Menú

Sarah Jane Weaver: Como una reunión casual y el encargo de ‘continuar’ es importante para los misioneros del CCM de Inglaterra

The countryside view through the entrance of the Parish Church of Saint Leonard in Downham, England on Wednesday, Oct. 27, 2021. Early church missionaries Heber C. Kimball and Joseph Fielding taught and baptized many converts in the area. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News
The countryside in Downham, England on Wednesday, Oct. 27, 2021. Early church missionaries Heber C. Kimball and Joseph Fielding taught and baptized many converts in the area. Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

DOWNHAM, England — Las casas de piedra, los muros y puentes en Downham, Lancashire, Inglaterra, recuerdan a los visitantes modernos el aspecto que podría haber tenido este lugar cuando se llamó a Heber C. Kimball para dirigir el primer grupo de misioneros a Inglaterra en 1837.

De hecho, desde las bancas de la iglesia parroquial de Downham — ubicada entre las verdes colinas de una campiña inglesa casi intacta — es difícil no pensar en esos primeros misioneros Santos de los Últimos Días que bautizaron a un gran número de personas en esta área.

Sospecho que eso fue lo primero que pensaron el presidente M. Russell Ballard, el élder Jeffrey R. Holland y el élder Quentin L. Cook, todos del Cuórum de los Doce Apóstoles, cuando se acercaron a la histórica parroquia en Downham esta semana. En una asignación especial para dirigirse a miembros y misioneros en Inglaterra, estuvieron visitando importantes sitios de la historia de la Iglesia.

Cada uno había servido en una misión de tiempo completo en el país — el presidente Ballard llegó en 1948, seguido por el élder Cook y el élder Holland, quienes se convertirían en compañeros de misión en 1962. Todos obtuvieron como misioneros de tiempo completo en las Islas Británicas el fundamento espiritual que definiría sus vidas.

De regreso a su ‘hogar espiritual’, 3 apóstoles reflexionan sobre las vidas ‘ancladas en las Islas Británicas’ como misioneros de tiempo completo

Así que fue una sorpresa maravillosa encontrarse con un grupo de misioneros Santos de los Últimos Días reunidos en la parroquia.

Los misioneros — quienes visitaban lugares históricos un día antes de completar su capacitación en el Centro de Capacitación Misional de la Iglesia en Inglaterra, en las cercanías de Preston — también estaban encantados.

“No me lo esperaba”, dijo la hermana Laura Conte de Brescia, Italia. “Fue realmente especial”.

“Fue increíble”, agregó el élder Luke Adamson de York, Inglaterra.

“Fue una experiencia tan sorprendente y hermosa para los misioneros, y para nosotros, reunirnos en esa capilla especial”, dijo el presidente del CCM, Creg Ostler.

El élder Joshua Perkis, de Huddersfield, Inglaterra, estaba preparado para compartir las palabras del élder Heber C. Kimball con sus compañeros de misión cuando llegaron los venerables líderes de la Iglesia. En cambio, dejó que los apóstoles tomaran la iniciativa. “Ellos dijeron lo que se suponía que debía decir”, dijo, y agregó rápidamente, “Lo hicieron mejor de lo que yo lo hubiera hecho”.

El campo en Downham, Inglaterra, el miércoles, 27 de octubre de 2021. Unos de los primeros misioneros de la Iglesia, Heber C. Kimball y Joseph Fielding enseñaron y bautizaron a muchos conversos en el área.
El campo en Downham, Inglaterra, el miércoles, 27 de octubre de 2021. Unos de los primeros misioneros de la Iglesia, Heber C. Kimball y Joseph Fielding enseñaron y bautizaron a muchos conversos en el área. | Crédito: Jeffrey D. Allred, Deseret News

El momento fortuito fue un tesoro inesperado tanto para los misioneros como para los líderes, quienes son compañeros en la obra. Comparten — entre ellos y con Heber C. Kimball — el antiguo mandato del Salvador a Sus apóstoles de antaño: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que crea y sea bautizado será salvo” (Marcos 16: 15-16).

En el proceso, son cambiados y refinados.

Al caminar por las calles de Downham se pueden ver casas que estaban en pie a mediados del siglo XIX, “más o menos como eran las cosas cuando Heber C. caminaba por estos caminos”, dijo el élder Holland. La alegría de Downham, agregó, es que “es una pequeña captura en el tiempo”.

El élder Cook, el tataranieto de Heber C. Kimball, dijo que debido a que el área se ve hoy muy similar a como era entonces, le resulta fácil visualizar los últimos momentos del élder Kimball en el pueblo cuando terminaba su misión y abandonaba la ciudad. “Los niños salieron y le cantaron, y lloraron, y él estaba tan conmovido que tuvo que bajar al río y lavarse los ojos”, dijo el élder Cook. “Dejar este precioso lugar fue una de las experiencias más emotivas que él tuvo”.

No tengo ninguna duda de que un grupo de misioneros del CCM siente lo mismo acerca de un encuentro casual en una capilla histórica de Downham.

Así como las calles y las historias conectan la obra de hoy con la obra de los primeros días de la Restauración, tres apóstoles conectaron sus experiencias misionales con la siguiente generación de misioneros.

El presidente Ballard les pidió que avanzaran con poder y “continuaran” la obra.

“Élderes y hermanas, estamos orgullosos de ustedes”, dijo. “Tienen la verdad. Su mensaje es verdadero. José es el profeta que fue llamado por Dios para restaurar la plenitud del Evangelio eterno. Y ustedes lo tienen. Y tienen un Libro de Mormón. Y tienen un mensaje que todas las personas de este mundo deben escuchar. … Así que sean audaces y directos y dejen que el mundo sepa quiénes son y por qué han venido hasta aquí”.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.