Menú

‘La Iglesia no se canceló — simplemente el servicio se llevó a cabo afuera’: Congregación en Inglaterra ayudó a los vecinos después de la tormenta Arwen

Huge waves crash the against the lighthouse in Seaham Harbor after gusts of almost 100 miles (160 km) per hour battered some areas of the country during Storm Arwen, in Durham, England, Saturday Nov. 27, 2021. The Met Office issued a rare red warning for wind from 3pm on Friday to 2am on Saturday as the first winter storm was set to batter the country. (Owen Humphreys/PA via AP) Crédito: Owen Humphreys, Associated Press
A car lies under fallen masonry from a property after gusts of almost 100 miles (160 km) per hour battered some areas of the country during Storm Arwen, in Roker, Sunderland, England, Saturday Nov. 27, 2021. The Met Office issued a rare red warning for wind from 3pm on Friday to 2am on Saturday as the first winter storm was set to batter the country. (Owen Humphreys/PA via AP) Crédito: Associated Press
Crédito: Captura de pantalla, Google Maps
Los miembros de la Rama Alnwick derriban una cerca dañada mientras prestaban servicio el domingo, 28 de noviembre de 2021, luego de la devastadora tormenta Arwen en el Reino Unido. Crédito: Nikki Fowers
Jonathan Kay, presidente del cuórum de élderes de la Rama Alnwick, retira los escombros de un jardín el domingo, 28 de noviembre de 2021 en Alnwick, Inglaterra. Crédito: Nikki Fowers
Derek Roughton de la Rama Alnwick. La única persona en su pueblo al noreste de Inglaterra que tenía una forma de calentar agua después de que la tormenta Arwen dejara sin electricidad a muchos en todo el Reino Unido a finales de noviembre de 2021, hirvió Crédito: Nikki Fowers
Miembros de la Rama Alnwick ayudan a limpiar los daños y los escombros causados por la tormenta Arwen. El servicio se prestó el domingo, 28 de noviembre de 2021 en el norte de Inglaterra. Crédito: Nikki Fowers
Miembros de la Rama Alnwick en el norte de Inglaterra llevan una cerca dañada mientras prestan servicio el domingo, 28 de noviembre de 2021, luego de la tormenta Arwen. Crédito: Nikki Fowers
Los miembros de la Rama Alnwick reparan un trampolín el domingo, 28 de noviembre de 2021. Los muebles de jardín, el mobiliario y los equipos resultaron dañados con escombros que volaron en la tormenta Arwen, un ciclón extratropical que azotó el Reino Unid Crédito: Nikki Fowers
Vehicles travel tentatively on the snow-covered A53 close to Buxton in Derbyshire, amid freezing conditions in the aftermath of Storm Arwen, England, Sunday, Nov. 28, 2021. (Jacob King/PA via AP) Crédito: Associated Press

La tormenta Arwen llegó el viernes, 26 de noviembre, con los peores vientos que han azotado las Islas Británicas en cuatro décadas y que azotaron particularmente las costas orientales de Escocia y el norte de Inglaterra.

| Crédito: Captura de pantalla, Google Maps

El ciclón extratropical de la temporada de tormentas de viento 2021-22 de la región fue todo menos tropical, llevando aire frío del Ártico en ráfagas de casi 160 kilómetros por hora, con nieve, hielo, y lluvia a su paso, provocando tres muertes, importantes daños materiales y dejando unas 300.000 personas sin electricidad en todo el Reino Unido.

Dos días después, la Rama Alnwick— la congregación de Santos de los Últimos Días más septentrional de Inglaterra — pasó de los servicios dominicales a prestar servicio dominical para ayudar a las personas de los pueblos y aldeas circundantes que aún se estaban recuperando del devastador impacto de la tormenta Arwen.

El presidente James Perry, presidente de la Rama Alnwick, decidió que, debido a la interrupción y las continuas dificultades, la rama debía cambiar sus servicios de adoración regulares el domingo, 28 de noviembre. Después de una breve reunión de Zoom, los miembros se dividieron en grupos de trabajo en temperaturas bajo cero para ayudar a los residentes locales en Alnwick y sus alrededores, la histórica ciudad del condado de Northumberland en el noreste de Inglaterra.

“La Iglesia no se canceló — simplemente los servicios se llevaron a cabo afuera para realizar una lección práctica de servicio y caridad”, dijo el presidente Perry.

Los miembros de la Rama Alnwick derriban una cerca dañada mientras prestaban servicio el domingo, 28 de noviembre de 2021, luego de la devastadora tormenta Arwen en el Reino Unido.
Los miembros de la Rama Alnwick derriban una cerca dañada mientras prestaban servicio el domingo, 28 de noviembre de 2021, luego de la devastadora tormenta Arwen en el Reino Unido. | Crédito: Nikki Fowers

Jonathan y Vivien Kay, presidente del cuórum de élderes de la rama y presidenta de la Sociedad de Socorro respectivamente, dijeron que se sentían “muy bendecidos” por el hecho de que la electricidad volviera después de 19 horas. Estaban listos para responder a la invitación del presidente Perry para el servicio dominical.

“Después de ponernos ropa de domingo para participar de la Santa Cena, nos pusimos ropa de trabajo y salimos a ayudar”, dijo Vivien Kay. “La ayuda que pudimos brindar nos calentó física y espiritualmente”.

