Menú

Guarden los convenios para recibir ‘ayuda divina’, dicen a los estudiantes el presidente de BYU-Pathway y su esposa

Al guardar los convenios, las personas pueden lograr lo que antes era imposible

El presidente de BYU–Pathway Worldwide, Brian K. Ashton, y su esposa, la hermana Melinda Ashton, fueron líderes de la Misión Texas Houston Sur.

Fue allí donde conocieron al élder Caleb Cooper, un excelente misionero con una tremenda fe y deseo de compartir el evangelio, dijo la hermana Ashton.

Sin embargo, el élder Cooper tenía un desafío: una forma de dislexia que hacía que su cerebro viera las palabras incorrectamente cada vez que las miraba. Esto le dificultaba estudiar las Escrituras, escribir correos electrónicos y otras tareas rutinarias, dijo la hermana Ashton.

Pero el élder Cooper trabajó arduamente para mejorar sus habilidades de lectura y escritura durante su misión, dijo el presidente Ashton. En la actualidad, Cooper es estudiante de BYU–Pathway y está a punto de terminar su licenciatura.

El presidente y la hermana Ashton compartieron la historia de Caleb Cooper durante un devocional pregrabado publicado el miércoles, 19 de septiembre (en inglés).

Su mensaje se centró en el poder de los convenios para ayudar a las personas a lograr lo que de otro modo no podrían lograr por sí mismas.

El presidente Ashton recordó una impresión que recibió durante una entrevista con el entonces élder Cooper: “Sentí que debía decirle que el Señor quería que asistiera a la universidad. ... No hace falta decir que este mensaje fue preocupante para Caleb, ya que siempre había tenido problemas en la escuela. Luego le di una bendición del sacerdocio. En esta bendición, Dios le prometió a Caleb que obtendría un título universitario”.

Después de que Cooper regresó a casa de su misión, el presidente Ashton dijo que periódicamente le recordaba al joven que necesitaba inscribirse en la escuela. Después de cinco años, Cooper finalmente se inscribió a BYU–Pathway.

Más tarde, Cooper le dijo al presidente Ashton que su vida se había estancado en los años previos a inscribirse en BYU-Pathway. Pero durante su primer semestre conoció a su esposa, Sadie. Se casaron durante su tercer semestre.

La escuela no ha sido fácil para Cooper, dijo el presidente Ashton. Ha necesitado adaptaciones y ayuda adicional y, a menudo, ha trabajado más duro que sus compañeros de clase.

“Pero a través de la oración y la confianza en Dios”, obtuvo casi todas las calificaciones más altas, dijo el presidente Ashton. Cooper también recibió mayores responsabilidades laborales, un aumento de sueldo y múltiples ofertas de trabajo. Incluso está considerando realizar una maestría. “Su éxito académico no es algo que ni él ni yo hubiéramos podido predecir cuando estaba en su misión”.

La hermana Ashton dijo que las mejoras de Cooper se produjeron como resultado de sus convenios con el Padre Celestial y Jesucristo.

Cuando Cooper fue bautizado, prometió recordar siempre al Salvador y tomar sobre sí el nombre de Jesucristo, continuó la hermana Ashton. Cooper guardó estos convenios, en parte, al servir en una misión. Ahora guarda sus convenios sirviendo a los demás y compartiendo el Evangelio.

El presidente Ashton añadió que los convenios de Cooper lo hacían elegible para recibir ayuda divina mientras proseguía sus estudios académicos.

“Debido a su dislexia, Caleb no tenía las habilidades que necesitaba para progresar académicamente por sí mismo”, dijo el presidente Ashton. “De hecho, Caleb había intentado durante años aprender a leer y escribir, prácticamente sin éxito. Sin la ayuda de Jesucristo, Caleb podría haber trabajado muy duro pero no haber progresado en su lectura, escritura u otros estudios. Sin embargo, con el poder de Dios, el arduo trabajo de Caleb dio frutos y, con el tiempo, llegó a ser muy capaz de obtener buenos resultados académicos”.

La hermana Ashton dijo que cada persona puede tener el poder de Dios en su vida al hacer y guardar convenios. Si no saben cómo hacer convenios o qué convenios hacer, pueden hablar con misioneros, amigos o líderes locales; si necesitan ayuda para guardar los convenios que ya han hecho, pueden hablar con su obispo; y si ya están guardando sus convenios, “continúen guardándolos y tengan fe en que Dios les dará la ayuda y el poder que necesitan en el momento oportuno”.

El presidente Ashton concluyó testificando de los profetas y apóstoles de Dios y del sacrificio expiatorio de Jesucristo.

“Prometo que si hacen y guardan convenios sagrados con el Padre Celestial y Jesucristo, podrán recibir ayuda con los problemas de su vida que parecen imposibles”, dijo. “Esto me ha pasado a lo largo de mi vida. Sé que les puede pasar a ustedes”.

HISTORIAS RELACIONADAS
Líderes de la Iglesia enfatizan en la educación durante un histórico devocional en español desde de la Ciudad de México
El élder Renlund aconseja a los estudiantes de BYU-Pathway a no ‘traspasar lo señalado’
Dios es ‘una fuente de verdad en la que siempre pueden confiar’, dice el presidente de BYU-Pathway
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.