Menú

El élder Pearson comparte 4 principios cruciales para la supervivencia espiritual y para vivir una vida abundante

Los estudiantes de BYU deben ser líderes, no víctimas espirituales, dice el élder Pearson en un devocional en el campus

El élder Kevin W. Pearson se reencontró recientemente con un compañero de clase de la escuela de negocios que ha logrado un “éxito extraordinario” en el mundo de las finanzas.

Este compañero de clase le dijo al élder Pearson, que presta servicio como Setenta Autoridad General, que nunca había entendido la decisión del élder Pearson de dejar su carrera para servir en la Iglesia. Pero me gustaría tener lo que tú tienes. … Tengo envidia de la familia que tienes”, dijo el amigo.

Hablando durante un devocional de la Universidad Brigham Young el martes, 18 de octubre, el élder Pearson observó que, aunque su amigo había alcanzado mucha riqueza e influencia, carecía de lo que ahora más deseaba.

“A ustedes y a mí se nos han enseñado los principios de una vida abundante; a mi amigo no”, dijo el élder Pearson.

Una vida abundante es una vida espiritual, explicó el élder Pearson, pero el mundo actual es hostil a la espiritualidad. “Vivimos en un mundo de distracción, engaño, contención y división. Demasiados colocan la alineación apasionada con las causas políticas y sociales por delante del discipulado decidido y la causa de Cristo. Mientras tanto, otros están consumidos por la interminable búsqueda de riqueza e influencia”.

Aquellos enfocados en tales cosas no encontrarán abundancia — solo aislamiento y escasez.

El élder Kevin W. Pearson, Setenta Autoridad General, habla durante un devocional en el campus de BYU en el Marriott Center en Provo, Utah, el martes, 18 de octubre de 2022. | Brooklynn Jarvis Kelson/BYU photo

El presidente Russell M. Nelson les ha dicho a los jóvenes de la Iglesia que fueron enviados a la tierra en este momento crucial de la historia del mundo para ayudar a recoger a Israel. También ha dicho que tienen la capacidad de ser más inteligentes y sabios y tener más impacto en el mundo que cualquier generación anterior (Devocional mundial para los jóvenes, junio de 2018).

El élder Pearson señaló que el profeta no dijo son más inteligentes y sabios. Dijo que tienen la capacidad de serlo. Esta es una declaración notable sobre su potencial. ¿Qué se necesita para darse cuenta de esa capacidad?

El presidente Nelson también dijo: “En los días futuros, no será posible sobrevivir espiritualmente sin la influencia guiadora, orientadora, consoladora y constante del Espíritu Santo”.

Teniendo en cuenta las declaraciones del presidente Nelson, el élder Pearson dijo: “Es un poco desalentador ver a algunos misioneros que regresan saltar inmediatamente al tráfico de la hora pico hacia el edificio grande y espacioso más cercano… y engullen el Kool-Aid de las redes sociales y la cultura pop en lugar del agua viva del evangelio de Jesucristo”.

Los estudiantes necesitan “levantarse y sobresalir; no ceder y rendirse”, dijo el élder Pearson. “Necesitamos que sean líderes, una luz para el mundo, no víctimas espirituales. Este es un tiempo de zarandeo. El Señor necesita que más de nosotros coloquemos signos de exclamación en lugar de signos de interrogación detrás del consejo profético. Él necesita más participantes comprometidos con Su obra y menos observadores pasivos, más discípulos decididos y menos ahogados en la incredulidad y la apatía”.

El élder Pearson luego sugirió cuatro principios cruciales para la supervivencia espiritual y para vivir una vida abundante.

Centrarse en el Salvador

Primero, “coloquen al Salvador y sus convenios sagrados en el centro de su vida”.

Una vida abundante no es una vida sin desafíos, contratiempos o fracasos. “Les puedo asegurar que tendrán una buena cuota de adversidad”, dijo el élder Pearson. Sin embargo, la adversidad puede enseñar a las personas la humildad, la empatía, la compasión y la gratitud, que son esenciales para una vida abundante.

“Si estamos dispuestos, la adversidad puede acercarnos más al Salvador y darnos sabiduría y entendimiento”.

Al final, sin embargo, “obtenemos lo que elegimos”.

Aunque cada viaje puede ser singularmente diferente, el evangelio de Jesucristo es el modelo universal para encontrar una mayor abundancia, enseñó el élder Pearson. “La gran búsqueda de la vida no es descubrir nuestra propia verdad, sino abrazar la verdad divina. La clave es alinear nuestras vidas con el Salvador que dijo: ‘Yo soy el camino, y la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí’ (Juan 14:6). Él es nuestro modelo perfecto”.

Una estudiante toma notas durante un devocional con el élder Kevin W. Pearson, Setenta Autoridad General, que se llevó a cabo en el Marriott Center el martes, 18 de octubre de 2022. | Brooklynn Jarvis Kelson/BYU photo

El élder Pearson invitó a los oyentes a preguntarse: “¿Qué debo dejar de hacer y qué debo comenzar a hacer para estar más perfectamente alineado con el Salvador?”.

Actuar de acuerdo con las respuestas a esta pregunta ayudará a las personas a comenzar a vivir más abundantemente. “Empiecen por ahí. Si se quedan atascados, oren un poco más fervientemente, revisando la misma pregunta”.

Alinear nuestra vida con el Salvador es crucial para sobrevivir espiritualmente.

Hacer y guardar convenios

Segundo, “debemos estar dispuestos a hacer y guardar convenios sagrados. A través de los convenios, nos alineamos y nos unimos a Jesucristo. Cada mandamiento, convenio y ordenanza apunta al Señor Jesucristo y Su expiación infinita”, dijo.

