Menú

Los maestros de la Primaria y las familias ven el gozo de la ministración

Familias enteras bendecidas por la atención de los maestros de Primaria a una niña sorda de 3 años y a un niño ocupado de 5 años

A medida que los maestros se acercan para conectarse con los padres de los niños en sus clases de la Primaria, las bendiciones de comprensión, unidad, apoyo y pertenencia pueden ser abundantes.

Ministrar a los niños de la Primaria y sus familias pueden tener un impacto profundo. Y los maestros de la Primaria verán el gozo de su llamamiento.

La presidencia general de la Primaria escribió en Church News (en inglés) que el valor de un maestro de la Primaria es grande:

“A medida que los maestros bendigan a los niños sirviendo y ministrando sus necesidades individuales, abundantes bendiciones también entrarán en sus vidas y se acercarán más al Señor. A través de esta labor de amor, tanto los maestros como los niños de la Primaria disfrutarán de la bendición prometida de nuestro Padre Celestial de que ‘grande será la paz de tus hijos’ (Isaías 54:13)”.

Ver a una hija de Dios

Cuando Emma Bair tenía 3 años, sus padres se enteraron de que era sorda.

La familia acababa de mudarse al Barrio Valley View de la Estaca Rexburg, Idaho. Los maestros de la Primaria de Emma, ​​Jay y Sharee Covington, llegaron a la puerta de la casa de la familia.

“Hemos venido a conocer a Emma y saber qué podemos hacer para satisfacer mejor sus necesidades”, dijo Sharee Covington. “¿Estarían dispuestos a contarnos un poco sobre ella?”.

3-year-old Emma Bair rides on a carousel.
Emma Bair at 3 years old in 2017. Her new Primary teachers in the Valley View Ward in the Rexburg Idaho Stake ministered to her and her family. | Melissa Bair

La madre de Emma, ​​Melissa Bair, dijo que después de varios años de evaluaciones audiológicas no concluyentes, esto fue inesperadamente reconfortante. Los maestros se centraron en Emma como persona en su totalidad y no sólo en los retrasos en la comunicación que había experimentado.

Mientras los Bair compartían información sobre el diagnóstico de Emma, ​​los Covington escucharon con compasión. Jay Covington luego dijo simplemente: “Agradecemos que haya compartido eso con nosotros. ¿Estarían dispuesto a hablarnos sobre los intereses y habilidades de Emma?

Bair dijo que entonces sintió una mayor esperanza sobre el futuro de su hija y el amor del Salvador que llenaba su hogar.

“Sus maestros la vieron como una hija de Dios que tenía la capacidad de contribuir, crecer y aprender”, dijo Bair.

‘Es un gozo y lo amamos’

Cuando Laura Collinwood, ahora en la Estaca Monett, Missouri, era una madre joven en Hillsboro, Oregón, tuvo una dulce experiencia con una maestra de la Primaria para su hijo mayor.

Collinwood dijo que se habían mudado lejos de su familia y que se sentía abrumada con tres niños pequeños mientras su esposo parecía estar fuera por largas horas en su nuevo trabajo.

No estaba acostumbrada a que los niños se despertaran a las 5:00 h todos los días y, al crecer en una familia compuesta principalmente por mujeres, no estaba preparada para el nivel de energía que su hijo de 5 años aportaba a su hogar. A menudo oraba para tener más paciencia, pues sentía que se enojaba con demasiada frecuencia.

Entonces, la maestra de la Primaria de su hijo apareció en su puerta con una sonrisa. Ella había traído un auto pequeño envuelto en papel de regalo y una golosina por su cumpleaños.

“Ella me dijo cuánto amaba a mi hijo y lo buen chico que era”, dijo Collinwood. “Me conmovió porque sentí que posiblemente él no sentía tanto amor y paciencia en casa como lo debía estar sintiendo”.

Esta maestra, con un semblante sincero y lleno de amor y gratitud, agradeció a Collinwood por permitirle tener a su hijo en su clase de la Primaria. “Es un gozo y lo amamos”, dijo la maestra.

Collinwood sintió que se le llenaban los ojos de lágrimas. Incluso años después, aunque ha olvidado el nombre de la maestra, recuerda el profundo efecto que tuvo esta visita y cómo la ministración de la maestra de la Primaria bendijo a toda la familia.

“Siempre estaré agradecida por esa visita y la forma en que me ayudó a ser un poco más amable y paciente con mi maravilloso y ocupado hijo”.

A mother stops to hug her young son.
A mother stops to hug her young son. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints

La ministración en la Primaria

El Manual General explica que la Primaria ayuda a los niños a sentir el amor de su Padre Celestial; a aprender sobre Su plan de felicidad; a vivir el evangelio de Jesucristo; y a sentir, reconocer y actuar según la influencia del Espíritu Santo.

La Primaria también es un momento para prepararse, hacer y guardar convenios sagrados mientras los niños participan en la obra de salvación y exaltación de Dios.

Los miembros de la presidencia pueden trabajar con hermanos y hermanas ministrantes, maestros y otras personas para apoyar a los padres. La presidenta de la Primaria ayuda al consejo de barrio a conocer el nombre y las circunstancias del hogar de cada niño para mejorar la ministración a los niños y las familias.

Una actualización del Manual General en julio de 2021 agregó la palabra “ministrar” a las funciones de los líderes de la Primaria. Por ejemplo, la sección 12.3.5 ahora dice sobre los maestros de la Primaria y los líderes de la guardería: “Se llama a estos miembros a enseñar y ministrar a niños de grupos de edades específicos”.

En una entrevista con Church News en julio de 2022 (en inglés), la presidenta general de la Primaria, Susan H. Porter, dijo que un llamamiento de la Primaria es un llamamiento para ministrar.

“Cuando somos llamados a servir en la Primaria, se extiende más allá del tiempo que pasamos con ellos en clase”, dijo la presidenta Porter. “Tenemos la oportunidad de orar por ellos, llegar a conocerlos, tal vez comunicarnos con sus padres sobre cómo podemos apoyarlos mejor”.

Servir en la Primaria puede tener un impacto que cambia la vida no solo de los niños sino también de las líderes. “Y creo que cuanto más tengamos esa visión — que también es un llamado a ministrar a los niños — ayudará a que ese llamamiento se vuelva mucho más rico para nosotros”, dijo. 

A child joins her Primary class in listening to her teacher.
A child joins her Primary class in listening to her teacher. | The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints
HISTORIAS RELACIONADAS
3 cosas que la nueva presidenta general de la Primaria, Susan H. Porter, quiere que las líderes de la Primaria sepan
Trent Toone: How singing a Spanish song in the Primary program blessed many lives
Presidencia general de la Primaria: Debemos preparar a nuestros hijos para que guarden convenios a lo largo de su vida
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.