Menú

Miembros de la Iglesia brindan servicio después de las inundaciones en Auckland

Los Santos de los Últimos Días locales se esfuerzan por brindar ayuda de diversas maneras

Tras las lluvias e inundaciones sin precedentes registradas esta semana en Auckland, Nueva Zelanda, los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se han movilizado para brindar ayuda.

La ciudad más grande de Nueva Zelanda fue bombardeada con lluvias torrenciales que causaron inundaciones repentinas, deslizamientos de tierra, cortes de energía, cierres de carreteras y al menos cuatro muertos, según Associated Press (en inglés).

En un solo día cayó la cantidad de lluvia que normalmente caería durante todo un verano. En un momento, cayeron más de 15 centímetros en tres horas.

“Las carreteras empinadas simplemente se convirtieron en ríos de agua”, dijo Emma Kaniuk, residente de Auckland, al New York Times (en inglés).

Con tantos residentes de Auckland, una ciudad de 1.7 millones, desplazados, los miembros de la Iglesia se han esforzado por brindar ayuda de diversas maneras.

Uno de los centros de reuniones de la Iglesia ha servido como punto de reunión para las personas que desean donar suministros de emergencia, como almohadas, toallas, sábanas, zapatos, alimentos enlatados y otras necesidades, informó la Sala de prensa de la Iglesia en el Pacífico (en inglés). Otros se han ofrecido como voluntarios para ayudar a trasladar y distribuir suministros.

Una mujer local dona ropa de cama a una colecta de sábanas y toallas en Auckland, Nueva Zelanda, el miércoles, 1 de febrero de 2023, luego de fuertes lluvias e inundaciones. | La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Las contribuciones se distribuyen a un centro de defensa civil del área de Auckland en Mangere, un suburbio de Auckland, para personas y familias desplazadas.

Hilda Port y Laura Hunter, miembros de la Iglesia local, organizaron una colecta de sábanas y toallas para las personas afectadas por las inundaciones. Cuando los voluntarios agradecieron a Ella Scanlan mientras dejaba sus artículos, ella respondió: “Compartir es solidaridad”.

“La gente quiere ayudar, pero no siempre puede realizar el duro trabajo físico que a menudo se requiere”, dijo Port.

“Esta es una forma en que pueden ayudar, donando artículos que se necesitan urgentemente”.

Voluntarios Santos de los Últimos Días se reúnen para ofrecer asistencia en la Iglesia Bautista Rainui, en Auckland, Nueva Zelanda, en enero de 2023. | La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Un grupo de voluntarios Santos de los Últimos Días también llevó ropa de cama, alimentos y otros suministros a una iglesia bautista local para agregarlos a sus suministros a los que las víctimas de las inundaciones podrán acceder en los próximos días.

Un Santo de los Últimos Días le dijo a la Sala de Prensa de la Iglesia en el Pacífico (en inglés) que cuando se enteró del servicio que la comunidad bautista estaba ofreciendo, ella y otras personas pensaron que sería una buena idea combinar recursos y trabajar juntos para poder ayudar a más personas.

Se insta a los miembros de la Iglesia a seguir a la defensa civil y otros consejos con respecto a los viajes esenciales y otras precauciones de seguridad.

Las oportunidades de servicio también se publican en SirveAhora.org

Hasta el viernes 3 de febrero, había siete proyectos relacionados con las inundaciones de Auckland publicados en SirveAhora. Aquellos que quieran ayudar también pueden visitar la página de Facebook de SirveAhora-Auckland.

Los Santos de los Últimos Días unieron fuerzas con la Iglesia Bautista Rainui, en Auckland, Nueva Zelanda, para ayudar a los afectados por las inundaciones de enero de 2023. | La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.