Menú

A pesar de los desafíos del mundo, el élder y la hermana Holland afirman: ‘El evangelio de Jesucristo es la respuesta’

Elder Jeffrey R. Holland of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, and his wife Sister Patricia Holland tour the Benbow family farm in Castle Frome, England on Thursday, Oct. 28, 2021. Holland’s 4th great-grand parents owned the farm and converted to The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints in 1840 through Wilford Woodruff. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
Elder Jeffrey R. Holland of The Quorum of the Twelve Apostles of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints and his wife Sister Patricia Holland pose at his home in Salt Lake City on Thursday, April 14, 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
Elder Jeffrey R. Holland of the Quorum of the Twelve Apostles of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints and his wife Sister Patricia Holland are interviewed prior to touring the United States Military Academy at West Point in West Point, NY on Friday, March 18, 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
Elder Jeffrey R. Holland of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, and his wife Sister Patricia Holland walk at the Benbow family farm in Castle Frome, England on Thursday, Oct. 28, 2021. Holland’s 4th great-grand parents owned the farm and converted to The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints in 1840 through Wilford Woodruff. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
Elder Jeffrey R. Holland of the Quorum of the Twelve Apostles of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints waves his cane after the 192nd Annual General Conference of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints in Salt Lake City on Saturday, April 2, 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
El presidente Russell M. Nelson, presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (izquierda) y el élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, saludan al presidente de distrito, Dennis Brimhall, en el Centro de Jeru Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
Cassidy Heaton and Chelsea Neubert, students at the BYU Jerusalem Center, look over the view of the Old City in Jerusalem on Friday, April 13, 2018. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
El élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles; su esposa, la hermana Patricia Holland; y sus hijos David F. Holland, Matthew S. Holland y Mary Alice Holland McCann recrean una vieja foto familiar como se muestra en el Día de Descubrimiento Crédito: Captura de pantalla ChurchofJesusChrist.org
3329 B 3 3329 A-B President Holland Family Portrait November 16, 1981 Photography by Mark A. Philbrick Photo by Mark A. Philbrick/BYU Scanned on April 7, 2015 Copyright BYU Photo 2015 All Rights Reserved photo@byu.edu (801) 422-7322 Crédito: BYU Photo
3826 B 16 3826 A-B July 1984 Pat Holland - office - on campus with President Holland Photo by Mark Philbrick/BYU Scanned on June 23, 2015 Copyright BYU Photo 2015 All Rights Reserved photo@byu.edu (801) 422-7322 Crédito: BYU Photo
Sister Patricia Holland, and her son Elder Matthew S. Holland a General Authority Seventy of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, talk as they attend Ensign College commencement at the Tabernacle on Temple Square in Salt Lake City on Friday, April 8, 2022. Crédito: Scott G Winterton, Deseret News
En esta vieja foto familiar, el élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Patricia Holland, están con sus hijos Matthew, Mary y David. Se mostró como parte de la presentación de los Holland en el Día de Descubrimi Crédito: Captura de pantalla ChurchofJesusChrist.org
El élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Patricia Holland, se ríen mientras escuchan a sus hijos compartir recuerdos de la infancia en la oficina construida junto a la casa de invierno de Brigham Young en St. Crédito: Captura de pantalla ChurchofJesusChrist.org
Elder Jeffrey R. Holland, of the Quorum of the Twelve Apostles of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, and wife, Sister Patricia Holland, ride as grand marshall at the Bountiful Handcart Days Parade on July 23, 1999. Crédito: DNEWS
El presidente de Chile, Ricardo Lagos, y su esposa, Luisa Durán, a la derecha, presentan obsequios al élder Jeffrey R. Holland y su esposa, la hermana Patricia Holland, en la reunión del 7 de julio. Poco tiempo después, los Holland regresaron a Utah despu Crédito: Alejandro Hoppe
Los miembros de la rama se reúnen con el élder Jeffrey R. Holland y su esposa, la hermana Patricia Holland, de pie a la derecha del letrero. En el extremo izquierdo están el presidente de la Misión Chile Santiago Norte, Lawrence E. Corbridge, y su esposa, Crédito: Keith Atkinson
El élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en su casa de Salt Lake City el jueves 14 de abril de 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
Elder Jeffrey R. Holland, a member of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints' Quorum of the Twelve Apostles, arrives for funeral services for Sister Donna Edith Smith Packer, wife of the late President Boyd K. Packer, who served as president of the Quorum of the Twelve Apostles, in Cottonwood Heights on Monday, March 14, 2022. Crédito: Scott G Winterton, Deseret News

