Menú

Cómo la Iglesia está ayudando a niños y mujeres desnutridos en Nigeria

Una madre llamada Ramatu sostiene a su hija Adama de 2 años a principios de 2021, después de que Adama recibiera tratamiento por desnutrición. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días otorgó fondos a Helen Keller International para capac Crédito: Helen Keller Intl
Una madre llamada Ramatu sostiene a su hija Adama de 2 años a principios de 2021, durante el tratamiento por desnutrición. Adama ahora está creciendo y prosperando. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días otorgó fondos a Helen Keller In Crédito: Helen Keller Intl
A principios de 2021, Adama solo pesaba 3.6 kg y tenía más de 2 años. Helen Keller Intl, con fondos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, capacitó a trabajadores de salud comunitarios para identificar a los niños desnutridos y rem Crédito: Helen Keller Intl
Hauwa Abubakar waters her garden of vegetables in the Adamawa region of Nigeria. Helen Keller Intl is helping women and children in the country with funding from The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints. Crédito: Helen Keller Intl
Hauwa Abubakar shows her growing garden at her home in the Adamawa region of Nigeria. Helen Keller Intl is helping women and children in the country with funding from The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints. Crédito: Helen Keller Intl
Hauwa Abubakar shows her growing garden at her home in the Adamawa region of Nigeria. Helen Keller Intl is helping women and children in the country with funding from The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints. Crédito: Helen Keller Intl

Una niña de 2 años pesaba poco más de 3.6 kg cuando la encontraron en una revisión casa por casa en Fufore, Nigeria. Estaba gravemente desnutrida con complicaciones.

Su madre — cuyo nombre solo se dio como Ramatu — no sabía qué hacer con su hija Adama: “La veía como una niña muerta porque estaba muy demacrada y no tenía fuerzas para comer o jugar como otros niños”, dijo. Ramatu.

Por suerte, la ayuda llegó justo a tiempo. Helen Keller International (en inglés) refirió a Adama a atención hospitalaria y pagó las facturas mientras pasaba cinco días en el hospital.

Una madre llamada Ramatu sostiene a su hija Adama de 2 años a principios de 2021, durante el tratamiento por desnutrición. Adama ahora está creciendo y prosperando. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días otorgó fondos a Helen Keller International para capacitar a trabajadores de salud comunitarios en el norte de Nigeria para ayudar a mujeres y niños.
Una madre llamada Ramatu sostiene a su hija Adama de 2 años a principios de 2021, durante el tratamiento por desnutrición. Adama ahora está creciendo y prosperando. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días otorgó fondos a Helen Keller International para capacitar a trabajadores de salud comunitarios en el norte de Nigeria para ayudar a mujeres y niños. | Crédito: Helen Keller Intl

Sus complicaciones preliminares fueron tratadas y cuando fue dada de alta pesaba 4.9 kg. Luego comenzó un programa terapéutico ambulatorio y continuó creciendo y prosperando.

Mientras tanto, los miembros del equipo de Helen Keller le enseñaron a Ramatu a preparar alimentos nutritivos para su hija con proteínas y granos de origen local. “Estoy agradecida con Helen Keller y sus donantes por haber salvado a mi hija”, dijo Ramatu.

Medir el crecimiento

En 2021, los fondos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ayudaron a los trabajadores de Helen Keller a capacitar a 36 trabajadores de salud comunitarios en Adamawa, Nigeria, para realizar exámenes de detección rutinarios y monitorear a los niños en busca de signos de desnutrición.

Además de Adama, se encontró que otros 27 niños estaban severamente desnutridos y tenían complicaciones. Todos ellos recibieron posteriormente intervención médica vitalicia.

La directora de la organización en Nigeria, Philomena Orji, le dijo a Church News que el proyecto en Nigeria está dirigido a niños menores de cinco años y niñas adolescentes — algunas de las cuales son madres jóvenes. El proyecto de este año se ha ampliado para llegar a las personas en las comunidades de acogida de personas desplazadas internas que a menudo son olvidadas.

