Menú

Vea: Élder Andersen enseña cómo mantenerse fiel al Salvador después de “saborear el fruto preciado” del Evangelio

En un nuevo video de la Iglesia publicado el jueves, 16 de septiembre de 2021, el élder Neil L. Andersen enseña cómo saborear el gozo del Evangelio restaurado. Crédito: Captura de pantalla de YouTube
El élder Neil L. Andersen del Cuórum de los Doce Apóstoles. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
En una escena de la serie de Videos del Libro de Mormón, Lehi participa del fruto del árbol de la vida. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

El Salvador Jesucristo comparó el buen fruto con cosas de valor eterno y alentó a Sus seguidores a recoger “fruto para vida eterna”, dijo el élder Neil L. Andersen, del Cuórum de los Doce Apóstoles.

En un nuevo video de la Iglesia — titulado “El fruto que es el más preferible” y publicado el jueves, 16 de septiembre — el élder Andersen usa el sueño de Lehi del árbol de la vida para enseñar la importancia de permanecer firmes y fieles al Salvador después de experimentar el fruto de Su Evangelio restaurado.

El video incluye imágenes del discurso de la conferencia general de octubre de 2019 del élder Andersen “El fruto”, la serie de Videos del Libro de Mormón e historias personales de personas que redescubrieron su fe después de perder la dirección espiritual.

“Ese preciado fruto simboliza las maravillosas bendiciones de la incomparable expiación del Salvador”, dijo el élder Andersen sobre el fruto que Lehi comió después de aferrarse a la barra de hierro que conducía a un árbol (véase 1 Nefi 8).

El élder Andersen continuó: “Como todos hemos aprendido, incluso después de saborear el preciado fruto del Evangelio restaurado, permanecer firmes y fieles al Señor Jesucristo no es fácil. Continuamos enfrentando distracciones y engaños, confusión y conmoción, seducciones y tentaciones que intentan alejar nuestros corazones del Salvador y de los gozos y las bellezas que hemos experimentado al seguirlo”.

Un hombre en el video comparó el sentir el Espíritu de nuevo después de alejarse como probar finalmente el fruto, otros alimentos o el agua después de haber estado sin ellos y anhelarlos.

“Fue un torrente de gozo y felicidad puros. La expiación [de Jesucristo] es real”, dijo. “Me aparté por un tiempo, me dejé caer. Pero por medio de la Expiación, pude regresar”.

Después de leer varias opiniones sobre la Iglesia y el Salvador, una mujer dijo que comenzó a sentirse confundida. Tenía amigos que cuestionaban la Iglesia y sabía que tenía que tomar una decisión.

Ella leyó en el Nuevo Testamento donde se marcharon muchos de los discípulos del Salvador y Él dijo a los Doce, “¿También vosotros queréis iros?”. (Juan 6:67).

“Cuando escuché eso”, dijo, “me impactó tanto, como si Él me estuviera diciendo: ‘¿También tú te irás?’ Y la respuesta de Pedro cuando dijo — “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna” — se convirtió en su respuesta.

El élder Andersen aconsejó: “Aunque no debemos temer, debemos estar en guardia. A veces, las cosas pequeñas pueden destruir nuestro equilibrio espiritual. No permitan que sus dudas, los insultos de los demás, los amigos sin fe o los errores y las decepciones desafortunadas los alejen de las bendiciones tiernas, puras que elevan el alma y que provienen del preciado fruto del árbol.

“Mantengan los ojos y el corazón centrados en el Salvador Jesucristo y en el eterno gozo que proviene sólo mediante Él”.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.