Las vidas del élder Jeffrey R. Holland y la hermana Patricia Holland han sido moldeadas y esculpidas de muchas maneras por su dedicación al evangelio de Jesucristo y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

El élder Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, ha prestado servicio durante más de 30 años como autoridad general de la Iglesia. Anteriormente, fue presidente de la Universidad Brigham Young. La hermana Holland sirvió como consejera en la presidencia general de las Mujeres Jóvenes y ambos han dado la vuelta al mundo como emisarios de la Iglesia de Jesucristo.

Cuando el élder Holland reflexionó sobre su profundo pozo de experiencias diversas y ricas mientras se esforzaban por participar en la obra del Señor, dijo simplemente, “Hemos tenido la oportunidad de pasar nuestras vidas haciendo lo más importante en la vida”.

Durante un episodio reciente del podcast de Church News, el élder y la hermana Holland se sentaron con la presentadora invitada Sheri Dew y compartieron historias y lecciones que aprendieron durante varias décadas de servicio fiel.

Vuélvanse al Señor

Antes de que el élder Holland fuera llamado como autoridad general, la hermana Holland aceptó el llamamiento para servir en la presidencia general de las Mujeres Jóvenes como consejera de Ardeth Kapp. Fue una época ajetreada para su presidencia, ya que trabajaron para diseñar e implementar el programa, el lema y los valores de las Mujeres Jóvenes.

También fue una época ajetreada para su familia. El élder Holland era un joven y ocupado presidente de BYU y sus hijos iban desde la escuela primaria hasta la preparatoria. La hermana Holland recordó haber practicado música con sus hijos a las 5 o 6 de la mañana, conducir hasta la sede de la Iglesia desde su casa en Provo, permanecer en las reuniones de la junta directiva todo el día y luego volver a casa tarde para tratar de atender a su familia.

“Era bastante abrumador”, dijo la hermana Holland. Las presiones de esa época “me pusieron de rodillas. … Sabía que con todos estos desafíos que ya tenía, tenía que vivir por el Espíritu”.

Como familia, estaban dando todo lo que tenían, agregó el élder Holland. “Era mucho, pero estuvo bien y aprendimos a ser disciplinados y ayudarnos unos a otros, y los niños fueron geniales. … Fueron magníficos con su apoyo”.

BYU President Jeffrey Holland conducts a family devotional and scripture study in November 1980.
BYU President Jeffrey Holland conducts a family devotional and scripture study in November 1980. | Crédito: BYU Photo

Era un precedente que la hermana Holland ya había sentado en su hogar. Sus hijos habían crecido sabiendo que cuando tenían un problema debían llevarlo al Señor. “Si llegaban a casa llorando por algo, la primera respuesta de su madre era, ‘Bueno, oraremos al respecto’”, dijo el élder Holland.

Vieron a su madre pidiéndole ayuda al Señor todas las mañanas. “Vieron lo mucho que amamos el evangelio y lo apoyaron”, dijo la hermana Holland.

En los últimos años, tanto el élder como la hermana Holland han sufrido graves problemas de salud y, en cada caso, su salud se deterioró hasta el punto de ser de vida o muerte. La hermana Holland llamó a esas experiencias “un microcosmos refinado con una lupa”.

“Siento que todo lo que he hecho que ha sido un desafío me ha acercado más y más al Señor, todo”, dijo la hermana Holland sobre sus problemas de salud recientes. “Y no creo que puedas tener días oscuros sin tener luz, o luz sin tener oscuridad. Los necesitamos a ambos para que puedan inspirarse mutuamente”.

En el caso del élder Holland, pasó de estar en una silla de ruedas a un andador, a un bastón, y a caminar de nuevo sin ayuda. Ese proceso implicó mucha fisioterapia, trabajo duro y oraciones. Tanto en el caso de él como de la hermana Holland: “La oración realmente funciona. Las bendiciones del sacerdocio realmente cuentan. El Señor está a cargo, todos tenemos problemas. La extremidad del hombre es la oportunidad de Dios, simplemente continúa. Aprendimos esas lecciones”.

