Menú

La presidenta Cordon invita a todos a aprender de los primeros receptores del niño Jesús

‘Jesucristo fue y es nuestro primer y eterno regalo de Navidad’, testifica la presidenta Cordon durante el Devocional de Navidad de la Primera Presidencia

Cuando el padre de la presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, Harold Hillam, tenía 9 años, recibió el milagroso regalo de un tren para Navidad.

Era 1943 y el mundo estaba sumido en la Segunda Guerra Mundial. Todos estaban preocupados por sus seres queridos en costas lejanas y por la escasez de dinero y alimentos en casa. “Parecía imposible que un regalo tan maravilloso se hiciera realidad”, relató la presidenta Cordon durante el Devocional de Navidad de la Primera Presidencia el domingo, 4 de diciembre. “Oh, cómo Harold atesoró ese tren”.

Cuando el mundo emergió de la guerra unos años más tarde, las condiciones económicas no habían mejorado. Unos días antes de Navidad, el padre de Harold le preguntó si estaría dispuesto a darle su tren a su hermano pequeño Arnold para que pudiera tener un regalo ese año.

Para Harold, “este fue el pedido de todos los pedidos”, pero cuando llegó la mañana de Navidad, Arnold lloró de alegría cuando recibió un tren como el de su hermano mayor, dijo la presidenta Cordon.

“Finalmente, Arnold se dio cuenta de que su preciado regalo no era ‘como’ el tren de Harold, era el tren de Harold. Cuando Arnold comprendió el sacrificio detrás del regalo, ese tren se volvió invaluable”.

Esta historia familiar es un regalo para ella, dijo la presidenta Cordon, porque le recuerda el sacrificio y el amor del Amado Hijo de Dios.

“Jesucristo fue y es nuestro primer y eterno regalo de Navidad. Testifico de esta verdad — Él nació, vivió y murió por nosotros, y aún vive”, testificó la presidenta Cordon.

Pero, ¿cómo se recibe un regalo tan especial? “Alejémonos de los ventanales escarchados y de los bastones de caramelo pintados, y aprendamos de los humildes roles y las suelas de las sandalias de los primeros receptores del niño Jesús”, dijo él.

Reciban Su Santidad

La presidenta Cordon les dijo a los oyentes que realmente no podían saber lo que María y José sintieron al buscar en el bullicio de Belén y encontrar que todas las posadas estaban llenas. “Pero siempre los he imaginado avanzando con una gran tranquilidad y confianza”.

Lo que debió de parecer un escenario desolador no quedaría así. “El Señor pronto llenaría ese vacío con santidad”, dijo ella.

En Lucas 2:7 leemos — “Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón”, preguntó la presidenta Cordon: “¿Podemos preparar un lugar en nuestro corazón para recibir a Cristo y permitir que Su santidad llene nuestros espacios vacíos?”

La guía o los milagros probablemente no se encontrarán en el ajetreo y el bullicio, “sino en los lugares tranquilos donde vivimos y trabajamos, donde vamos en busca de ayuda. Dondequiera que surjan nuestras humildes necesidades, podemos y recibiremos respuestas a nuestras oraciones silenciosas”, dijo ella.

Reciban Su invitación

En Lucas 2:10–11, un ángel se aparece a los pastores y proclama: “No temáis, porque he aquí os doy nuevas de gran gozo. …Porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor”.

La presidenta Cordon señaló que los pastores luego se apresuraron a encontrarse con su Rey. “Muchas veces, nuestras pequeñas impresiones del Señor pueden no ser recibidas porque no encajan perfectamente en nuestros calendarios, nuestros planes o nuestro tiempo. La historia de la Navidad nos recuerda que debemos ser como estos devotos pastores que no tardaron en hacer lo necesario para venir a Él y recibir a su Rey”.

Después de recibirlo, los pastores lo comparten, observó la presidenta Cordon. “Dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño” (Lucas 2:17).

Reciban con fe

Los reyes magos fueron los grandes buscadores de Jesucristo, cuyo viaje estaba en curso, dijo la presidenta Cordon. Ellos tuvieron que buscar, pedir, esperar e ir y volver a hacerlo antes de ver al niño con María, su madre, y ofrecerle regalos.

“A menudo me he preguntado, al recibir a Cristo, ¿lo buscamos diligentemente y luego le permitimos que guíe nuestro viaje a lugares y personas desconocidas para nosotros? ¿Cómo podemos expresar nuestra gratitud a través de los dones y la adoración que ofrecemos?” preguntó la presidenta Cordon.

En la gran historia de la Navidad, “bienaventurados los que la reciben. Por muy querido que sea el regalo del tren de mi padre, y los tiernos regalos de tiempo y tesoro hechos por familias en todo el mundo, esos regalos palidecen en comparación con recibir el verdadero regalo de Navidad — el de Jesucristo”.

Qué glorioso es imaginar el día en que todos proclamarán: “Regocijad; Jesús nació; Y cada corazón [y todos y cada uno de nosotros] venid a recibir al Rey”, declaró la presidenta Cordon.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.

Durante el concierto de música sacra del Coro y la Orquesta del Tabernáculo en una universidad católica centenaria en Filipinas, cuatro jóvenes adultos de diferentes orígenes religiosos compartieron cómo les ayuda la oración.

Conozca al miembro del Coro del Tabernáculo de Filipinas, además de otros miembros del coro y la orquesta con fuertes vínculos con el país.

En el primer concierto de la gira por Filipinas del Coro y la Orquesta del Tabernáculo, el élder Neil L. Andersen destacó el talento y la dedicación del público y de los participantes.

Los maestros ahora pueden registrar la asistencia a clase virtualmente a través de la aplicación Herramientas para miembros.

Vea cómo los JAS se han reunido en todo el mundo, desde Camboya hasta África.

El entonces élder Rendell N. Mabey bautizó al fiel pionero Billy Johnson en el océano en 1978. Ahora, un bisnieto y un nieto sirven juntos en la Misión Accra Ghana.