Menú

Una proclamación excepcional: un vistazo a la del 2020 sobre la Restauración y las 5 previas en la historia de la Iglesia

En un video que se mostró durante la sesión del domingo por la mañana de la Conferencia General Anual núm. 190, el 5 de abril de 2020, el presidente Russell M. Nelson lee una nueva proclamación en la Arboleda Sagrada. La proclamación se titula: “La Restau Crédito: Captura de pantalla, ChurchofJesusChrist.org
El presidente Spencer W. Kimball y su esposa, la hermana Camilla Kimball, en la granja de Peter Whitmer Sr. en Fayette, Nueva York. Crédito: Intellectual Reserve, Inc.
La Primera Visión, por Del Parson. Crédito: Intellectual Reserve, Inc.
“La Primera Visión” (1934) por la artista Santo de los Últimos Días, Minerva Teichert, representa un momento clave de la Restauración. Crédito: Proporcionada por Brigham Young University Museum of Art
La Primera Visión, por Kenneth Riley. Crédito: Intellectual Reserve, Inc.
Esta ilustración de vidrio artístico de la Primera Visión acompaña el mensaje del presidente Russell M. Nelson del 26 de febrero de 2020 a los miembros de la Iglesia de “¡Escucharlo!”. Crédito: Intellectual Reserve, Inc.
Vitral de la “Primera Visión de José Smith” en el templo de Palmyra, Nueva York. Crédito: Willie Holdman
En un video que se mostró durante la sesión del domingo por la mañana de la Conferencia General Anual núm. 190, el 5 de abril de 2020, el presidente Russell M. Nelson lee una nueva proclamación en la Arboleda Sagrada. La proclamación se titula: “La Restau Crédito: Captura de pantalla, ChurchofJesusChrist.org

La Arboleda Sagrada, un profeta de Dios y un mensaje que se entregó — y recibió — de forma inmediata en todo el mundo.

En un digno homenaje de 200 años desde que el profeta José Smith fue visitado por Dios el Padre y Su Hijo Jesucristo en la Primera Visión, el presidente Russell M. Nelson eligió el mismo entorno de la Arboleda Sagrada para emitir una proclamación excepcional el domingo, 5 de abril — “La Restauración de la Plenitud del Evangelio de Jesucristo: Una Proclamación para el Mundo en el Bicentenario”.

La lectura de la proclamación por el presidente Nelson — escrita por la Primera Presidencia y el Consejo del Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días — fue pregrabada en la Arboleda Sagrada en las afueras de Palmyra, Nueva York, y fue transmitida como parte de la difusión global de la sesión del domingo por la mañana de la conferencia general de abril de 2020, proveniente de Salt Lake City, Utah.

Fue un recordatorio de hace cuatro décadas, cuando un presidente y apóstol de la Iglesia emitió una proclamación anterior honrando el aniversario número 150 de la organización de La Iglesia de Jesucristo desde otro sitio de la Restauración.

La proclamación que leyó el presidente Nelson en la Arboleda Sagrada comienza: “Solemnemente proclamamos que Dios ama a Sus hijos en toda nación del mundo. Dios el Padre nos ha dado el nacimiento divino, la vida incomparable y el sacrificio expiatorio infinito de Su Amado Hijo, Jesucristo. Por el poder del Padre, Jesús resucitó y logró la victoria sobre la muerte. Él es nuestro Salvador, nuestro Ejemplo y nuestro Redentor”.

Lea la proclamación completa que compartió el presidente Nelson durante la sesión del domingo por la mañana de la conferencia general

Después menciona los eventos de la Primera Visión de José Smith, la aparición del Padre y el Hijo y la llegada posterior de mensajeros celestiales para restaurar las ordenanzas y la autoridad del sacerdocio. Destaca la traducción del “Libro de Mormón, Otro Testamento de Jesucristo”, al igual que sus enseñanzas y testimonios. Y la proclamación declara que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días “es la Iglesia restaurada de Cristo, de la época del Nuevo Testamento”.

“Con alegría declaramos que la Restauración prometida avanza por medio de la revelación continua. La tierra jamás volverá a ser la misma, dado que Dios ‘reunir[á] todas las cosas en Cristo’”, concluye la proclamación.

