Menú

Historiador y registrador de la Iglesia ofrece maneras de preservar documentos históricos importantes

El élder LeGrand R. Curtis Jr. señala cómo se pueden preservar y registrar documentos, fotos y otros artefactos familiares y también formas de ‘mantener los registros’

Cuando se abrió la cápsula del tiempo en la piedra angular del Templo de Salt Lake — la bola sobre la que se levanta la estatua del ángel Moroni — el élder LeGrand R. Curtis Jr. estaba emocionado por lo que podría haber en ella. Había estado sellada durante 128 años, desde el 6 de abril de 1892 hasta mayo de 2020, cuando se abrió.

“Teníamos una lista de las cosas que se suponía iban a estar allí, y estábamos muy entusiasmados con las posibilidades”, dijo el élder Curtis, Setenta Autoridad General que se desempeña como historiador y registrador de la Iglesia y director ejecutivo del Departamento de Historia de la Iglesia. “Por un lado, decía que había una fotografía de José Smith. Bueno, no hay fotografías conocidas de José Smith. Entonces, si realmente hubiera una fotografía allí, sería un verdadero hallazgo”. 

[Nota: Desde la declaración del élder Curtis, registrada en un podcast reciente de Church News, se ha hecho público el descubrimiento de una posible fotografía de José Smith]

Pero el agua se había filtrado en la cápsula del tiempo del templo, dañando todo lo que fuera papel.

“Así que, los libros que estaban allí, cualquier fotografía que había allí, no salieron en muy buenas condiciones”, dijo el élder Curtis en el podcast de Church News. “Y nosotros, francamente, no sabemos si realmente había una fotografía o si era una fotografía de una de las pinturas de José Smith. Conocemos varias de esas”.

El presidente Russell M. Nelson, de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, examina los elementos de la cápsula del tiempo del Templo de Salt Lake en Salt Lake City, el miércoles, 20 de mayo de 2020. | Jeffrey D. Allred, Deseret News

Los miembros de la  Primera Presidencia querían ver abierta la cápsula del tiempo. El élder Curtis dijo que “muchas cosas se habían vuelto una papilla allí, muchas, muchas cosas estaban desgastadas”.

Pero había algunas cosas que se preservaron.

“Lo curioso, lo que sí salió bien fueron las monedas que tiraron los trabajadores en esa cápsula del tiempo”, dijo él. “Entonces, es un poco divertido, las cosas oficiales que se pusieron allí no salieron muy bien, pero tenemos algunas piezas interesantes de la historia, con las monedas que se pusieron allí, incluyendo algunas que fueron específicamente grabadas para ser arrojadas allí”.

Basado en estas experiencias con la cápsula del tiempo y otros artefactos históricos, el élder Curtis compartió formas en que las personas pueden preservar registros, fotografías y artefactos importantes en sus vidas.

HISTORIA RELACIONADA
Copia manuscrita de Hyrum Smith de la sección 11 de Doctrina y Convenios es donada a la Iglesia

Ubicación, ubicación, ubicación

La Biblioteca de Historia de la Iglesia tiene varias bóvedas de preservación con controles ambientales — 10 que se mantienen a la temperatura ideal para conservar los registros en papel y dos que se mantienen bajo cero.

Si bien la mayoría de las personas no tienen ese tipo de control sobre las condiciones ambientales de sus hogares, el élder Curtis señala que las personas deben ser conscientes de dónde guardan los registros.

“A veces, un ático muy caliente puede no ser el mejor lugar para guardar algo o un sótano que se inunda de vez en cuando, por lo tanto, es muy bueno que guardemos nuestros registros de una manera que duren mucho tiempo”, dijo él.

Digitalización de registros

“Movimos los registros a la última tecnología para digitalizar los registros en papel; movimos las grabaciones a tipos de tecnología más actuales”, dijo el élder Curtis. “Sería difícil si dejáramos todo en cintas de carrete a carrete”.

Si bien esos reproductores de cintas siguen disponibles, “es mucho mejor si usted puede moverlos a una forma más disponible de grabar esas cosas”.

La Biblioteca de Historia Familiar ofrece escaneo gratuito y conversión de medios. Consulte familysearch.org/en/family-history-library/library-services para obtener información.

