Menú

Muere a los 89 años, el élder Rex D. Pinegar — Autoridad General emérito y siervo incansable del Evangelio

El élder Rex D. Pinegar y la hermana Bonnie C. Pinegar. El élder Pinegar murió el 24 de junio de 2021. La hermana Pinegar falleció el 6 de febrero de 2021. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Élder Rex D. Pinegar, Setenta emérito, que serviu como Autoridade Geral por várias décadas, faleceu no dia 24 de junho de 2021, em Holladay, Utah. Ele tinha 89 anos. Crédito: Paul Barker,Deseret News

El élder Rex D. Pinegar, un Setenta Autoridad General emérito que vivió una vida definida por la dedicación y el servicio a su familia y su fe, murió el jueves 24 de junio en Holladay, Utah. Tenía 89 años.

Los Santos de los Últimos Días de todo el mundo llegaron a conocer al élder Pinegar durante sus varias décadas de liderazgo como Autoridad General, presidente de misión y presidente de templo. Le precedió en la muerte su esposa, la hermana Bonnie Lee Crabb Pinegar, quien falleció el 6 de febrero de 2021.

Servir en el Evangelio nunca fue una tarea para el élder Pinegar. Cada asignación de la Iglesia fue una aventura y una bendición.

“Qué gran privilegio es servir al Señor y esforzarnos por ser un instrumento eficaz en Sus manos”, dijo a Church News en 1989 después de su llamado a la Presidencia de los Setenta. “Esta es la fuente del verdadero gozo en cualquier lugar o en cualquier función que sirvamos”.

El nativo de Utah era un hombre relativamente joven — de 41 años — cuando fue llamado al Primer Consejo de los Setenta el 6 de octubre de 1972. Cuatro años más tarde fue llamado al Primer Cuórum de los Setenta.

Élder Rex D. Pinegar, Setenta emérito, que serviu como Autoridade Geral por várias décadas, faleceu no dia 24 de junho de 2021, em Holladay, Utah. Ele tinha 89 anos.
Élder Rex D. Pinegar, Setenta emérito, que serviu como Autoridade Geral por várias décadas, faleceu no dia 24 de junho de 2021, em Holladay, Utah. Ele tinha 89 anos. | Crédito: Paul Barker,Deseret News

El élder Pinegar sirvió en la Presidencia de los Setenta durante seis años, incluyendo dos años como presidente principal. También sirvió en la presidencia general de los Hombres Jóvenes, como presidente del Área Sudoeste de América del Norte y como miembro de las presidencias de las áreas de Asia, Sudeste de América del Norte y Sudoeste de América del Norte.

También presidió las misiones de Carolina del Norte-Virginia y Virginia Roanoke de 1971 a 1974. De 2002 a 2005, el élder y la hermana Pinegar sirvieron juntos en el Templo de Mount Timpanogos Utah como presidente y líder de las obreras del templo, respectivamente.

Los Pinegar formaron un “equipo” formidable en su hogar y en sus deberes en la Iglesia.

“Poder ir a cumplir las asignaciones y saber que Bonnie no solo me apoya, sino que también quiere que sirva ha significado mucho”, dijo una vez sobre su esposa. “Puedo ir sin reservas y siempre he sentido que los mismos principios que voy a enseñar son los mismos que ella está enseñando en el hogar en mi ausencia. Agradezco mucho a mi esposa y su apoyo”.

Nacido el 18 de septiembre de 1931 en Orem, Utah, hijo de John F. y Grace Pinegar, Rex D. Pinegar creció en una familia numerosa — tenía nueve hermanos — donde aprendió lecciones que le sirvieron durante toda su vida.

“Al recordar las cosas que he aprendido, probablemente una de las lecciones más importantes es la de la obediencia”, dijo el élder Pinegar en una entrevista. “Hubo muchas cosas que me ayudaron a aprender eso, pero creo que lo más sobresaliente fue el ejemplo y la expectativa de mi padre con respecto a nuestra actitud hacia nuestra madre. Cuando nos pedía que hiciéramos algo, siempre se esperaba que la respuesta fuera: “Sí, señora”. No teníamos la actitud de que teníamos que ser obedientes; solo queríamos hacer lo que ella pedía.

“La obediencia se enseñó con amor. Nuestra madre nos amaba para que hiciéramos lo correcto según sus expectativas, su sonrisa y su fe. Sabíamos que ella no solo tenía fe en el Señor, sino que también tenía fe en sus hijos. Decepcionarla sería muy difícil para nosotros”.

Se convirtió en marinero cuando aún era un adolescente, sirviendo en la Marina de los Estados Unidos durante cuatro años antes de inscribirse en la Universidad Brigham Young con planes de convertirse en maestro. Poco tiempo después, el 24 de enero de 1955, él y Bonnie, una amiga de la infancia, se casaron en el Templo de Salt Lake.

Los Pinegar son padres de seis hijos — Kevin, Lisa, Suzanne, Shelley, Kristen y Amy — y abuelos de más de 60 nietos y bisnietos.

Después de recibir una licenciatura de BYU en 1958, realizó un trabajo de posgrado en San Francisco State College y la Universidad del Sur de California para obtener su maestría y doctorado en educación.

En California, fue misionero de estaca, líder de grupo de cuórum de los setenta y superintendencia de la YMMIA de estaca, y enseñó Seminario e Instituto de religión.

Después de recibir su doctorado en 1965, se convirtió en miembro de la facultad de educación especial de BYU y luego se convirtió en presidente del departamento de psicología educativa en la Facultad de Educación.

Servía en la junta general de la Escuela Dominical cuando fue llamado en 1971 para ser presidente de misión. Se convirtió en Autoridad General un año después.

Cuando no cumplía con una asignación eclesiástica, el élder Pinegar disfrutaba de placeres simples como estar con su familia, trabajar en el jardín y su patio.

Los servicios funebres están pendientes.

BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.