Decenas de miles de personas seguían sin electricidad cuatro y cinco noches después en el peor apagón masivo en el Reino Unido en décadas. Muchos residentes se vieron obligados a cocinar al aire libre utilizando fogatas o estufas al aire libre.

Tres personas murieron por la caída de árboles en la tormenta que obtuvo una rara advertencia de la Oficina Meteorológica de Gran Bretaña. Los vehículos de apoyo comunitario entregaron agua caliente, bebidas y estaciones para cargar teléfonos a los afectados.

Jonathan Kay, presidente del cuórum de élderes de la Rama Alnwick, retira los escombros de un jardín el domingo, 28 de noviembre de 2021 en Alnwick, Inglaterra.
Jonathan Kay, presidente del cuórum de élderes de la Rama Alnwick, retira los escombros de un jardín el domingo, 28 de noviembre de 2021 en Alnwick, Inglaterra. | Crédito: Nikki Fowers

Miembros de la rama de todas las edades se reunieron para ayudar a mover techos, paredes y cercas destruidas. Barrieron vidrios rotos, volvieron a erigir invernaderos y muebles de jardín y derribaron cobertizos dañados, dijo el presidente Perry. Otros miembros visitaron y contactaron a quienes no tenían electricidad ni comunicación.

Todas las organizaciones de la rama trabajaron juntas en los esfuerzos de recuperación, dijo. “A través de las redes sociales, pudimos extender nuestro servicio más allá de nuestros compañeros Santos de los Últimos Días y vecinos, y pudimos conocer personas nuevas que se ofrecieron para ayudar a ordenar las propiedades, hacer reparaciones simples y otras tareas sencillas”.

Nikki Fowers, la presidenta de la Primaria de la rama, dijo que el piso de la casa de su familia no sufrió ningún daño, pero que había muchos árboles que se habían caído en el pueblo. Ansiosos por ayudar a otros, los miembros estaban listos y dispuestos cuando el presidente Perry publicó en la página de Facebook de la ciudad, preguntando si alguien necesitaba ayuda.

“Una de las personas a las que servimos perdió el techo de su negocio y necesitaba ayuda para traer el techo del jardín del vecino y mover los muebles que quedaron”, dijo Fowers, agregando que 15 miembros trabajaron en ese proyecto.

Miembros de la Rama Alnwick ayudan a limpiar los daños y los escombros causados por la tormenta Arwen. El servicio se prestó el domingo, 28 de noviembre de 2021 en el norte de Inglaterra.
Miembros de la Rama Alnwick ayudan a limpiar los daños y los escombros causados por la tormenta Arwen. El servicio se prestó el domingo, 28 de noviembre de 2021 en el norte de Inglaterra. | Crédito: Nikki Fowers

La mujer dijo que el grupo de miembros de la rama le había ahorrado días de trabajo. “También comentó que nunca había visto tantos miembros de la Iglesia en su vida”, dijo Fowers. “Resultó ser no solo una gran oportunidad para que mi familia sirviera, sino también para ayudar a presentar a las personas La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”.

Los esfuerzos ​​del servicio improvisado del día de reposo fueron experiencias memorables para los hijos adolescentes de Fowers.

“Era incómodo preguntarle a la gente si podíamos ayudar, pero también fue emocionante”, dijo Bella Fowers, de 17 años.

Su hermano de 16 años, Zach, agregó: “¡Fue emocionante e intimidante ver todo el daño! Me sentí muy bien sirviendo a las personas de mi comunidad local”.

Derek Roughton de la Rama Alnwick. La única persona en su pueblo al noreste de Inglaterra que tenía una forma de calentar agua después de que la tormenta Arwen dejara sin electricidad a muchos en todo el Reino Unido a finales de noviembre de 2021, hirvió agua y calentó sopa para sus vecinos.
Derek Roughton de la Rama Alnwick. La única persona en su pueblo al noreste de Inglaterra que tenía una forma de calentar agua después de que la tormenta Arwen dejara sin electricidad a muchos en todo el Reino Unido a finales de noviembre de 2021, hirvió agua y calentó sopa para sus vecinos. | Crédito: Nikki Fowers

Algunos miembros quedaron aislados debido a cables eléctricos dañados, pero trataron de ayudar a los que les rodeaban. Un miembro de la rama — Derek Roughton — era el único en su pueblo que tenía una forma de calentar agua. Con su cocina de gas, hirvió agua y calentó sopa para sus vecinos.

“Sabía que no podíamos simplemente buscar refugio en nuestra capilla e ignorar a nuestros miembros y miembros de la comunidad que se estaban recuperando del daño que había causado la tormenta”, dijo el presidente Perry. “Se sintió bien estar ahí afuera y hacer lo que haría nuestro Salvador Jesucristo”.

Los miembros de la Rama Alnwick reparan un trampolín el domingo, 28 de noviembre de 2021. Los muebles de jardín, el mobiliario y los equipos resultaron dañados con escombros que volaron en la tormenta Arwen, un ciclón extratropical que azotó el Reino Unido.
Los miembros de la Rama Alnwick reparan un trampolín el domingo, 28 de noviembre de 2021. Los muebles de jardín, el mobiliario y los equipos resultaron dañados con escombros que volaron en la tormenta Arwen, un ciclón extratropical que azotó el Reino Unido. | Crédito: Nikki Fowers
BOLETÍN
Reciba los aspectos destacados de Church News gratis en su bandeja de entrada semanalmente. Escriba su dirección de correo electrónico a continuación.