El élder LeGrand R. Curtis Jr., de los Setenta, y el presidente Dallin H. Oaks, primer consejero de la Primera Presidencia, miran una máquina de escribir mientras recorren la oficina privada de Joseph F. Smith en Beehive House en Salt Lake City, el viernes, 24 de septiembre de 2021. | Kristin Murphy, Deseret News

Haciendo copias y organizando registros

El élder Curtis también ha visto cómo cuando las personas cambian de teléfono pierden sus fotos. Por lo tanto, es valioso realizar copias de seguridad de documentos e imágenes digitales en una ubicación central.

Y no solo asumir que está en un correo electrónico y que nunca se borrará.

“Ahora, la era moderna nos presenta todo tipo de retos, porque solíamos obtener todas nuestras comunicaciones simplemente hablando con alguien o en una hoja de papel”, dijo él. “Ahora, los sistemas son electrónicos donde se eliminan después de un tiempo. Y si no tenemos cuidado, perderemos algunos tesoros que serán significativos para nosotros más adelante en nuestras vidas y para las generaciones venideras”.

Al organizar los registros, piense en cómo los documentos, las fotos, los videos y otros registros serán accesibles, aquí y allá, para las generaciones futuras, sugirió el élder Curtis.

“Sean sabios con respecto a los registros que guardan y con eso me refiero a certificados de bautismo, ordenación o graduación Seminario, graduación de la escuela secundaria, cartas clave que recibimos, tener una manera de que podamos, en esencia, mantener alguna forma de preservación”, dijo él.

Fotos

Encuentren una manera de anotar detalles sobre las fotos — quién está en ellas, el evento y la fecha, etc.

“Una de las otras cosas que sucede con las fotografías es que la gente se toma una foto en un evento importante, pasan los años y las miran y dicen: ‘Bueno, reconozco a la tía Maude, pero ¿quiénes son estas otras personas?’”. dijo el élder Curtis. “Así que, algunas notas sobre quiénes están en la fotografía, o un poco más de detalle. Es sorprendente cómo las cosas que usted piensa que nunca olvidará, se vuelven un poco confusas, algunos de los detalles y circunstancias circundantes”.

Libros encontrados por la conservadora de la Biblioteca de Historia de la Iglesia, Emiline Twitchell, en la piedra angular y la cápsula del tiempo del Templo de Salt Lake en Salt Lake City, el martes, 14 de julio de 2020. | Jeffrey D. Allred, Deseret News

‘Mantener los registros actualizados’

Además de cuidar los registros familiares que las personas puedan tener, también “encuentren una manera en que puedan mantener los registros actualizados con regularidad”, dijo el élder Curtis.

Ha habido algunos “grandes periodistas” en la Iglesia que constantemente escribieron en un diario, como Wilford Woodruff, quien “escribió cada día desde el momento en que se unió a la Iglesia hasta poco antes de su muerte”, dijo el élder Curtis. “Ese es un excelente recurso para nosotros”.

“Pero algunas personas simplemente descubren que no pueden escribir todos los días. Entonces, para algunas personas, es una actividad dominical repasar la semana y escribir sobre las cosas que sucedieron”, dijo él.

Además, cuando el élder Curtis fue relevado como obispo, él anotó en un librito algunas “entradas del final de mi período de servicio, como personas clave con las que había estado involucrado, grandes eventos que habían sucedido y es divertido mirar hacia atrás”, dijo él.

Él dijo que él trata de hacer ese tipo de anotaciones resumidas sobre un tiempo de servicio o el final de un año y mira hacia atrás y dice: “’Estos fueron algunos de los grandes eventos’ que, de lo contrario, se pierden en la niebla de la memoria, ‘Bueno, ¿cómo sucedió eso realmente?’ y ‘¿cómo me sentí en ese momento?’”, dijo él. “Creo que capturar ese tipo de experiencias hizo una gran diferencia”.

Otro tipo de registro por el que las personas se comunican con el departamento de Historia de la Iglesia son las personas que encuentran el diario de un pariente fallecido y hay notas del profeta de ese tiempo hablando a un grupo.

“Tenemos información escondida en todo tipo de lugares, porque las personas se tomaron el tiempo para escribir una nota o una nota de un evento espiritual en su vida”, dijo el élder Curtis.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.