“Con reverencia y gratitud, en calidad de Sus apóstoles invitamos a todos a saber —como nosotros lo sabemos— que los cielos están abiertos. Afirmamos que Dios está dando a conocer Su voluntad para con Sus amados hijos e hijas. Testificamos que aquellos que estudien con espíritu de oración el mensaje de la Restauración y actúen con fe serán bendecidos para obtener su propio testimonio de la divinidad y del propósito de ella, de preparar al mundo para la Segunda Venida prometida de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo”.

Antes de compartir la proclamación, el presidente Nelson explicó que los líderes de la Iglesia habían considerado una conmemoración apropiada para el aniversario del bicentenario de “este evento singular”.

La Primera Visión, por Del Parson.
La Primera Visión, por Del Parson. | Crédito: Intellectual Reserve, Inc.

“Nos preguntamos si se debería erigir un monumento, pero a medida que consideramos el impacto histórico único e internacional de la Primera Visión, nos sentimos impresionados a crear un monumento — no de granito o piedra, sino de palabras — palabras de proclamación solemnes y sagradas — escritas, no para tallarse en “tablas de piedra’, sino para grabarse en las “tablas de carne de nuestro corazón”, dijo él, refiriéndose a 2 Corintios 3:3.

La proclamación ya se ha traducido a 12 idiomas, y seguirán más, y está disponible de inmediato en el sitio web de la Iglesia al igual que aquí en el sitio web de Church News.

“Estúdienla en privado y con sus familiares y amigos”, invitó el presidente Nelson después de compartir la proclamación. “Contemplen las verdades y consideren el impacto que esas verdades tendrán en su vida si las escuchan, las acatan y guardan los mandamientos y los convenios que las acompañan”.

Él concluyó con su testimonio de José Smith, su labor como profeta y mártir de la restauración. “Cómo lo quiero y lo honro”, dijo el presidente Nelson.

“¡Dios vive! ¡Jesús es el Cristo! ¡Su Iglesia ha sido restaurada! Él y Su Padre, nuestro Padre Celestial, cuidan de nosotros. Testifico en el nombre sagrado de Jesucristo. Amén”.

El presidente Nelson luego dirigió a los oyentes en el grito de Hosanna, después de explicar su historia y su propósito. La sesión concluyó con el coro pregrabado y la congregación entonando el himno de la Restauración: “El Espíritu de Dios”.

¿Qué tan inusuales son las proclamaciones de la Iglesia? Solo se han emitido cinco antes por los líderes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; la del domingo es la sexta. Las primeras tres se emitieron en los primeros 35 años desde la organización de la Iglesia, las últimas tres en los últimos 40 años.

En general, las declaraciones y los comunicados se dirigen a los santos de los últimos días, mientras que las proclamaciones están destinadas más allá del ámbito de la membresía de la Iglesia — las proclamaciones se dirigen al mundo.

“Todas las declaraciones de este tipo han sido de naturaleza solemne y sagrada y se han emitido con la intención de presentar, edificar y regular los asuntos de la Iglesia como el reino de Dios en la tierra”, escribió Robert J. Matthews en una entrada sobre “proclamaciones” en la “Encyclopedia of Mormonism” publicada en 1992.

Las cinco proclamaciones anteriores son:

  • Proclamación de la Primera Presidencia a los Santos Esparcidos en el Exterior, emitida el 15 de enero de 1841 en Nauvoo, Illinois — Firmada por José Smith, Sidney Rigdon y Hyrum Smith, la proclamación detalla el progreso de la Iglesia a pesar de dificultades y persecuciones.

  • Proclamación de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, emitida el 6 de abril de 1845 en la ciudad de Nueva York, Nueva York, y el 22 de octubre de 1845 en Liverpool, Inglaterra — Emitida por los Doce ya que el martirio disolvió la Primera Presidencia, la proclamación fue impresa y distribuida en ambos lados del océano Atlántico. Proclamó que Dios había hablado desde los cielos y había restaurado el evangelio de Jesucristo en la tierra y contenía una voz de advertencia al igual que una invitación.

