Menú

Los santos celebran y muestran gratitud por un templo en Guam a través de la música y la danza

Andrew Air Fore Base Cultural Dancers perform as church members celebrate the dedication of the Yigo Guam Temple at the Barrigada Stake Center in Guam on Friday, May 20, 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
Children sing as church members celebrate the dedication of the Yigo Guam Temple at the Barrigada Stake Center in Guam on Friday, May 20, 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
Kaela Martinez and Tonton Martinez play ukulele’s as church members celebrate the dedication of the Yigo Guam Temple at the Barrigada Stake Center in Guam on Friday, May 20, 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
Kitaela Kalima performs as church members celebrate the dedication of the Yigo Guam Temple at the Barrigada Stake Center in Guam on Friday, May 20, 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
Saera Walter and niece Zebella Cheng watch performers as church members celebrate the dedication of the Yigo Guam Temple at the Barrigada Stake Center in Guam on Friday, May 20, 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
The Yigo Guam Temple Yigo on Friday, May 20, 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
Jim and Rosmarie Cruz laugh with friends as church members celebrate the dedication of the Yigo Guam Temple at the Barrigada Stake Center in Guam on Friday, May 20, 2022. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

BARRIGADA, Guam – Al igual que los humildes comienzos de la Iglesia en la isla de Guam hace casi 80 años, la celebración de gratitud del viernes comenzó con unos pocos asistentes entusiastas que aumentaron a una multitud de cientos de personas en el centro de estaca en Barrigada.

Los niños trepaban y se sentaban en los árboles alrededor de la capilla riendo y comiendo entre ellos. En el interior, sus padres y otras personas de la comunidad compartieron sus risas y agregaron algunas lágrimas mientras compartían su agradecimiento por un nuevo templo.

Rosemarie Cruz y su esposo, Jim Cruz se mudaron a Guam hace 50 años. Ahora, a los 89 años, la hermana Cruz era una de las personas más felices de la isla al hablar de su agradecimiento por un templo.

“Siempre pensé que llegaría”, dijo, hablando de un templo. “Un templo es un símbolo del amor de Dios. Dios es amor. El amor es la respuesta a todo.”

El Templo de Yigo Guam el viernes, 20 de mayo de 2022.
El Templo de Yigo Guam el viernes, 20 de mayo de 2022. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Sin embargo, la hermana Cruz casi no llega a este momento de la vida. Cuando estaba recién casada, buscaba a Dios y “quería tener una vida buena”, dijo ella.

Tenía vecinos en California, en ese momento, que, según ella, tenían la vida buena que ella quería. Ella sabía que eran miembros de la Iglesia.

“Siempre quise que mi vecina me invitara”, dijo ella. “Pero no lo hizo”.

Cuando ella y su esposo se mudaron a Guam, la Iglesia era relativamente pequeña en comparación con lo que había visto en California. Pero cuando la encontró allí, no la dejó ir.

“Nuevamente, vi cómo vivían”, dijo sobre algunos vecinos nuevos. “No teníamos misioneros que nos enseñaran, solo vecinos con buenos ejemplos”.

Ella y sus hijas, que tenían la edad suficiente para ser bautizadas, se unieron a la Iglesia. Su esposo tardó un poco más, pero una vez que todos se bautizaron, nunca miraron hacia atrás.

Cuando la pareja decidió ahorrar dinero para sellarse en el templo, la hermana Cruz se sintió atraída por Utah y el Templo de Salt Lake.

Jim y Rosemarie Cruz se ríen con amigos mientras los miembros de la Iglesia celebran la dedicación del Templo de Yigo Guam en el Centro de Estaca Barrigada en Guam el viernes, 20 de mayo de 2022.
Jim y Rosemarie Cruz se ríen con amigos mientras los miembros de la Iglesia celebran la dedicación del Templo de Yigo Guam en el Centro de Estaca Barrigada en Guam el viernes, 20 de mayo de 2022. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

“Había algo en él”, dijo ella. “Tenía que ser el indicado para nosotros”.

Hicieron el viaje, se sellaron y continuaron viviendo el Evangelio durante las últimas cinco décadas con su familia.

