Menú

¿Por qué es necesario hacer múltiples convenios con Dios?, explica el élder Renlund

‘Un convenio es una promesa para la cual debemos prepararnos, comprender claramente y honrar absolutamente’, enseña el élder Renlund en el devocional de BYU

Para poder reconciliarse con Dios, las personas deben progresar a lo largo de la senda de los convenios — una serie de convenios no negociables basados en una ley eterna e inmutable.

Estos convenios “nos transforman, nos salvan y nos exaltan”, explicó el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles. “... Un convenio es una promesa para la cual debemos prepararnos, comprender claramente y honrar absolutamente”.

Al hablar ante estudiantes, profesores y personal reunidos en el Marriott Center en el campus de la Universidad Brigham Young en Provo, Utah, el martes, 5 de marzo, el élder Renlund respondió una pregunta sencilla pero importante: “¿Por qué es necesario hacer múltiples convenios?”

Para demostrar la respuesta, el apóstol contó con la ayuda de su esposa, la hermana Ruth Renlund, y de tres estudiantes — Gabriel Abello, Emma Rae Francis y Kate McConlogue.

Sister Ruth Renlund loops an exercise band around the wrists of BYU students, from left, Kate McConlogue, Emma Rae Francis and Gabriel Abello, as part of a demonstration during the devotional address of Elder Dale G. Renlund on Tuesday, March 5, 2024.
La hermana Ruth Renlund coloca una banda de ejercicio alrededor de las muñecas de los estudiantes de BYU, desde la izquierda, Kate McConlogue, Emma Rae Francis y Gabriel Abello, como parte de una demostración durante el discurso del devocional del élder Dale G. Renlund en el Marriott Center en Provo, Utah, el martes, 5 de marzo de 2024. | Joey Garrison/BYU

Con las manos extendidas frente a ellos, los estudiantes se pusieron de pie mientras la hermana Renlund les colocaba una banda de ejercicio alrededor de las muñecas — una vez para Abello, dos veces para Francis y tres veces alrededor de las muñecas de McConlogue.

Como era de esperarse, fue más fácil para Abello y más difícil para McConlogue separar las manos o alejar una mano de la banda.

“Esta simple demostración es metafóricamente lo que sucede cuando hacemos múltiples convenios con Dios”, explicó el élder Renlund. “Nos acercamos más a Él y se desarrolla un vínculo más fuerte con Él”.

¿Qué pasa con aquellos que deciden no hacer múltiples convenios con Dios? “Es posible que exista cierto riesgo para alcanzar el destino eterno”, advirtió.

Elder Dale G. Renlund of the Quorum of the Twelve Apostles speaks during a devotional in the Marriott Center at BYU in Provo, Utah, on Tuesday, March 5, 2024.
El élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla durante un devocional en el Marriott Center de BYU en Provo, Utah, el martes, 5 de marzo de 2024. | Joey Garrison/BYU

Examinar los factores de riesgo

Para observar el efecto de los factores de riesgo en la determinación de resultados negativos, el élder Renlund los analizó en relación con las enfermedades cardiacas.

Hay ciertos factores de riesgo de un ataque cardiaco sobre los que élder Renlund dijo que no puede hacer nada al respecto, como su sexo, edad y antecedentes familiares de enfermedad cardiaca. Sin embargo, hay otras cosas que puede controlar para minimizar el riesgo de enfermedades cardíacas: el consumo de tabaco, la presión arterial, el colesterol, la obesidad y el azúcar en sangre.

“Sin embargo, los factores de riesgo no determinan la salud del corazón”, dijo el élder Renlund. Incluso las personas sin factores de riesgo conocidos pueden sufrir un ataque cardiaco, y no tener un factor de riesgo no significa que una persona nunca sufrirá un ataque cardiaco. “Simplemente significa que es menos probable de lo que sería en otras circunstancias”.