  • Proclamación de la Primera Presidencia y de los Doce Apóstoles, emitida el 21 de octubre de 1865 en Salt Lake City — Esta proclamación se envió a los miembros de la Iglesia para corregir ciertas teorías sobre la naturaleza de Dios y estableció la orden de que solo la Primera Presidencia debe anunciar nueva doctrina.

  • Proclamación de la Primera Presidencia y del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, emitida el 6 de abril de 1980 desde Fayette, Nueva York — El presidente Spencer W. Kimball anunció la proclamación durante la sesión del domingo por la mañana de la conferencia general de abril de 1980 y el aniversario número 150 de la organización de la Iglesia. Él y el (en aquel entonces) élder Gordon B. Hinckley se unieron a los procedimientos de la conferencia desde la granja restaurada de Peter Whitmer Sr. El élder Hinckley leyó la proclamación que detalló la restauración, el progreso, la doctrina, la misión y el mensaje de la Iglesia.

El presidente Spencer W. Kimball y su esposa, la hermana Camilla Kimball, en la granja de Peter Whitmer Sr. en Fayette, Nueva York.
El presidente Spencer W. Kimball y su esposa, la hermana Camilla Kimball, en la granja de Peter Whitmer Sr. en Fayette, Nueva York. | Crédito: Intellectual Reserve, Inc.

  • La Familia: Una Proclamación para el Mundo, emitida el 23 de septiembre de 1995 en Salt Lake City — Leída por el presidente Gordon B. Hinckley en la reunión general de la Sociedad de Socorro, antes de la conferencia general de octubre de 1995, y el propósito de la proclamación fue “advertir y prevenir” al mundo y ofrecer una declaración oficial de la Iglesia sobre la familia, el matrimonio, las funciones de género y la sexualidad humana.

Una proclamación es diferente a una declaración oficial, exposición doctrinal o comunicados sobre políticas. Algunas provinieron solo de la Primera Presidencia, algunas solo del Cuórum de los Doce y algunas tanto de la presidencia como del cuórum.

Se pueden encontrar ejemplos de las declaraciones en la Doctrina y Convenios de la Iglesia. La Declaración Oficial 1 es el Manifiesto de 1890 que declara de forma oficial la recomendación de la Iglesia contra cualquier matrimonio plural futuro por santos de los últimos días como respuesta a la presión contra la poligamia por parte del gobierno de los Estados Unidos. Y la Declaración Oficial 2 es la Revelación de 1978 sobre el sacerdocio que se anunció por líderes de la Iglesia en junio de 1978 — que extendió las bendiciones del sacerdocio y del templo a todos los miembros varones dignos de la Iglesia — y se ratificó en la conferencia general de octubre de 1978.

Los ejemplos de otras comunicaciones semejantes incluyen la epístola general de 1847 de Brigham Young y el Consejo de los Doce Apóstoles a los primeros santos durante los varios años de la “era apostólica” tras el martirio de José y Hyrum Smith, la Declaración de la Primera Presidencia de 1909 sobre el origen del hombre, una exposición doctrinal sobre el Padre y el Hijo que se emitió en la revista Improvement Era de agosto de 1916, el mensaje de la Primera Presidencia en 1938 sobre la paz mundial que se emitió un mes tras el inicio de la Segunda Guerra Mundial y el pronunciamiento de El Cristo Viviente: El Testimonio de los Apóstoles en la transición de los siglos XX y XXI.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.

Se donaron USD$10.4 millones de dólares a través de las máquinas de donativos ubicadas en 61 lugares en siete países.

La carta del 29 de febrero también da instrucciones de que sólo se lleve a cabo la reunión sacramental el Domingo de Pascua de Resurrección.

Los miembros de la presidencia general de la Sociedad de Socorro comparten su entusiasmo por el próximo evento que celebrará el aniversario — y el propósito — de la Sociedad de Socorro.

El Templo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Manhattan, Nueva York, cerrará el 2 de marzo de 2024 para una extensa renovación que se espera que demore tres años.

Estas nuevos presidentes y directoras de obreras de templo han sido llamadas a prestar servicio por la Primera Presidencia. Comenzarán su servicio en septiembre o cuando se dediquen los nuevos templos.

Vea todo lo que sucederá en línea y en persona en RootsTech 2024, la conferencia de historia familiar más grande del mundo.