En la conferencia general más reciente, el presidente Nelson enseñó: “La recompensa por guardar los convenios con Dios es poder celestial, un poder que nos fortalece para soportar mejor nuestras pruebas, tentaciones y pesares. Ese poder nos facilita el camino. … De ese modo, quienes guardan los convenios tienen derecho a un tipo especial de descanso que les llega mediante su relación por convenio con Dios”.

El élder Pearson dijo que existe un sentido de apatía espiritual y de cumplimiento casual de los convenios que se está volviendo cada vez más común entre aquellos que deberían saber y hacerlo mejor. “Mis jóvenes amigos, les ruego que tomen en serio sus convenios del templo. Guardar nuestros convenios sagrados con Dios es crucial, no opcional”.

Al hacer y guardar los convenios sagrados del templo las personas califican para la inmortalidad, la vida eterna y la plenitud de gozo. “¿Son sus convenios bautismales y del templo centrales en su vida, o meramente auxiliares?”

La compañía del Espíritu Santo

Tercero, una vida abundante requiere la compañía del Espíritu Santo.

“Recuerden, el Espíritu Santo es el maestro por excelencia. Sin la influencia del Espíritu Santo, estamos efectivamente desconectados de la verdad divina”, dijo el élder Pearson.

El Libro de Mormón contiene la plenitud del evangelio de Jesucristo y los principios para una vida abundante y una supervivencia espiritual. “Es nuestro recurso más poderoso para hacer crecer y restaurar la fe en Cristo y experimentar la influencia del Espíritu Santo”, dijo.

El élder Pearson dijo a los estudiantes: “La compañía del Espíritu Santo no tiene precio. El costo es un discipulado devoto”.

Mientras los nefitas esperaban el regreso del Salvador resucitado en el segundo día, “se arrodillaron… y oraron al Padre en el nombre de Jesús. Y [oraron] por lo que más deseaban; y su deseo era que les fuese dado el Espíritu Santo” (3 Nefi 19:8-9).

“Los invito a seguir este modelo. ¿Cómo cambiaría su vida si oraran constantemente todos los días para tener la influencia del Espíritu Santo y luego vivieran digno de ella? ¿Cómo mejoraría su capacidad de aprender y dominar lo que está estudiando?”.

El élder Kevin W. Pearson, Setenta Autoridad General, habla durante un devocional en el campus de BYU en el Marriott Center el martes, 18 de octubre de 2022. | Brooklynn Jarvis Kelson/BYU photo

Los dones del Espíritu — amor, gozo, paz, longanimidad, benignidad, bondad, fe — son la esencia de la abundancia, dijo el élder Pearson.

“La compañía constante del Espíritu Santo es crucial para evitar el engaño y vivir una vida abundante. Muchos abandonan al Salvador y sus convenios sagrados mucho antes de dejar la Iglesia del Señor. Sin embargo, el primer paso trágico en este viaje desgarrador es perder la influencia y la compañía del Espíritu Santo”.

Actitud de gratitud y servicio

Cuarto, “una vida abundante requiere una actitud de gratitud y una vida de servicio a los demás”.

El rey Benjamín declaró: “Cuando os halláis al servicio de vuestros semejantes, solo estáis al servicio de vuestro Dios” (Mosíah 2:17).

“Han venido aquí para aprender; esperamos que salgan a servir”, dijo el élder Pearson a los estudiantes.

Un sello distintivo de los Santos de los Últimos Días de todo el mundo es la voluntad de servir a los demás. “Servir es la esencia del discipulado cristiano y de una vida abundante. También es el antídoto contra la decepción personal y el desánimo. Esperamos que su servicio ‘tenga más impacto en el mundo que cualquier generación anterior’. Dondequiera que vayan, hay comunidades que necesitan su influencia y su servicio”.

Sin embargo, el mayor servicio tendrá lugar dentro de los hogares y las familias, continuó el élder Pearson.

“Les prometo que las ricas relaciones personales significarán más que cualquier otro logro, riqueza o influencia que obtengan”.

El élder Pearson dijo que su esposa y su familia son la abundancia de su vida. En su casa se exhibe de manera prominente una escritura que ha seguido siendo una “máxima definitoria en nuestra vida”.

“Escogeos hoy a quién sirváis… pero yo y mi casa serviremos a Jehová” (Josué 24:15).

“Les ruego que hagan lo mismo”, dijo el élder Pearson.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.

Conozca al miembro del Coro del Tabernáculo de Filipinas, además de otros miembros del coro y la orquesta con fuertes vínculos con el país.

En el primer concierto de la gira por Filipinas del Coro y la Orquesta del Tabernáculo, el élder Neil L. Andersen destacó el talento y la dedicación del público y de los participantes.

Los maestros ahora pueden registrar la asistencia a clase virtualmente a través de la aplicación Herramientas para miembros.

Vea cómo los JAS se han reunido en todo el mundo, desde Camboya hasta África.

El entonces élder Rendell N. Mabey bautizó al fiel pionero Billy Johnson en el océano en 1978. Ahora, un bisnieto y un nieto sirven juntos en la Misión Accra Ghana.

Hablando ante más de 100 personas reunidas en el auditorio del Museo de Historia de la Iglesia, el élder Kyle S. McKay, Setenta Autoridad General, exploró varios acontecimientos históricos clave de la historia de la Iglesia para mostrar un patrón de revelación continua en la restauración del Evangelio.