Orji dijo que los trabajadores de salud comunitarios van de puerta en puerta, pero también les enseñan a las madres a identificar el crecimiento adecuado a través de mediciones. Una cinta métrica, por ejemplo, colocada alrededor de la parte superior del brazo de un niño tiene marcas en rojo, amarillo y verde. Si la medición de un niño está en rojo, saben que el niño necesita intervención.

Y lo que aprendieron de la historia de Adama es que había otra necesidad para Ramatu — necesitaba apoyo para quedarse con su hija y cuidarla adecuadamente. Orji dijo que en el segundo año del proyecto, se tendrán más en cuenta estas situaciones.

“Nos inspiró lo mucho que mejoró al recibir la atención adecuada”, dijo Orji. “Incluso cuando no brindamos servicios directos, los ponemos en contacto con otras organizaciones que también brindan servicios”.

La historia de Hauwa

Hauwa Abubakar riega su huerto de verduras en la región de Adamawa en Nigeria. Helen Keller Intl ayuda a mujeres y niños en el país con fondos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
Hauwa Abubakar riega su huerto de verduras en la región de Adamawa en Nigeria. Helen Keller Intl ayuda a mujeres y niños en el país con fondos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. | Crédito: Helen Keller Intl

Orji también compartió la historia de una mujer llamada Hauwa Abubakar, que tiene alrededor de 25 años. Fue desplazada hace ocho años y vive en una comunidad de acogida con sus dos hijos en el norte de Nigeria.

Los trabajadores de Helen Keller capacitaron a Abubakar sobre el huerto familiar (en inglés) y el cultivo de sus propias cosechas en contenedores alrededor de su casa. Ella tuvo éxito y se mudó a un lugar más grande con más terreno.

Ahora cultiva una variedad de vegetales y tiene un excedente que vende para generar ingresos. Y enseña a otras mujeres a cultivar alimentos en todo tipo de recipientes, desde tazones de plástico hasta llantas viejas.

“Esas historias nos muestran que nuestro trabajo realmente tiene un impacto y nos motiva a trabajar con más personas”, dijo Orji.

Orji dijo que las mujeres adolescentes han formado grupos de apoyo donde se enseñan, se capacitan y se animan mutuamente. Por ejemplo, un grupo ha aprendido a hacer abanicos y sombreros para venderlos.

Estos enfoques ayudan a las familias vulnerables con herramientas y educación, promueven la nutrición y la salud y fortalecen la situación económica de cada hogar, dijo Orji.

Otros esfuerzos

Los proyectos de Helen Keller Intl en Nigeria, con financiamiento de la Iglesia, no son el único trabajo de la organización.

La gerente de relaciones corporativas y de fundaciones, Erin Sawaya, explicó que la organización global fue cofundada por la propia Helen Keller en 1915. Keller perdió la vista y el oído cuando era niña y lo superó con el apoyo de maestros y otras personas. Más adelante en su vida, se convirtió en activista de las personas con discapacidades, las mujeres y las personas de color. Ese es el modelo en el que se basa la organización actualmente.

“Tratamos de ayudar a las personas a superar ciclos prolongados de pobreza brindándoles los elementos básicos para una buena salud, una nutrición sana y una visión clara”, dijo Sawaya.

Sawaya dijo que la Iglesia apoya a Helen Keller Intl en Nigeria, Costa de Marfil, Níger y Sierra Leona. La Iglesia también apoya la visión de trabajo de Helen Keller con refugiados y otras personas en los EE. UU.

“El objetivo es ayudar a todos a vivir a la altura de su verdadero potencial”, dijo ella.

Hauwa Abubakar muestra su huerto en crecimiento en su casa en la región Adamawa de Nigeria. Helen Keller Intl ayuda a mujeres y niños en el país con fondos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
Hauwa Abubakar muestra su huerto en crecimiento en su casa en la región Adamawa de Nigeria. Helen Keller Intl ayuda a mujeres y niños en el país con fondos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. | Crédito: Helen Keller Intl
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.