Menú

Cómo una melodía sencilla se convirtió en una de las favoritas de los fans — la historia detrás de la música de Ilumina el Mundo

La música de fondo en los videos de #IluminaElMundo de la Iglesia es sencilla, pero algo en ella ha cautivado corazones desde el lanzamiento del primer video en 2016

Nota del editor: Este artículo fue publicado originalmente en inglés en LDS Living y ha sido traducido al español por el equipo de Church News.

En 2016, unas pocas notas musicales tocaron la fibra sensible de los corazones de millones de oyentes cuando escucharon la melodía en el primer video de la Iglesia de Ilumina el Mundo.

Hay una especie de magia en esas notas, que recuerda a los espectadores que sus pequeños actos de servicio brindan una luz brillante en un mundo a veces oscuro. A lo largo de los años, los arreglos de la música han variado, pero la forma en que eleva a los demás permanece constante. Ya sea que la melodía incluya piano con un toque de cuerdas, arpa o voces, hay una cierta cualidad en la música que invita al Espíritu y acerca a los espectadores a Cristo.

Pero, ¿de dónde surgió la melodía y cómo se combinó con los videos de Ilumina el Mundo todos los años? Aquí hay un vistazo detrás de escena de la creación de la música que resuena con tantos.

Del estudio al video

Si bien los escritores de la melodía de Ilumina el Mundo prefieren permanecer en el anonimato, Christian Pulfer, quien produjo la música de Ilumina el Mundo y la partitura del video de la Iglesia “El Niño Jesús”, puede explicar el proceso.

“Creamos toda la composición desde cero”, dice, y explica que su socio y un compositor de Nashville tendrían técnicamente crédito como autores. Pero no era una pieza encargada que la Iglesia hubiera pedido específicamente. En cambio, Pulfer se la presentó a la Iglesia pensando que podría ser una buena opción para un proyecto futuro.

Más adelante, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días decidió lanzar una nueva campaña — una campaña basada en la idea de cómo las personas podrían celebrar la temporada navideña haciendo pequeños actos de bondad como el Salvador. Un nuevo video para la campaña ya se estaba preparando. Solo había un problema — la música no era la adecuada.

“Teníamos una visión en nuestra mente de cómo debería ser el video, y más especialmente cómo debería sentirse. Y… las cosas no estaban funcionando”, dice Jeff Taylor, director creativo ejecutivo de la iniciativa Ilumina el Mundo de la Iglesia.

Ninguna de las piezas musicales que se habían probado parecía encajar en el video durante las ediciones. Entonces, el equipo continuó buscando en su biblioteca de música y finalmente se encontró con la pista que Pulfer había presentado anteriormente — una grabación de dos minutos llamada “Diligence” [Diligencia]. Pusieron la música en el video, y de repente, algo encajó.

“De repente, el video comenzó a sentirse como queríamos que se sintiera, y coincidía con la sensación de Navidad”, recuerda Taylor. “Todos sentimos algo en nuestro interior, … como, ‘Oh, esto podría ser correcto”.

Un ajuste personalizado

Una vez que la pista se emparejó con el video, los siguientes pasos se centraron en adaptarlo al proyecto.

“Dijimos, ‘Esta bien, ¿qué les parece esta instrumentación aquí? ¿Y qué tal un poco menos de estas cuerdas allí? ¿Y qué tal un oleaje musical más grande en este momento? ¿Y qué tal si se resuelve un poco más tranquilamente aquí? Simplemente se trata de masajear ambos elementos hasta que funcionen en armonía”, explica Taylor.

Después de hacer todos los ajustes necesarios, todo estuvo finalmente listo para comenzar, y los oyentes de todo el mundo escucharon la melodía de Ilumina el Mundo por primera vez en 2016. Al año siguiente, la Iglesia creó un segundo video de Ilumina el Mundo — solo que esta vez se puso música diferente. Pero al final, la Iglesia decidió volver a la composición original porque parecía que faltaba algo cuando probaron una pieza diferente. Desde entonces se utiliza la misma música.

Pero, aunque la melodía siga siendo la misma, cada año sufre modificaciones y ajustes para que encaje a la perfección con el video que se estrena. Pulfer, que reside en Los Ángeles, sigue involucrado en el proyecto y explica cómo es el proceso. Han traído músicos al estudio de grabación que son imposibles de superar en vivo, dice, como el arpista de la Filarmónica de Los Ángeles. Y cuando no están grabando en Los Ángeles, a menudo graban de forma remota en Nashville y, a veces, en París.

