Menú

Cuarto año consecutivo en que un apóstol habla en el Foro Interreligioso del G20. Esto es lo que el élder Rasband dijo acerca de su participación

El élder Ronald A. Rasband, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el segundo desde la derecha, posa para una foto con otros líderes religiosos durante el Foro Interreligioso del G20 en Bolonia, Ita Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
El élder Ronald A. Rasband, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla durante la sesión Libertad de religión y creencias: Protección de las minorías desde el Palazzo Re Enzo durante el Foro Inter Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
La hermana Sharon Eubank, primera consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, a la derecha, habla sobre el hambre en el mundo durante el Foro Interreligioso del G20 en Bolonia, Italia, el martes, 14 de septiembre de 2021. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
La hermana Sharon Eubank, primera consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, conversa con David Pollei del Consejo Asesor del G20IF y Khushwant Singh antes de hablar sobre el hambre en el mundo durante el Foro Interreligioso del G20 en Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
El élder Ronald A. Rasband, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla durante la sesión “Libertad de religión y creencias: Proteger a las minorías” desde el Palazzo Re Enzo durante el Foro Interreligioso del G20 en Bolonia, Italia, el lunes, 13 de septiembr Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

BOLONIA, Italia — El lunes, 13 de septiembre, por la mañana, el élder Ronald A. Rasband subió por la Via dell’Indipendenza en Bolonia, Italia, pasó por la famosa Fuente de Neptuno de 450 años y entró a un palacio medieval.

Allí, declaró al Foro Interreligioso del G20 que los 5000 millones de personas de fe del mundo deben unirse en contra de la persecución religiosa y a favor de la libertad religiosa.

Este es el cuarto año consecutivo en que un apóstol habla en el Foro Interreligioso del G20, el cual anualmente reúne a un destacado crisol de líderes religiosos, oficiales gubernamentales y redes humanitarias equipados para responder a problemas globales y promover la comprensión.

La membresía del G20, o el Grupo de los 20 (G20), representa a la Unión Europea y a 19 de las naciones más desarrolladas o en desarrollo del mundo.

“La Primera Presidencia de la Iglesia me dio la asignación de estar aquí”, dijo el élder Rasband. “Eso indica que los líderes de la Iglesia se toman muy en serio la libertad religiosa”.

El élder Rasband aprovechó su tiempo en el foro para forjar nuevas relaciones para la Iglesia o edificar el desarrollo de las relaciones de la Iglesia con los líderes de Sudán, Azerbaiyán, Etiopía, la Iglesia ortodoxa de Grecia, Religiones Unidas por la Paz y el Centro Internacional para el Diálogo Interreligioso e Intercultural. En esas reuniones, lo acompañaron el élder Jack N. Gerard, Setenta Autoridad General y director ejecutivo del Departamento de Comunicaciones de la Iglesia, y la hermana Sharon Eubank, presidenta de la organización benéfica Latter-day Saint Charities y primera consejera en la presidencia general de la Sociedad de Socorro.

El presidente Russell M. Nelson ha dado comienzo o fortalecido muchas de esas relaciones al reunirse con líderes que visitan Salt Lake City, dijo el élder Rasband. Otras comenzaron o se han nutrido cuando los líderes de la Iglesia han visitado otros países.

“Nuestra función aquí fue promoverlas, y continuarán creciendo en los años venideros”, dijo él, y señaló que trabajar con otros brinda fortaleza.

“Creemos que, al grado en que nosotros ahora podamos ser más que una voz solista, y los católicos puedan ser más que una voz solista, y los griegos ortodoxos puedan ser más que una voz solista, entonces podemos ser un coro”, dijo él. “En lugar de ser solistas en diferentes partes del mundo, podemos ser un coro y podemos dejar de lado las diferencias en nuestros principios. Por supuesto que tenemos diferencias, pero hay algunas cosas en las que estamos de acuerdo por completo, y eso es en lo que nos vamos a enfocar junto”.

El élder Ronald A. Rasband, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla durante la sesión “Libertad de religión y creencias: Proteger a las minorías” desde el Palazzo Re Enzo durante el Foro Interreligioso del G20 en Bolonia, Italia, el lunes, 13 de septiembre de 2021.
El élder Ronald A. Rasband, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla durante la sesión “Libertad de religión y creencias: Proteger a las minorías” desde el Palazzo Re Enzo durante el Foro Interreligioso del G20 en Bolonia, Italia, el lunes, 13 de septiembre de 2021. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

El élder Rasband habló en una sesión sobre la libertad religiosa para las religiones minoritarias. Él compartió la historia de la Iglesia como una minoría perseguida cuyos miembros sufrieron “asesinatos, robos, violaciones y desplazamientos de miles de kilómetros”. Habló específicamente sobre la orden de exterminio emitida por el gobernador de Misuri en la década de 1830.