“Nuestra hija mayor fue la primera hermana misionera en servir desde Guam”, dijo la hermana Cruz con lágrimas de orgullo en los ojos.

Mirando alrededor del abarrotado salón cultural a las muchas personas que ahora formaban parte de este trayecto con ella, la hermana Cruz expresó una esperanza para esta generación más joven de santos.

“Espero que sigan estudiando la Biblia y el Libro de Mormón y que sigan adelante”, dijo ella.

Llenar un vacío en el corazón

Entre los que se unieron a la celebración en el centro de estaca había muchos que habían formado parte del crecimiento de la Iglesia pero que ya no viven en la isla. Misioneros retornados (parejas mayores y jóvenes), antiguos empleados de la Iglesia, hombres y mujeres del ejército de los EE. UU. que habían estado allí en una asignación y otros regresaron para la ocasión.

Entre los que regresaron para la dedicación estaban los Creamer. El hermano LaMar Creamer trabajó para la Iglesia y aceptó un puesto en Guam en 2004 que anticipó que lo llevaría a él y a su familia a estar allí hasta por una década. Después de unos pocos años, los problemas de salud lo obligaron a él y a su familia a regresar al continente.

“Eso abrió un vacío en mi corazón”, dijo LaMar Creamer. “Las personas de la isla habían llenado un vacío que no sabía que estaba en mi corazón, y el hecho de irme lo abrió nuevamente”.

“Fue aquí donde realmente aprendí lo que es el servicio”, dijo él.

En un momento, los santos de Pohnpei (uno de los cuatro Estados Federados de Micronesia) querían participar en la obra del templo a pesar de que sabían que ellos mismos no podrían asistir al templo. En su lugar, recopilaron nombres de sus historias familiares y organizaron los nombres para que se efectuaran las ordenanzas del templo por ellos.

“La hermana Creamer y yo tomamos esos nombres e hicimos todas las ordenanzas que pudimos”, dijo él.

¿Y cuando se anunció el templo para el país del que no querían irse?

“No pudimos evitar llorar”, dijo él. “Será una gran bendición para Guam y para las personas de estas islas”.

Saera Walter y su sobrina Zebella Cheng observan a los artistas mientras los miembros de la Iglesia celebran la dedicación del Templo de Yigo Guam en el Centro de Estaca Barrigada en Guam el viernes, 20 de mayo de 2022.
Saera Walter y su sobrina Zebella Cheng observan a los artistas mientras los miembros de la Iglesia celebran la dedicación del Templo de Yigo Guam en el Centro de Estaca Barrigada en Guam el viernes, 20 de mayo de 2022. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Una nueva experiencia trae una nueva estrofa a la canción

La esposa de LaMar Creamer, Tami Creamer, tuvo una experiencia única en su camino a Guam para la dedicación.

Tami Creamer y su amiga Derena Bell escribieron la música y la letra de la canción “Yo sé que me ama el Salvador” en 2002.

En el avión, Tami Creamer fue inspirada con nuevas palabras para una estrofa adicional de esa canción. Estas palabras se referían a los templos y el significado de lo que ocurre dentro de ellos.

Aquí en esta hermosa Casa del Señor,
Ayudamos a traer a nuestros seres queridos a Jesús.
Uniendo a nuestras familias a través del santo poder de Dios,
Eternamente fortalecidos, estaremos.

El templo es testigo del amor de Dios por mí,
Una bendición del cielo.
Un lugar lleno de paz, donde el cielo y la tierra se encuentran,
Para siempre nuestras familias lo serán.

Un grupo de niños de la Primaria aprendió y cantó la canción como parte de la celebración del viernes por la noche. Para Tami Creamer fue una adición adecuada a la canción y al apego de su familia a Guam.

“Puedes irte de Guam”, dijo ella. “Pero no puedes dejar ir este lugar”.