También es un proceso que requiere mucho tiempo: la música grabada para el video de 2022 comenzó en julio y finalizó en octubre, pasando por múltiples revisiones a medida que se editaba el video para que ambos coincidieran perfectamente. Pero el trabajo bien vale la pena. A lo largo de los años, la melodía de Ilumina el Mundo se ha utilizado de diversas formas. Taylor estima que la música se ha incorporado en 50 o 100 videos para la Iglesia (se crean diferentes versiones de los videos [en inglés] para diferentes áreas del mundo). Y si los oyentes prestan mucha atención, incluso escucharán la melodía en el mensaje de Navidad de 2022 del presidente Russell M. Nelson.

Taylor continúa explicando que una buena pieza musical es vital en un video, ya que ayuda a que la narrativa avance. Pero lo que es especialmente poderoso de esta pieza es ver cómo ha conmovido los corazones de tantas personas.

“Música verdaderamente inspirada”

Los oyentes han comentado a menudo cómo les ha conmovido la música de Ilumina el Mundo. “¿Quién diría que un simple intervalo de quinta perfecta podría hacerme llorar casi al instante?” escribió un espectador en YouTube. Otra persona compartió, “Ojalá supiera cuál es esta canción para poder repetirla”. Y otro individuo añadió (todos en inglés), “Esas dos notas me hacen sentir especial”.

Tom Pratt, quien ha trabajado en la campaña de Ilumina el Mundo de la Iglesia, dice que una música tan especial como esta puede ser difícil de encontrar.

“A lo largo de mi carrera, me he dado cuenta de lo difícil que es encontrar la música adecuada para subrayar un mensaje en particular. Por eso admiro al brillante compositor de la partitura de Ilumina el Mundo. Esta dulce melodía ofrece notas sencillas de reverencia que afirma la vida y se convierten en una gozosa celebración de la luz de Cristo en el mundo y del poder de Su luz dentro de cada uno de nosotros. ¡No es poca cosa! Pero ese es el poder de la música verdaderamente inspirada”, dice.

Pulfer agrega que es difícil articular exactamente por qué las notas son tan significativas y edificantes. Pero una de las razones por las que siente que la música es única desde el punto de vista de la grabación es porque tiene cierta intimidad; sonidos como los dedos moviéndose sobre los trastes de una guitarra se dejan intencionalmente en las grabaciones, dando a la música un toque más personal.

“Ese tipo de vulnerabilidad en el medio musical de la expresión artística es, desde mi perspectiva, una de las cosas únicas que nos ayuda a relacionarnos con la música, porque la vulnerabilidad es, al final del día, cómo… todos nos relacionamos entre nosotros. La vida es una experiencia emocional. Y la música habla un lenguaje comprensible universal que es muy emotivo. Y permitir que la música revele sus inseguridades, tal vez, y las imperfecciones detrás de toda la notación, los arreglos y la instrumentación que componen esa grabación, siento que es una de las cosas que hace que esta pieza sea mágica”.

Taylor observa que también hay un elemento espiritual en la música que refleja la historia del nacimiento del Salvador en las Escrituras.

“Piensas en cómo [a medida que] se desarrolla la historia en Lucas 2, hay momentos pequeños y tiernos y hay momentos grandiosos. Y esta pista de música en particular... toca ambos elementos”, dice. “Si piensas en esa primera noche de Navidad, fue cuidadosamente orquestada — había una hueste celestial, alababan a Dios y cantaban. Y creo que el canto ayudó a cimentar en los corazones de los pastores la magnanimidad del momento”.

De manera similar, las notas simples de la música en los videos de Ilumina el Mundo ayudan a solidificar en el corazón de los oyentes su testimonio del Salvador. A través de esa sencilla melodía, sienten Su luz y la comparten con los demás, lo cual es un regalo en sí mismo. Y de eso se trata realmente Ilumina el Mundo.

“Creo que la música es un regalo de Dios”, concluye Taylor, “en el que Él se complace cuando lo usamos para glorificar Su nombre”.

HISTORIA RELACIONADA
7 videos de #IluminaElMundo para ver esta Navidad
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.