También les dio más empatía “saber que las personas reales tienen problemas reales y miedos reales, y cuando tienen obstáculos ponen una sonrisa y ponen un pie delante del otro y se levantan todos los días para enfrentarlos”, dijo él.

El élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, agita su bastón después de la Conferencia General Anual N° 192 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Salt Lake City el sábado 2 de abril de 2022.
El élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, agita su bastón después de la Conferencia General Anual N° 192 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Salt Lake City el sábado 2 de abril de 2022. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Esperen milagros

Uno de los pináculos del servicio del élder Holland en BYU fue la finalización del Centro de Jerusalén, que está situado en el Monte de los Olivos con vistas al Valle del Cedrón en Jerusalén Este.

En una reciente celebración del 50 aniversario del programa, el élder Holland recordó la hazaña asombrosa que fue construir esa instalación. “Realmente es un milagro”, dijo el élder Holland.

En el momento en que estaban buscando un lugar para construir, todo lo que pudieron encontrar fue una pequeña propiedad en forma de L “fea” en un barranco con algunas cabras. “No había nada más”.

Le mostraron la propiedad al presidente N. Eldon Tanner, quien en ese entonces era consejero de la Primera Presidencia, y “por la expresión de su rostro se notaba que no íbamos a obtener ese terreno”, dijo el élder Holland.

En cambio, el presidente Tanner caminó por el barranco y cruzó la cima de la colina con la vista más espectacular de la Ciudad Vieja en cualquier lugar del área. “Este es el terreno. Consiga este terreno”, declaró el presidente Tanner.

También podría haber estado en Londres y haber declarado: “Consigue el Palacio de Buckingham”, recordó el élder Holland.

Cassidy Heaton y Chelsea Neubert, estudiantes del Centro de BYU en Jerusalén, contemplan la Ciudad Vieja de Jerusalén el viernes, 13 de abril de 2018.
Cassidy Heaton y Chelsea Neubert, estudiantes del Centro de BYU en Jerusalén, contemplan la Ciudad Vieja de Jerusalén el viernes, 13 de abril de 2018. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Sin embargo, esa es la propiedad donde se encuentran las instalaciones actuales, que el élder Holland atribuyó a muchas personas que trabajaron muy duro y “un milagro tras otro: la persona adecuada en el momento adecuado, el comité adecuado en el momento adecuado, la Knesset (parlamento del Israel moderno) en el estado de ánimo adecuado en el momento adecuado, y así sucesivamente”.

La hermana Holland, quien estuvo a su lado durante gran parte del proceso, comentó que su esposo es un hombre de fe perfecta. Él confía en que no hay nada que no se pueda hacer con la ayuda del Señor. “Es un hombre de milagros porque cree que se puede hacer”.

Años más tarde, como miembro joven del Cuórum de los Doce Apóstoles, el presidente Gordon B. Hinckley llamó al élder Holland para presidir el Área en Chile. Aunque no tenían experiencia con la cultura, la gente o el idioma, aceptaron. “Tuvimos milagros a lo largo y ancho del país”, recordó. 

Por ejemplo, aproximadamente seis meses después de su asignación, asistieron a una reunión de conferencia de estaca el sábado por la noche en Viña del Mar, una hermosa ciudad costera. La hermana Holland le dijo a su esposo que sentía que necesitaba hablar sobre el diezmo.

El élder Holland respondió, “No conocemos el vocabulario sobre el diezmo. No sé cómo podemos hacerlo”. A lo que la hermana Holland respondió, “Bueno, yo tampoco sé cómo puedo hacerlo. Pero eso es lo que creo que debo hacer.

Durante la ceremonia de la palada inicial, la hermana Patricia Holland habla de los lazos profundos de su familia con la comunidad de Provo.
Durante la ceremonia de la palada inicial, la hermana Patricia Holland habla de los lazos profundos de su familia con la comunidad de Provo. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Y durante los siguientes 20 minutos dio un sermón sobre la ley del diezmo en un español impecable. “Nunca había visto eso antes en mi vida, donde ella no sabía el idioma, no conocía el vocabulario y no sabía el tiempo verbal, pero se puso de pie y dio ese sermón”, dijo el élder Holland.

Al pensar en sus experiencias en diversas áreas de la Iglesia, la hermana Holland dijo que le gustaría poder decirles a los hombres y mujeres jóvenes, especialmente a los futuros misioneros, que no deben tener miedo de la obra misional. “Necesitan saber que hay milagros en la Iglesia. Han ocurrido, y ocurrirán una y otra y otra vez”.

