Menú

Qué tiene que ver Halloween con ‘cumplir el sueño’ de BYU

El hermano y la hermana Tanner hablan durante el foro de Halloween sobre honrar a los muertos — o a los constructores del pasado de BYU

Al pronunciar un discurso conjunto en el foro la mañana de Halloween, el martes, 31 de octubre, el dúo de esposo y esposa John S. y Susan W. Tanner señalaron que tratar de conectar su mensaje con la popular festividad occidental era difícil.

“No ha sido fácil encontrar un tema inspirador para Halloween”, dijo el hermano Tanner a los estudiantes reunidos en el Centro Marriott en el campus de la Universidad Brigham Young.

Sin embargo, señaló la hermana Tanner, Halloween comenzó como un festival religioso llamado “Víspera de todos los santos”, celebrado la noche anterior al “Día de todos los santos” el 1° de noviembre y al “Día de todos los fieles difuntos” el 2 de noviembre. Toda la temporada se llama “Marea de todos los santos”.

“El significado más amplio de estas fiestas es que es un momento para recordar a los muertos”, explicó.

BYU se basa en los sueños y esperanzas de sus fundadores, muchos de los cuales ya fallecieron. “Tenían una visión de lo que sería la universidad. Ustedes habitan sus esperanzas y sueños. Ahora les toca cumplirlos”, dijo el hermano Tanner a los estudiantes.

En el himnario Santos de los Últimos Días hay una canción, “Todos los santos”, escrita originalmente para el “Día de todos los santos”. En él hay una línea que dice: “Perseveraron fieles hasta el fin; como ellos ayer, queremos hoy luchar”.

John S. Tanner y Susan W. Tanner hablan durante un foro de BYU celebrado en el Marriott Center en Provo, Utah, el martes, 31 de octubre de 2023. | Joey Garrison, BYU

Citando el himno, el hermano Tanner declaró: “Hermanos y hermanas, los desafiamos a ustedes, nuestra querida comunidad de BYU, a ser ‘fieles hasta el fin’ al llevar a cabo la misión de BYU. Porque si BYU quiere alcanzar todo su potencial y convertirse en el BYU de la profecía... debemos ser ‘fieles hasta el fin’ al cumplir el sueño de BYU”.

La hermana Tanner, quien sirvió como presidenta general de las Mujeres Jóvenes y fue la autora principal de “Hijas en Mi reino: La historia y la obra de la Sociedad de Socorro”, y el hermano Tanner, quien sirvió como consejero en la presidencia general de la Escuela Dominical y fue profesor y vicepresidente académico de BYU, desempeñaron un papel decisivo en la recopilación y el estudio de los discursos centrados en la misión para un tomo publicado recientemente titulado “Envisioning BYU” (todos los anteriores en inglés) [Visualizando BYU].

A lo largo de sus comentarios, los Tanner, que tienen seis nietos que asisten a la universidad, con frecuencia se refirieron a los estudiantes como sus “nietos”, animándolos a leer, estudiar y comprender los discursos compilados en “Envisioning BYU”. 

El hermano Tanner explicó que BYU tiene su origen, no solo en los discursos, sino también en los mandamientos de las Escrituras, especialmente en Doctrina y Convenios 88, conocida como la hoja de olivo, que contiene el consejo frecuentemente citado de “buscad conocimiento, tanto por el estudio como por la fe”.

El presidente Dallin H. Oaks, primer consejero de la Primera Presidencia, llamó a la hoja de olivo “la primera y más grande revelación de esta dispensación en el tema de la educación”, la “constitución básica” de BYU (“Una casa de fe”, BYU Speeches, agosto 1977).

A continuación, los Tanner compartieron cinco principios que se encuentran en la revelación de la hoja de olivo.

1. ‘Cesad de ser impuros’

Desde el principio, los Santos de los Últimos Días creyeron que la dignidad era esencial para la educación, señaló la hermana Tanner. Doctrina y Convenios 88:124 contiene el mandamiento de “cesad de ser impuros”.

“Este mandamiento se extiende a lo largo de la hoja de olivo. Hay un énfasis repetido en que los estudiantes de la Escuela de los Profetas sean limpios y dignos de calificar para el Espíritu. Claramente, las expectativas de integridad, pureza moral y dignidad no comenzaron con nuestro Código de Honor actual de BYU”.

John S. Tanner y Susan W. Tanner hablan durante un foro de BYU celebrado en el Marriott Center en Provo, Utah, el martes, 31 de octubre de 2023. | Joey Garrison, BYU

2. ‘Enseñaos el uno al otro’

Los estudiantes no sólo deben “ense[ñarse] el uno al otro”, sino que en ocasiones el estudiante y el maestro deben intercambiar roles para que “todos sean edificados de todos” (88:122), continuó el hermano Tanner. “Entonces, nietos, espero que tengan oportunidades interactivas de enseñanza y aprendizaje aquí. Los animo encarecidamente que elijan amigos y compañeros de cuarto de quienes puedan aprender”.

Los individuos deben asumir la responsabilidad de su propio aprendizaje. “No sean lo que un profesor de Harvard llamaba un oyente o un aprendiz “limitado”, dijo el hermano Tanner.