Leer más: La capacidad de los creyentes para servir está ligada a la libertad religiosa, dice el élder Rasband en el Foro Interreligioso del G20 

“Sí, señores y señoras, ¡una orden de exterminio en los Estados Unidos de América!”, dijo él, provocando exclamaciones en la audiencia internacional del Palazzo Re Enzo, un palacio de ladrillos rojos de 775 años de antigüedad donde se llevaron a cabo las sesiones en largos y resonantes salones.

“Nosotros, que una vez fuimos una minoría muy perseguida, hoy extendemos la mano a otros en todo el mundo en compañerismo y asociación”, continuó diciendo. “Como la humilde semilla de mostaza descrita por Jesucristo en el Nuevo Testamento, hoy en día somos un árbol con ramas que extienden refugio y socorro a muchas personas”.

El élder Rasband y el élder Gerard asistieron al Foro Interreligioso del G20 por primera vez.

“Creo que es un foro muy impresionante, porque con el tiempo ha desarrollado credibilidad y prestigio”, dijo el élder Gerard. “Ojalá algo de esta gran labor con la comunidad interreligiosa se traduzca más en el componente parlamentario de la discusión, es decir, los responsables políticos, los jefes de Estado, los líderes serios de todo el mundo que se den cuenta de que el papel de la fe no solo nos ayudará a proteger la libertad de religión, sino que brindará una oportunidad de entender quiénes somos”.

La hermana Eubank participó en el foro por séptima vez. Ella compartió una voz de alarma sobre una crisis explosiva de hambre en el mundo durante una sesión enfocada en los niños y el hambre.

El poder de los grupos religiosos en la prevención del hambre, enfatiza la hermana Eubank en el Foro Interreligioso del G20 

En una entrevista, dijo que, mientras que el foro ha crecido casi de forma anual, hay otro desarrollo que es igual de importante.

“Durante los últimos tres años, se ha vuelto mucho más práctico”, dijo ella. “Recomiendan normas en las reuniones políticas del G20, y creo que buscamos oportunidades para colaborar”.

El élder Rasband dijo que la participación frecuente de la hermana Eubank, las relaciones que ella ha edificado y la reputación de la organización benéfica de la Iglesia beneficiaron a la delegación de la Iglesia asignada al foro interreligioso.

“Cuando entramos a una reunión, las personas se sienten atraídas por la hermana Eubank porque la conocen”, dijo él, “y conocen el buen trabajo que ha hecho Latter-day Saint Charities, no solo el hecho de que ella ha estado ahí, sino las soluciones prácticas que Latter-day Saint Charities ha brindado en todo el mundo”.

La hermana Sharon Eubank, primera consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, habla sobre el hambre en el mundo durante el Foro Interreligioso del G20 en Bolonia, Italia, el martes, 14 de septiembre de 2021.
La hermana Sharon Eubank, primera consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, habla sobre el hambre en el mundo durante el Foro Interreligioso del G20 en Bolonia, Italia, el martes, 14 de septiembre de 2021. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

La delegación de la Iglesia habló sobre soluciones prácticas en cada reunión.

Por ejemplo, el grupo hizo seguimiento de una reunión que el presidente Nelson tuvo a comienzos de este año en Salt Lake City con Nasr-Eddin Mofarah, el ministro de Asuntos Religiosos de Sudán. Los dos acordaron involucrarse en varios proyectos mediante Latter-day Saint Charities, incluyendo proyectos sobre centros de diálisis renal, cuidado neonatal y capacitación para la autosuficiencia.

“Hemos llegado a conocer a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y su maravilloso espíritu”, le dijo Mofarah al élder Rasband cuando se reunieron el 12 de septiembre, el primer día del foro interreligioso.

“Hablamos sobre los aspectos prácticos de estos proyectos en Sudán”, dijo el ministro luego de la reunión, a la cual describió como fructífera “ya que hizo un seguimiento de la cooperación entre la Iglesia y nosotros en Sudán”.

“Nos alienta y nos hace sentir humildes saber que el presidente Nelson está haciendo un seguimiento de estos proyectos”, añadió.

Tanto el papa Francisco como el presidente de Eslovenia, el primer ministro de Sri Lanka y el patriarca ecuménico Bartolomé, líder de la Iglesia ortodoxa de Grecia, hablaron o dieron mensajes en el foro interreligioso.

“Uno de los aspectos poderosos del entorno interreligioso del G20 es que sirve como recordatorio de las muchas áreas de la vida en las que la religión sigue teniendo un papel fundamental”, dijo Cole Durham, profesor de derecho de la Universidad Brigham Young y presidente de la Asociación del Foro Interreligioso del G20. “En nuestro mundo más secular en la actualidad… hay una tendencia a olvidar, o dejar de apreciar, el increíble papel que tiene la religión, el cual a menudo es un papel del que no se habla, invisible, sin agradecimientos, pero vital para fomentar todo tipo de bienestar en la sociedad”.

Luego del foro, el élder Rasband dijo que apreciaba lo que describió como una excelente asignación de la Primera Presidencia.

“Soy optimista por naturaleza”, dijo el élder Rasband, “pero soy incluso más optimista luego de la visita al Foro Interreligioso del G20”.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.