Una Iglesia que conduce a la felicidad

A pesar de todos los problemas que actualmente aquejan al mundo — “Es verdad, los desafíos del mundo son mayores que nunca, y parece que van a ser un desafío cada vez mayor”, dijo la hermana Holland — tanto el élder y la hermana Holland ofrecieron mensajes de optimismo, fe y esperanza.

“Cuanto más tiempo pasamos con Dios, más creemos, más profundamente creemos, más lo conocemos como un Dios de amor”, aseguró la hermana Holland. “Él es un Dios de felicidad, es un Dios de, ‘Haré cualquier cosa para ayudarte. Soy un Dios de perdón. Soy un Dios de paciencia. A medida que te desarrolles, Mi brazo estará alrededor de ti todo el tiempo’”.

La hermana Holland testificó que el Padre Celestial está cerca de las personas a través de todos sus desafíos. “Somos las personas más bendecidas en la tierra. Es increíble para mí lo bendecidos que somos”.

El élder Holland habló de los últimos días del ministerio terrenal del Salvador y que, incluso con todo lo que le esperaba — el sufrimiento, sangrar por cada poro y clamar: “¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has desamparado?” y sentirse absolutamente solo — con todo eso por delante, el Salvador pudo decir, “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo.” (Juan 14:27). Y “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción. Pero confiad; yo he vencido al mundo” (Juan 16:33).

El mandato de estar alegres “hace que nuestros pequeños problemas parezcan bastante pequeños, bastante insignificantes, cuando se piensa en ese llamado a estar alegres, a estar en paz, a hacerlo, a enfrentar lo que sea que se vaya a enfrentar y a tener un final feliz”.

El élder Holland declaró que esta es la Iglesia de los finales felices. “Esto es paz, alegría y buenas nuevas. Esta es la buena nueva, y ese ha sido nuestro privilegio. … Hemos tenido la oportunidad de hacer lo más importante del mundo, con las bendiciones más importantes y abundantes, como acaba de mencionar Pat, que provienen de ello, y es enseñar que Jesús es el Cristo. Y en esto, en nuestro caso, que esas verdades, esa paz, esa alegría, esa promesa, esa esperanza todo ha sido restaurado”.

Cualquiera que sea el problema o la “cruz” que deban soportar los individuos — ya sea una enfermedad; pobreza; enfermedad mental; tensiones sociales, raciales o étnicas — la respuesta es tomar esa cruz y “marchar hacia la luz del sol”, dijo el élder Holland. “Podemos resolver todos estos problemas. El evangelio, cualquiera que sea la pregunta, el evangelio de Jesucristo es la respuesta. Y eso es lo que hemos tenido la oportunidad de tratar de decir, declarar y representar, y queremos hacerlo mejor de lo que lo hemos hecho. Pero nos encantaría tener la oportunidad de intentarlo”.

El élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Patricia T. Holland, posan en su casa en Salt Lake City el jueves, 14 de abril de 2022.
El élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Patricia T. Holland, posan en su casa en Salt Lake City el jueves, 14 de abril de 2022. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.

La Conferencia de BYU para Mujeres ha anunciado sus oradores principales de 2024. Se invita a las mujeres jóvenes y a sus líderes a unirse a un evento el miércoles por la noche.

La gira del Coro del Tabernáculo por Filipinas comienza con jóvenes interpretando danzas tradicionales. Esta es la segunda parada de la gira “Esperanza” y la primera vez que el coro visita Filipinas.

Estos nuevos presidentes de misión y sus compañeras han sido llamados a servir por la Primera Presidencia. Comenzarán su servicio en julio.

En el video de Church News “El éxodo de Nauvoo”, los líderes y aquellos en la histórica Nauvoo, Illinois, recuerdan a los primeros miembros de la Iglesia mientras caminan casi 2 km por Parley Street hasta el río Misisipi.

El centro de reuniones de Brayton está dando paso a un templo cuyo tamaño ha sido reconstruido y reubicado en Anchorage, Alaska.

La Primera Presidencia ha llamado a prestar servicio a los siguientes nuevos presidentes y directoras de obreras del templo. Comenzarán su servicio en septiembre o cuando se dediquen los templos.