3. Aprendan ‘de cosas tanto en el cielo como en la tierra’

Doctrina y Convenios 88 también enseña que las personas deben aprender ampliamente. “De cosas tanto en el cielo como en la tierra y debajo de la tierra; cosas que han sido, cosas que son... [y] que pronto han de acontecer”. ¿Por qué? “a fin de que estéis preparados en todas las cosas” (Véase D. y C. 88:79-80).

El hermano Tanner señaló que este principio se aplica tanto a la educación como a la exaltación. “Con demasiada frecuencia describimos nuestra meta como ir al templo o llegar al reino celestial, en lugar de que el templo venga a nosotros o convertirnos en personas celestiales, como Dios. … [Dios] no infligirá una vida celestial a aquellos que no aman las cosas celestiales. La cuestión es llegar a ser personas celestiales, no sólo llegar al reino celestial”.

Lo mismo ocurre con la educación, afirmó. “Demasiadas personas confunden la universidad con los títulos. No están aquí sólo para obtener un título, por muy importante que sea. El Señor respalda una educación sorprendentemente amplia. ¿Por qué? “a fin de que estéis preparados en todas las cosas” (88:80). Están aquí para educarse y poder seguir adelante y servir”.

John S. Tanner y Susan W. Tanner hablan durante un foro de BYU celebrado en el Marriott Center en Provo, Utah, el martes, 31 de octubre de 2023. | Joey Garrison, BYU

4. Aprendan ‘tanto por el estudio como por la fe’

Esta combinación es crucial en BYU y para la educación de los Santos de los Últimos Días en general, dijo la hermana Tanner. “El Señor espera que aprendamos tanto con nuestro intelecto como con nuestro espíritu”.

El presidente Spencer W. Kimball, en su discurso centrado en la misión a principios del segundo siglo de BYU, dijo que los Santos de los Últimos Días deberían ser “bilingües”: “Deben hablar con autoridad y excelencia... en el lenguaje académico y también deben saber leer y escribir en el lenguaje de las cosas espirituales”.

La hermana Tanner luego agregó, “Espero que ustedes, jóvenes, cultiven con toda el alma la educación bilingüe que pueden recibir aquí”.

5. Vivan ‘en el vínculo de la caridad’ y del ‘convenio’

En la sección 88, José Smith saluda a los alumnos “en el vínculo de la caridad” y del “convenio”.

El hermano Tanner dijo: “Esto me conmueve hasta el fondo del alma. ¿Se imaginan al profeta saludándolos en el nombre de Cristo y en comunión de convenio cuando entraron a la escuela?

Los estudiantes y profesores deben mantener el espíritu de este saludo en sus corazones. “A menudo me lo repetía mientras me preparaba para interactuar con mis alumnos”, recordó el hermano Tanner. “Animo a todos los profesores y el personal a hacer lo mismo. Al igual que la Escuela de los Profetas, esta comunidad debe estar unida por los lazos de la caridad y el convenio; un lugar donde nos esforzamos por ‘andar conforme a todos los mandamientos de Dios, irreprensible, con acción de gracias’. Este debería ser un lugar de pertenencia al convenio”.

Al compartir algunos de los relatos de los primeros constructores de BYU, el hermano y la hermana Tanner concluyeron alentando a los oyentes a ayudar a cumplir los sueños expresados ​​por esos constructores.

“Esperamos que ahora se sientan, más que nunca, rodeados por los espíritus de quienes han construido BYU”, dijo la hermana Tanner. “Grandes y nobles hombres y mujeres han construido este lugar. A veces se les pagaba con coles y zanahorias. Pero fueron consagrados. Creían en BYU. Creían que Cristo mismo cuida este lugar.

“Que sean ‘fieles hasta el fin’ a su sueño de BYU, como ‘como ellos ayer, queremos hoy luchar’”.

El hermano Tanner notó que cuando los oyentes salieran del Marriott Center, escucharían las campanas del carillón. “El carillón fue dedicado por el presidente Kimball al final de su profético discurso sobre el Segundo Siglo. Cada vez que escucho las campanas, recuerdo lo que dijo cuando las dedicó: ‘Así como estas campanas elevarán los corazones de los oyentes... que la moralidad de los graduados de esta universidad proporcione la música de esperanza para los habitantes de este planeta’”.

HISTORIAS RELACIONADAS
Líderes de la Iglesia nombran oficialmente a C. Shane Reese como decimocuarto presidente de BYU
148° aniversario de BYU. Lea 9 citas de líderes de la Iglesia sobre su destino profético
Los líderes actualizan el código de honor y las normas de vestimenta y apariencia personal para las escuelas de la Iglesia
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.

Se donaron USD$10.4 millones de dólares a través de las máquinas de donativos ubicadas en 61 lugares en siete países.

La carta del 29 de febrero también da instrucciones de que sólo se lleve a cabo la reunión sacramental el Domingo de Pascua de Resurrección.

Los miembros de la presidencia general de la Sociedad de Socorro comparten su entusiasmo por el próximo evento que celebrará el aniversario — y el propósito — de la Sociedad de Socorro.

El Templo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Manhattan, Nueva York, cerrará el 2 de marzo de 2024 para una extensa renovación que se espera que demore tres años.

Estas nuevos presidentes y directoras de obreras de templo han sido llamadas a prestar servicio por la Primera Presidencia. Comenzarán su servicio en septiembre o cuando se dediquen los nuevos templos.

Vea todo lo que sucederá en línea y en persona en RootsTech 2024, la conferencia de historia familiar más grande del mundo.