestial, te amamos a Ti y a Tu Amado Hijo. Te damos gracias por Su sacrificio expiatorio. Qué glorioso y completo es Tu plan para la salvación y exaltación de Tus hijos.

Oh Dios y Padre Celestial, nuestros corazones están repletos de amor y gratitud al rededicar y presentar este precioso templo a Ti, en el nombre de nuestro Redentor, el Salvador del mundo, Tu propio Hijo, nuestro Señor y Maestro, Jesucristo, amén.

HISTORIA RELACIONADA
‘Un faro de luz y un lugar de esperanza’: El élder Uchtdorf rededica el Templo de Hamilton, Nueva Zelanda
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.