Los niños cantan mientras los miembros de la Iglesia celebran la dedicación del Templo de Yigo Guam en el Centro de Estaca Barrigada en Guam el viernes, 20 de mayo de 2022.
Los niños cantan mientras los miembros de la Iglesia celebran la dedicación del Templo de Yigo Guam en el Centro de Estaca Barrigada en Guam el viernes, 20 de mayo de 2022. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Beneficiar a la comunidad y la isla

El pueblo chamorro que es nativo de la isla de Guam cree firmemente en la conexión entre las personas y sus antepasados ​​y la tierra de sus antepasados.

Kawika Davis, un joven adulto de Guam, dijo que la única palabra que describe lo que sentía en ese momento era “emoción”.

Sí, esa emoción se debe en parte a la proximidad de un templo donde ahora puede adorar y servir. Pero él siente que es más que eso.

“Este templo beneficiará tanto a la comunidad como a la isla”, dijo él. “Creemos que hay una conexión espiritual con la tierra y nuestros antepasados. El templo fortalece esa conexión”.

Como ex presidente de los hombres jóvenes en su barrio y estaca, Davis ayudó a los jóvenes a organizar y llevar a cabo actividades de recaudación de fondos que les permitieron asistir al templo en Filipinas para realizar bautismos por los muertos.

“Nos da mucha alegría y emoción saber que podemos ir al templo en 15 minutos en lugar de planificar y ahorrar para un vuelo de tres horas”, dijo él .

Música, comida y hermanamiento

Los niños trepando a los árboles alrededor de la capilla no estaban tratando de evitar a sus padres u omitir la celebración que se estaba llevando a cabo dentro del edificio. Simplemente no había espacio para todos.

Los pasillos, las aulas, el salón cultural, el escenario — todo estaba lleno de gente.

Cada uno había traído algo para contribuir a la comida compartida que iba desde pizza hasta rollitos de huevo y pollo frito. Los postres por docenas también llenaron las mesas en otro rincón del salón cultural.

Los grupos subieron al escenario para cantar canciones de gratitud o bailar en alabanza y alegría por la nueva bendición de un templo situado justo al final de la calle. Ukuleles, guitarras, tambores y piano llenaron el aire con notas de agradecimiento y alegría.

Los bailarines culturales de la base Andersen Air Fore se presentan mientras los miembros de la Iglesia celebran la dedicación del Templo de Yigo Guam en el Centro de Estaca Barrigada en Guam el viernes, 20 de mayo de 2022.
Los bailarines culturales de la base Andersen Air Fore se presentan mientras los miembros de la Iglesia celebran la dedicación del Templo de Yigo Guam en el Centro de Estaca Barrigada en Guam el viernes, 20 de mayo de 2022. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Al final de la noche, la celebración cerró con una oración agradeciendo al Padre Celestial por las bendiciones que las personas ya ven por la construcción de un templo. El gozo que emanaba de cada puerta y ventana de la capilla se convirtió en humilde reverencia por el amor y la misericordia de Dios al proporcionar un templo en un lugar tan remoto del mundo.

Los jóvenes del distrito del templo escucharán al élder David A. Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y a otros líderes de la Iglesia el sábado por la tarde como parte de un devocional especial para jóvenes.

La dedicación del Templo de Yigo Guam se llevará a cabo el domingo en tres sesiones a lo largo del día.

Lea más sobre la cobertura del Templo de Yigo Guam

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.

El centro de reuniones de Brayton está dando paso a un templo cuyo tamaño ha sido reconstruido y reubicado en Anchorage, Alaska.

La Primera Presidencia ha llamado a prestar servicio a los siguientes nuevos presidentes y directoras de obreras del templo. Comenzarán su servicio en septiembre o cuando se dediquen los templos.

“En un mundo con muchos muros, debemos seguir construyendo puentes”, dijo el élder Dieter F. Uchtdorf mientras se encontraba en la frontera entre Estados Unidos y México antes de la dedicación del Templo de McAllen, Texas.

El presidente de estaca considera que la nueva rama es un hito importante para las islas situadas frente a la costa de África.

Infórmese sobre cómo ver el devocional, cuánto durará y cómo prepararse.

“Crean que Dios conoce sus desafíos y enviará milagros”, dice Sarah Jane Weaver, editora ejecutiva de Church News, durante un devocional de BYU-Hawái.