Menú

La Iglesia y VisionSpring están ayudando a la gente en Ghana a ver

A pharmacist fits reading glasses on a patient as part of the ‘Reading Glasses in Pharmacies Project’ in the Ashanti Region of Ghana in January 2022. Crédito: VisionSpring
Volunteers from The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints with VisionSpring representatives help patients fill out paperwork at the launch event for ‘Reading Glasses in Pharmacies Project’ in the Ashanti Region of Ghana on Jan. 15, 2022. Crédito: VisionSpring
A patient speaks with a pharmacist as part of the ‘Reading Glasses in Pharmacies Project’ in the Ashanti Region of Ghana in January 2022. Crédito: VisionSpring
A pharmacist conducts an eye exam as part of the ‘Reading Glasses in Pharmacies Project’ in the Ashanti Region of Ghana in January 2022. Crédito: VisionSpring
Volunteers from The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints with VisionSpring representatives help patients fill out paperwork at the launch event for ‘Reading Glasses in Pharmacies Project’ in the Ashanti Region of Ghana on Jan. 15, 2022. Crédito: VisionSpring
Volunteers from The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints with VisionSpring representatives help patients for ‘Reading Glasses in Pharmacies Project’ in the Ashanti Region of Ghana on Jan. 15, 2022. Crédito: VisionSpring
Volunteers from The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints with VisionSpring representatives help patients learn about the ‘Reading Glasses in Pharmacies Project’ in the Ashanti Region of Ghana on Jan. 15, 2022. Crédito: VisionSpring

Un maestro no podía ver la pizarra en la escuela. Un señor mayor no podía cruzar la calle con seguridad. Ambos recibieron anteojos y referencias para recibir atención oftalmológica posterior a través de un nuevo proyecto de VisionSpring (en inglés) y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

VisionSpring lanzó el “Proyecto de anteojos para leer en farmacias” en la región Ashanti de Ghana el 15 de enero de 2022, con fondos y voluntarios del brazo humanitario de la Iglesia, Latter-day Saint Charities (en inglés).

“El objetivo del proyecto es introducir el cuidado de los ojos a nivel primario, a nivel de farmacia minorista”, dijo Harry Ahimah, líder del proyecto de VisionSpring. “La farmacia es el primer punto de referencia para muchas personas”.

Él explicó que en Ghana, la atención oftalmológica es básicamente inaccesible para las personas de las zonas rurales; a menudo se encuentra en un nivel superior, como el consultorio de un oftalmólogo, una clínica o un hospital, muchas veces con largas colas o tiempos de espera. Ahora, los voluntarios de VisionSpring y de la Iglesia están capacitando a farmacéuticos locales para realizar exámenes de la vista, ofrecer anteojos y referirlos a clínicas oftalmológicas si es necesario.

Voluntarios de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días con representantes de VisionSpring ayudan a los pacientes en el “Proyecto de anteojos para leer en farmacias” en la región Ashanti de Ghana el 15 de enero de 2022.
Voluntarios de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días con representantes de VisionSpring ayudan a los pacientes en el “Proyecto de anteojos para leer en farmacias” en la región Ashanti de Ghana el 15 de enero de 2022. | Crédito: VisionSpring

En dos meses desde el lanzamiento, alrededor de 1000 personas han sido evaluadas en 29 puntos de venta en Ghana. Trescientas personas han recibido anteojos para leer, de las cuales el 68 % son usuarios primerizos.

 “Sin este proyecto, a estas personas no se les habrían examinado los ojos”, dijo Ahimah. “Para mí, saca a relucir la luz de este proyecto”.

Hubo 23 referencias para atención e intervenciones adicionales, lo que Ahimah calificó de conmovedor, porque esas personas podrían haber perdido la vista. Él dijo que no está seguro de que hubieran ido al hospital si no hubieran obtenido la referencia del farmacéutico.

“Simplemente estarían sentados allí pensando: ‘El cuidado de los ojos es costoso, me llevará mucho tiempo llegar allí, la fila para ver al médico es demasiado larga, si puedo manejarlo, ¿por qué no simplemente manejarlo?’ Pero al obtener información de esta persona de confianza, esto llega a ellos y lo siguen”, dijo Ahimah.

Una de esas referencias fue Agya Yaw, de 67 años, que tenía cataratas y solo podía ver un poco con un ojo. Obtuvo su primer par de anteojos para leer en la farmacia y lo remitieron al hospital KNUST. Ahora está programado para una cirugía y Ahimah dijo que VisionSpring continuará con su seguimiento.

Un farmacéutico realiza un examen de la vista como parte del “Proyecto de anteojos para leer en farmacias” en la región Ashanti de Ghana en enero de 2022.
Un farmacéutico realiza un examen de la vista como parte del “Proyecto de anteojos para leer en farmacias” en la región Ashanti de Ghana en enero de 2022. | Crédito: VisionSpring

“El maestro, llamado Maxwell, tuvo que mover el libro hacia atrás, entrecerrar los ojos e intentar escribir en la pizarra”, dijo Ahimah. “Estaba luchando para corregir los trabajos de los estudiantes debido a su mala vista. Entonces, cuando vino al evento y compró lentes, estaba muy emocionado”.

Melissa Bromley, gerente de comunicaciones globales de VisionSpring, dijo que esos dos ejemplos muestran exactamente de qué se trata este proyecto piloto: primero, poner anteojos para leer en las manos de las personas en sus farmacias; segundo, hacer referencias para recibir atención superior y seguimiento.

Para fines de 2024, el programa tiene como objetivo asociarse con 200 farmacias en toda la región de Ashanti.

Bromley dijo que los fondos y los voluntarios de la Iglesia están haciendo posible que VisionSpring ponga a prueba este proyecto. “Esperamos que también tenga éxito en otros países de África”.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.