Así como a Francis, que tenía dos veces enrollada la banda en sus muñecas, le resultó más difícil sacar una mano del lazo que a Abello, que solo la tenía una vez, es menos probable— o hay menos riesgo — que las personas se alejen de Dios cuando han hecho dos convenios, tanto el bautismo como la investidura.

De manera similar, “Cuando agregamos el sellamiento de un cónyuge al bautismo y a la investidura, disminuimos aún más nuestro riesgo de separarnos de Dios porque el vínculo es más fuerte y nos acerca. En otras palabras, hacer múltiples convenios a lo largo de la senda de los convenios nos ayuda a madurar en nuestro discipulado”, dijo el élder Renlund.

Los convenios que se hacen en el bautismo, en la investidura y en el sellamiento se superponen, se alinean y se refuerzan mutuamente, señaló el élder Renlund. El propósito de estos vínculos es ayudar a las personas a “convertirse en discípulos de Jesucristo más convertidos, fieles y comprometidos”.

Sister Ruth Renlund loops an exercise band around the wrist of BYU student Emma Rae Francis as part of a demonstration during a devotional.
La hermana Ruth Renlund coloca una banda de ejercicio alrededor de la muñeca de la estudiante de BYU Emma Rae Francis como parte de una demostración durante un devocional del élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, en el Marriott Center en Provo, Utah, el martes, 5 de marzo de 2024. | Joey Garrison/BYU

Invitaciones del élder Renlund con respecto a los convenios

A aquellos que han sido bautizados pero aún no han recibido la investidura, el élder Renlund los invitó a prepararse y recibir su investidura.

“La decisión de recibir la investidura es personal y debe tomarse con oración. Depende sólo de su albedrío, de nadie más. … La mayoría de los que me escuchan hoy cumplen con todos los criterios para recibir la investidura si sienten el deseo de recibir y honrar los convenios sagrados del templo a lo largo de sus vidas”.

La preparación incluye calificar y usar una recomendación para el templo para bautismos y confirmaciones vicarias, realizar la obra de historia familiar y participar concienzudamente de la Santa Cena semanalmente. “Continúen viviendo fielmente el evangelio de Jesucristo”, los alentó.

El élder Renlund señaló que aquellos que han sido bautizados e investidos pero aún no han sido sellados dependen del albedrío de otra persona. “Este paso no lo determinan ustedes solos. Mi invitación se centra en lo que ustedes pueden hacer”.

Students fill in the Marriott Center as Elder Dale G. Renlund of the Quorum of the Twelve Apostles speaks during a devotional in Provo, Utah, on Tuesday, March 5, 2024.
Los estudiantes llenan el Marriott Center mientras el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla durante un devocional en Provo, Utah, el martes, 5 de marzo de 2024. | Joey Garrison/BYU

No demoren en aprovechar las oportunidades y no cierren la puerta a la posibilidad, aconsejó.

“Recuerden que la vida eterna no es una cuestión del estado civil actual sino del discipulado”. A medida que las personas se centren en los convenios que han hecho, vayan al templo, participen en la obra de historia familiar y tomen la Santa Cena, “fortalecerán su conexión con Jesucristo”.

Para aquellos que nunca han sido sellados o su sellamiento en la casa del Señor no resultó como se esperaba, el élder Renlund aseguró: “La gracia de Dios es suficiente para todos”.

Para aquellos que han sido sellados a un cónyuge, “este sellamiento es un hito, no un sujeta libros en su vida. … Conviértanse en el cónyuge que su cónyuge merece. Si tienen la suerte de ser padre, conviértanse en el padre que sus hijos merecen. Dejen que los múltiples convenios los acerquen más al Padre Celestial y a Jesucristo y fortalezcan sus vínculos de convenio con Ellos”.

HISTORIAS RELACIONADAS
El élder Bednar explica lo que significa convertirse en ‘las obras maravillosas de Dios’
Video: El élder Renlund habla del ‘milagro profundo’ del Libro de Mormón
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.